Compra tu Seat Inca de ocasión en AutoScout24

Seat Inca

SEAT Inca: sucesor del SEAT Terra

El SEAT Inca es una furgoneta pequeña que deriva del utilitario Ibiza de segunda generación y se fabrica de 1995 hasta 2003, cuyo nombre viene del municipio de Inca, situado en Mallorca, Islas Baleares, España. Presentada en 1995 en el Salón del Automóvil de Barcelona se vende en tres versiones, disponibles de segunda mano: Kombi, Kombi Plus y Van con un total de 173.133 unidades vendidas, fabricadas en Martorell –Cataluña, España- y General Pacheco –Argentina-.

Como vehículo comercial, sucesor del SEAT Terra, mide 4.207 mm de largo, 1.696 de ancho y 1.836 mm de alto con 2.601 mm de batalla, destaca por su capacidad de carga y aprovechamiento de los espacios de la caja que tiene un volumen que admite 2900 litros de capacidad en la versión Van. La SEAT Inca, con pesos que oscilan entre 1.035 y 1.135 kg de peso –según versiones-, tiene un modelo idéntico en la marca Volkswagen, el Caddy. Estéticamente, ambas furgonetas eran casi iguales, con diferencias en la calandra y el color de los intermitentes delanteros –de plástico transparente en la Inca y ámbar en la Caddy-.

La SEAT Inca hereda los motores de acceso y potencia media del Ibiza

La furgoneta de la marca española monta motores de 4 cilindros, dos diésel y dos gasolina, combinados, todos ellos, con transmisiones manuales de 5 velocidades –disponibles entre los coches usados-. Los primeros tienen una cilindrada de 1.9 litros y 64 CV de potencia con inyección directa o indirecta. Mientras que los gasolina son de 1.4 y 1.6 litros que rinden 60 y 75 CV de potencia, respectivamente.

Al final de su vida comercial, el motor 1.6 litros gasolina y el motor diésel de inyección indirecta dejan de comercializarse y la gama se queda con los bloques 1.4 de 60 CV y 1.9 SDI de 64 CV. Un detalle destacable es que nunca monta el propulsor 1.9 TDI de 90 CV de potencia que sí está disponible en su prima hermana Volkswagen Caddy.

Las prestaciones del motor 1.4 son de 18,8 segundos de 0 a 100 km/h y 142 km/h de velocidad máxima. El 1.6 acelera de 0 a 100 km/h en 15,2 segundos y alcanza una velocidad máxima de 155 km/h. Las dos mecánicas diésel atmosféricas cogen 144 km/h de velocidad máxima y aceleran de 0 a 100 km/h en más de 20 segundos, la de inyección indirecta suma medio segundo respecto a la de inyección directa.

Prestaciones muy modestas que se traducen en consumos muy reducidos gracias a la escasa cilindrada y potencia de estos bloques propulsores diésel y gasolina, atmosféricos. Precursores de cifras de gasto ínfimas –en torno a 5 litros de media a los 100 km-, sobre todo en motores de gasóleo, con rendimientos notables y buenas sensaciones al volante de aceleración y empuje en los SEAT Ibiza y León, utilitario y compacto –respectivamente- de la marca española.

Números que pocos años después anuncian estos modelos utilitarios y compactos del fabricante de Martorell con motores turbodiésel de entre 90 y 150 CV de potencia con rendimientos prestacionales elevados.

Los dos primeros años de comercialización de la SEAT Inca obtienen los mejores resultados de ventas del modelo.

Desde el lanzamiento del modelo comercial español en 1995 hasta el fin de su vida en el mercado de vehículos nuevos en 2003 se producen y venden más de 173.000 unidades de la SEAT Inca. Su producción total por año, fabricadas en SEAT y en otras plantas del grupo Volkswagen, en 1998, es de 24.934 furgonetas, de las que 7.708 unidades son de la versión Kombi; en 1999 la cifra asciende a 27.794 unidades, de las que 8.573 furgonetas son versión Kombi; en el año 2000 se fabrican 21.862 furgonetas, de las que 5.534 unidades son Kombi; en 2001 desciende la producción a 20.523 unidades, de las que 5.316 son versión Kombi; al año siguiente continúa la caída con 15.681 furgonetas, de las que 3.879 son Kombi; y en el año 2003 se acaba la fabricación del SEAT Inca con 10.132 unidades de la que 2.150 furgonetas son de la versión Kombi.

A pesar de ser un vehículo comercial, el SEAT Inca innova con una versión eléctrica que no llega a producción

El SEAT Inca Electric, un prototipo eléctrico del modelo de producción, se revela a finales de 1995, pero se presenta dos años más tarde, en 1997, con un motor eléctrico de 17,5 kW que puede alcanzar 22 kW de potencia durante 5 minutos. Este alarde tecnológico del segmento comercial de la marca española permite alcanzar una velocidad máxima de 100 km/h con una autonomía –distancia total que puede recorrer- que oscila 75 entre 130 km.

En la Feria Internacional de Tecnología de Hannover, Alemania, del año 1998, SEAT presenta su Inca Electric 2 con un motor más potente que el de su antecesor de la primera generación que rinde 60 kW de potencia, alcanza una velocidad máxima de 130 km/h y una acelera de 0 a 100 km/h en 21,6 segundos. Todo con una autonomía que se elevaba respecto al prototipo ya que puede recorrer una distancia total que va desde 150 km en ciudad a 260 km en carretera, a una velocidad constante y máxima de 50 km/h.

El mismo año en el que empieza a desarrollarse este prototipo eléctrico de la furgoneta española, 1997, la SEAT Inca recibe el premio de Comercial do Ano –Comercial del Año- en el país vecino, Portugal.