Saltar al contenido principal
En estos momentos, los servicios que ofrece AutoScout24 están limitados por trabajos de mantenimiento. Esto afecta a algunas funciones, como el contacto con los vendedores, el inicio de sesión o la gestión de los vehículos para la venta.

Mini 1300

El MINI 1300 nace con John Cooper, campeón del mundo de F1, preparador y amigo del diseñador -Sir Alec Issigonis- del utilitario inglés, muy valorado como coche usado, que convence a este de la posibilidad de aumentar el rendimiento mecánico del MINI para hacerlo más competitivo.

Modelos alternativos

El MINI 1300, un coche histórico que resucita en los años 90

Tras el primer Mini Cooper con casi 1 litro de cilindrada y 55 CV, en 1963, su mecánica aumenta de cilindrada y potencia hasta algo más de 1 litro y 70 CV de potencia. En 1964 un Cooper S gana el Rally de Montecarlo y al año siguiente vuelve a alzarse con la victoria. Esta vez se trata de un MINI 1300, con 1.275 cm3 y 78 CV de potencia. La leyenda de este modelo crece a la vez que su palmarés en los rallys.

La siguiente evolución llega de la mano de la desaparecida marca británica Rover que, en 1990, presenta el Mini Cooper de 1.275 cm3 y 63 CV a 5.550 rpm. En 1996 la cuarta generación, aún con la carrocería original del modelo de 1961 y leves retoques estéticos, disponible de segunda mano, aporta un John Cooper S Works de 90 CV de potencia.

En lo que a habitabilidad se refiere las plazas traseras son poco accesibles por lo bajito que es, al igual que el maletero. Destaca su salpicadero, de madera, artesanal con el cuadro de mandos frente al conductor ya que los modelos de los años 90 no lo montan en el centro como los modelos anteriores y posteriores.

El MINI 1300, un portento deportivo en formato micro

El MINI 1300 o MINI Cooper de Rover lleva un bloque de 4 cilindros y 1.275 cm3 que da 63 CV, mediante un cambio manual de 4 velocidades cortas que transmite la potencia a las ruedas delanteras. Sus 690 kg de peso, sin controles electrónicos de ayuda a la conducción de ningún tipo, sostienen una carrocería de 3.055 mm de largo y 1.510 de ancho.

La posición de su volante es casi horizontal y el conductor va sentado como en una silla. Además su habitáculo no deja mucho espacio entre los pedales, muy pegados. En curva, unas suspensiones tan duras como la dirección, sin asistencia, lo hacen muy eficaz. Además, sus 2.035 mm de batalla son suficientes para ofrecer estabilidad, debido a la mínima distancia que hay entre el habitáculo y el suelo.

Opiniones sobre vehículos Mini 1300

1 Valoraciones

5,0