Saltar al contenido principal
En estos momentos, los servicios que ofrece AutoScout24 están limitados por trabajos de mantenimiento. Esto afecta a algunas funciones, como el contacto con los vendedores, el inicio de sesión o la gestión de los vehículos para la venta.

Vídeo| Prueba Mini Cabrio John Cooper Works: un “coche burbuja” bien hecho

El Mini Cabrio JCW es la versión tope de la gama Cabrio de Mini. Tiene un motor turbo de 231 CV y, con tracción delantera y cambio automático, está preparado para ofrecer una conducción altamente deportiva en la que, seguro, agradecerás que lleva frenos “gordos” de serie.

Si os gustan los descapotables, normalmente miraréis uno biplaza. Con 4 plazas son más prácticos, si esa palabra cabe junto a “descapotable”, y mantienen la esencia de la conducción sin techo. Lo malo es que no hay muchas opciones donde elegir y, menos, a precio “popular”. El Mini Cabrio puede satisfacer tus necesidades desde la versión básica “One” y hacerlo a un precio muy interesante. Pero, lo sentimos, en esta ocasión no vamos a hablar de él, sino de su opuesto: el Mini Cabrio JCW. Por cierto, en el siguiente enlace te damos unas recomendaciones para lavar un cabrio.

Con 231 CV, es la versión más potente y deportiva de la gama y, también, la más cara. Y es un “coche burbuja” porque, pese a su alto precio, no hay otro cabrio de 4 plazas tan potente por esa cantidad. En esta prueba, vamos a conocerlo bien y, además, valorar si merece la pena gastar el dinero en este coche o es mejor mirar a otro modelo, aunque no sea tan potente. Es algo que, también, desarrollamos en el vídeo que hemos subido a nuestro canal de You Tube y que te invitamos a ver.

VIDEO

Dónde se sitúa el Mini Cabrio

1 mini cabrio jcw apertura

Según la web oficial, la gama del Mini Cabrio está disponible desde 27.250€ con un motor de gasolina de 102 CV, aunque en www.autoscout24.es puedes encontrar ofertas y buenas oportunidades.

Es un coche que, por precio de partida, se sitúa en torno al Mazda MX-5 o el VW T-Roc Cabrio. El primero, ojo, es de dos plazas.

BMW te ofrece el Serie 2 Cabrio, que también tiene 4 plazas, pero a un precio de partida muy superior al del Mini. La duda que puede surgir es: por el precio del Mini Cabrio JCW, que es de 44.200 €, ¿no será mejor comprar un BMW Serie 2 Cabrio?. Pues, mira, sí. No lo dudes, el BMW es mejor coche y mejor descapotable que el Mini. Aquí tienes información sobre el coupé. Pero, por más o menos el mismo precio, no tiene 231 CV, ni la deportividad del Mini, ni su personalidad. Por eso, el Mini Cabrio JCW es un “coche burbuja”.

Cómo son las plazas del Mini Cabrio

14 mini cabrio jcw habitaculo descapotado 2

Como adelantábamos antes, el Mini Cabrio es un descapotable de 4 plazas. Tiene dos muy buenas plazas delanteras, hablamos de espacio, y, si las personas que van en ellas son menudas, habrá sitio para dos ocupantes, menudos también, en las traseras. Pero, a poco que conductor o acompañante superen el 1,70 de altura, el espacio para los pasajeros traseros va quedándose muy reducido. Hasta el punto de que, si hablamos de personas altas en las plazas delanteras, las traseras quedan anuladas porque el asiento delantero toca con el asiento trasero.

Pero siempre están ahí, y ese es un valor añadido. Para un apuro, un viaje corto o en caso de una necesidad, siempre tienes 4 plazas.

Todos los puestos tienen reposacabezas y cinturones de seguridad de 3 puntos de anclaje.

Sí puede resultarte chocante que, en las plazas traseras, no puedas bajar tú mismo las ventanillas. Ojo, sí que se bajan, pero ha de hacerlo, únicamente, el conductor y, atención, ambas ventanillas a la vez. Esto nos parece una aberración al confort. No porque no tengan un botón detrás para manejarlas yo, sino porque después de pagar un mínimo de unos 27.000 € por el coche, tenga que ponerme de acuerdo con mi acompañante de detrás si queremos ir con las ventanillas subidas o bajadas.

Un detalle que te gustará es que tiene los respaldos traseros abatibles 50/50 por lo que puedes ampliar el espacio del maletero. Este tiene una capacidad de 215 litros con la capota puesta y de 160 con ella quitada.

Cómo es el Mini Cabrio como descapotable

24 mini cabrio jcw rodando1

El Mini Cabrio de nuestra prueba difiere poco del resto de la gama en cuanto a su condición de descapotable. Y, podríamos decir, que tampoco es muy diferente a la anterior generación.

Vamos a ver todo en detalle. Tiene una capota de lona con luneta de cristal calefactable. La calidad de estos elementos, sin ser la de un Audi o un BMW, está bastante bien. Con ella puesta, dudamos que tengas problemas de estanqueidad o abombamientos por la velocidad.

Para quitarla, solo tienes que usar un botón. Está situado un poco a “desmano”, porque va instalado donde el retrovisor. Bien, lo accionas y corre el techo. Antes de hacerse descapotable, el Mini Cabrio te propone una especie de techo solar corredizo. Descubre las plazas delanteras y puedes circular así. En el siguiente estado, y a menos de 50 km/h, el techo se quita por completo y se dobla tras las plazas traseras en apenas 15 segundos. No se tapa y se queda al descubierto. Esto ahorra piezas, complejidad, peso... aunque desprotege un tanto a la capota.

Cómo se viaja descapotado en el Mini Cabrio JCW

8 mini cabrio jcw trasera

Aquí podemos decir que viajar descapotado bien o mal en el Mini Cabrio depende de ti. Bueno, de tu aguante. Siendo serios, la protección del parabrisas contra el viento en el Mini Cabrio no es buena. Coches como el VW T-Roc Cabrio o Mazda MX-5 le superan ampliamente en protección, con menores ruidos y turbulencias.

A unos 90 o 100 km/h ya empiezas a acusar el viento y, con él, posiblemente, también el frío. Con los coches mencionados esto no ocurre. Bien, el vaso medio lleno es que, en seguida, vas a tener grandes sensaciones de descapotable a poca velocidad. Es un consuelo, aunque no tiene porqué valerte.

Y, al final, si te gusta conducir con el viento, es algo que te hará gracia. Pero, repetimos: “bueno, bueno” no es.

Cómo es el motor JCW

23 mini cabrio jcw motor

Estamos ante el propulsor más potente de los que montan los Mini Cabrio. Parte de la versión “S”, pero se ha modificado para entregar 231 CV.

Colocado en posición delantera transversal y asociado, únicamente, con una caja de cambios automática con modo secuencial de 7 marchas que pasa la potencia a las ruedas delanteras, tiene 4 cilindros y 1,6 litros de cilindrada y, con inyección directa y turbo, desarrolla la potencia entre 5.200 y 6.200 revoluciones por minuto. El par máximo no es muy elevado, 320 Nm, pero sí lo entrega desde muy bajas vueltas, 1.450 rpm., y lo mantiene constante hasta nada menos que las 4.800 rpm.

Por tanto, tiene buena respuesta. Y, sin duda, consigue buenas prestaciones y hará que tengas que esforzar en la conducción para sacarle el máximo rendimiento entre curvas.

Por ejemplo, homologa 241 km/h de velocidad máxima y acelera de 0 a 100 km/h en 6,5 segundos. Diréis: bueno, es un coche pequeño. Sí, el Mini mide apenas 3,9 metros de largo, 1,7 de ancho y 1,4 de alto. Pero pesa 1.450 kilos. Es un peso elevado para, como acabamos de ver, un coche tan pequeño.

La plataforma mundial, que debe adaptarse a diferentes homologaciones y normas de seguridad, y los refuerzos necesarios para mantener una rigidez estructural adecuada, le han lastrado en la báscula.

Al final, y aunque las prestaciones se ven afectadas, lo que menos nos gusta es que se resiente el comportamiento, porque pierde agilidad, y la frenada, porque ha de detener más masa. Sin dejar de mirar a los consumos, que se cifran en unos 7 litros de media. No es mucho, pero sí subirán en conducción deportiva y tiene 44 litros de capacidad de depósito de combustible.

Cómo es el Mini Cabrio JCW entre curvas

25 mini cabrio jcw rodando2

Aparte de lo dicho anteriormente, este coche tiene un tacto de conducción muy deportivo. Primero, por ir sentados muy bajitos y con las piernas estiradas. También, tiene el volante colocado muy recto y, aunque los asientos no son maravillosos, permiten ir con la espalda recta y sujetan bien el cuerpo.

Ya en marcha, la carrocería apenas balancea en las curvas. Tiene muy buenas suspensiones, porque ayudan al comportamiento deportivo y son confortables en baches. Lo de “confortables” has de mirarlo siempre desde el prisma de que es un coche deportivo. Pero, en fin, no son duras e incómodas. Se apoyan en estabilizadoras en ambos trenes de rodaje y el coche apenas balancea en las curvas.

Tiene, además, una dirección ultra directa, casi podemos decir que es como la de un kart. A poco que giras, entra en la curva.

Y nos queremos detener en los frenos para felicitar a Mini por montar unos de altas prestaciones de serie en esta versión. Ojalá lo hicieran también para la “S”. Cuenta con discos de mayor tamaño en ambos trenes de rodaje y pinzas de 4 bombines en el delantero. La frenada es contundente, recordad lo del peso, y no hay que tener “pierna de futbolista” para accionarlos porque la bomba es grande y se dosifican bien.

¿Preparado para lo siguiente?

Compartir el artículo

WhatsAppEmailFacebookCopiar link

Todos los artículos

Probamos el nuevo MINI 2021: ¿pacto con el diablo?

Pruebas · MINI

Prueba Mini Countryman Cooper SD: bien madurado

Pruebas · MINI

Prueba del Mini Clubman JCW: reescribe la historia

Pruebas · MINI
Mostrar más