Compra tu Peugeot 404 en AutoScout24.es

Encuentra el coche ideal

Ofertas para tu búsqueda

Ofertas para tu búsqueda

El origen del modelo 404 de Peugeot se sitúa en Francia en el año 1960, aunque no se comercializó hasta el año siguiente, estando en el mercado más de tres décadas, dato que refleja con claridad el gran éxito que consiguió la firma francesa Peugeot con este modelo. Battista Farina, popularmente conocido como Pininfarina, fue el creador del diseño de este clásico modelo, cuya versión más comercializada fue el Sedán (4 puertas), aunque las versiones en camioneta gozaron también de un buen rendimiento comercial. En primer momento contaba con un motor de 1,6 litros, 72 CV de potencia, un cambio de 4 velocidades y tracción en las ruedas traseras. También dos versiones diésel, una de 1900 cc y otra de 1800.

Información general del Peugeot 404 y evolución del modelo

Contaba con componentes distintivos y singulares, lo que generaba que el modelo tuviera muchos partidarios, pero también muchos detractores; sus faros delanteros y sus pilotos traseros eran muy prominentes, lo que producía una falsa impresión óptica, puesto que, de tal manera, el 404 parecía que tenía aún mayor longitud. Otras particularidades que poseía eran las manillas de las puertas, la palanca de cambio de marchas y su característico volante cromado, a juego con los cierres de las puertas.

A mediados de los años 60, se desarrolló una versión más deportiva, el 404 S, que alcanzaba los 125 caballos, logrando una velocidad de 185 km/h. Más tarde, en 1972, apareció una nueva versión diésel (404 D), que no disponía de techo deslizante, así como la gama de pickups y las furgonetas. Durante esta década también apareció una versión deportiva, a la que se le llamó Grand Prix, con una serie de características estéticas que lo diferenciaban, tanto dentro del habitáculo como en la carrocería. En las competiciones deportivas, el Peugeot 404 logró grandes éxitos, siendo la década de los 70 su etapa de gloria, cosechando importantes logros en competiciones europeas y africanas de rally y ruta. Asimismo, los taxistas le dieron gran renombre por su amplia durabilidad, prestaciones y confort, lo que le situó en un lugar muy destacado dentro de los automóviles de venta masiva.

Modelos usados actuales

Ha de señalarse que el Peugeot 404 no tuvo heredero directo, puesto que los Peugeot 504 y 304 se situaban por encima y por debajo en dimensiones y precio, respectivamente. En la actualidad, el Peugeot 404 es un vehículo clásico enormemente valorado y muchos aficionados al motor de las cuatro ruedas conservan estos tradicionales modelos, los cuales están bastante cotizados por los amantes de la ingeniería automovilística clásica. No es difícil encontrar coches usados de este tipo a la venta con casi 50 años que, sorprendentemente, son coches de segunda mano que conservan un estado perfecto.