Saltar al contenido principal
En estos momentos, los servicios que ofrece AutoScout24 están limitados por trabajos de mantenimiento. Esto afecta a algunas funciones, como el contacto con los vendedores, el inicio de sesión o la gestión de los vehículos para la venta.

Prueba del Mtisubishi Space Star 2020: un compra racional… y acertada

Nos ponemos a los mandos del coche más pequeño de Mitsubishi, un modelo que destaca frente a sus rivales por espacio interior y nivel de equipamiento.

La actual generación del Mitsubishi Space Star, que nada tiene que ver con el monovolumen que vendía la marca bajo la misma denominación a principios del S-XXI, llegó al mercado en 2014 y, en 2016, recibió una profunda actualización. En 2020, Mitsubishi ha vuelto a darle un lavado de cara, esta vez más ligero, que afecta sobre todo al diseño de la parte frontal y, en menor medida, al diseño y materiales del interior. En cuanto a la mecánica y el chasis, el modelo más pequeño de Mitsubishi no presenta cambios.

El Mitsubishi Space Star se encuadra en el segmento A, el de los coches urbanos, por lo que entre sus rivales nos encontramos a modelos como el Citroën C1, Toyota Aygo, Renault Twingo, Kia Picanto o Seat Mii. Sin embargo, el Space Star, con 3,8 metros de longitud, es más largo que la mayoría de sus rivales, acercándose, de esta manera, a modelos del segmento B como el Nissan Micra (3,9 m) o Suzuki Swift (3,8 m). Esta mayor longitud proporciona al Mitsubishi una clara ventaja frente a sus rivales, como veremos más adelante, en espacio interior.

Los cambios más notables de este restyling del Mitsuibshi Space Star recaen sobre todo en la parte frontal que adopta el diseño dynamic shield, el mismo que emplean sus hermanos mayores ASX y Outlander y que se caracteriza por la prominentes molduras cromadas en forma de C. Los faros, con unos rasgos más agresivos, también son nuevos, al igual que los pilotos traseros que incorporan bombillas de tipo LED.

IMG 9725

En la zaga, destaca también el nuevo diseño del parachoques que, además de ensanchar visualmente la trasera, ha conseguido mejorar el coeficiente aerodinámico. La lista de cambios se completa con nuevos diseños para las llantas de aleación, que pueden ser de 14 o 15 pulgadas, y dos nuevos colores de carrocería: Bronce arena y Blanco diamante.

El Mitsubishi Space Star cuenta con uno de los habitáculos más amplios de la categoría

El diseño del salpicadero apenas ha cambiado y lo cierto es que acusa el paso del tiempo, sobre todo, si lo comparamos con el de algunos de sus rivales más modernos. Dejando a un lado el diseño, el ajuste de las distintas piezas es bueno y, aunque duros, también dejan buena sensación los plásticos empleados.

Unos de los principales cambios en el interior del Space Star lo encontramos en los asientos que, aunque siguen sin sujetar demasiado, cuentan con un mullido más firme y con un tapizado mucho más atractivo y limpio que el del modelo precedente. Los cinturones de seguridad, por cierto, se pueden regular en altura, algo que no es habitual en la categoría. El volante, sin embargo, no cuenta con regulación en profundidad (sí en altura), lo que puede condicionar la postura de conducción en función de la estatura del usuario. En cualquier caso, esta es una carencia común en el segmento A.

Una de las mayores virtudes del Space Star la encontramos en la segunda fila de asientos, ya que disponemos de un espacio más que correcto tanto para las piernas como la cabeza, si tenemos en cuenta la categoría. Además, está homologado para cinco pasajeros, algo de lo que no pueden presumir todos sus rivales, aunque tres pasajeros no viajaran cómodos lógicamente.

Lo que ganamos en las plazas traseras, lo perdemos en espacio para el equipaje. El maletero del Mitsubishi Space Star cubica 210 litros, una cifra que no destaca. Eso sí, tenemos un doble fondo con organizador y, aunque de serie equipa kit antipinchazos, podemos contar con rueda de repuesto. Los asientos traseros son abatibles en proporción 60/40 y no dejan un suelo de carga plano.

En cuanto al sistema multimedia, el Mitsubishi Space Star con acabado Kaiketi, el más equipado y con el que contaba nuestra unidad de pruebas, monta una pantalla táctil de 7 pulgadas que, a diferencia de lo que ocurre con los últimos modelos de la marca, incorpora navegación por satélite. Además, es compatible con Android Auto y Apple CarPlay. El funcionamiento y respuesta del sistema es bueno, siendo la única pega la calidad del sonido del sistema manos libres Bluetooth.

Mitsubishi Space Star: ideal para la ciudad

Tras el restyling, las opciones mecánicas se han reducido a una sola. Denominado 120 MPI, se trata de un motor atmosférico de gasolina de 3 cilindros y 1,2 litros de cubicaje que desarrolla 80 CV de potencia y entrega un par máximo de 106 Nm.

Las cifras son discretas pero, gracias a que no llega a la tonelada, la relación peso/potencia es favorable. De hecho, se siente ágil en ciudad, con un buen empuje a bajo y medio régimen pese a tratarse de un atmosférico y de que su par máximo llega muy arriba del cuentavueltas, a partir de las 4.000 rpm. Eso sí, es algo ruidoso y se nota la vibración típica de los motores de tres cilindros.

El motor está asociado a una caja de cambios manual de cinco velocidades de tacto correcto. Las relaciones, con el objetivo de obtener unas mejores cifras de consumo, son largas, lo que provoca que ocasiones debamos reducir una o dos marchas, si queremos ganar velocidad rápidamente o mantener el ritmo si estamos circulando por autovía con la cuarta o quinta velocidad engranada y encaramos un repecho.

IMG 9738

En cuanto a su comportamiento dinámico, el Mitsubishi Space Star se siente como pez en el agua en la ciudad por dos cosas: una suspensión muy blanda que le convierte en un coche muy confortable y, sobre todo, por su reducido radio de giro que le permite maniobrar con rapidez y agilidad. También es apto para viajar, por supuesto, aunque, en este caso, la suspensión blanda hace que el coche se incline notablemente en las curvas. Además, la dirección no es muy rápida. En cualquier caso, tiene una repuesta noble, sin sorpresas, que nos permitirá, con limitaciones, pero tranquilos y seguros.

Una buena lista de equipamiento

El Mitsubishi Space Star Kaiketi tiene un precio, sin descuentos, de aproximadamente 13.000 euros, lo que no le convierte en la alternativa más barata del segmento. Sin embargo, la lista de equipamiento del acabado tope de gama Kaiketi es muy generosa y compensa ese precio frente a sus rivales.

Entre los elementos de serie más destacados, nos encontramos con la pantalla táctil de 7 pulgadas con navegador integrado y compatible con Andorid Auto y Apple CarPlay, sistema de acceso y arranque sin llave, elevalunas eléctricos para las cuatro puertas, lunas tintadas, llantas de aleación de 15 pulgadas, climatizador automático y volante y palanca de cambios en cuero.

En cuanto a sistema de seguridad y asistencia a la conducción, incluye, entre otras cosas, frenada de emergencia, alerta de colisión, control de crucero y sensor de lluvia y luces.

En resumen, el Mitsubishi Space Star es una buena opción de compra dada su relación precio/equipamiento, además de su espacio interior, excelente maniobrabilidad y calidad.

¿Preparado para lo siguiente?

Compartir el artículo

WhatsAppEmailFacebookCopiar link

Todos los artículos

Prueba del Mitsubishi ASX 200 MPI Kaiteki AWD 2020

Pruebas · Mitsubishi

Primera prueba del Mitsubishi ASX 2020: en constante evolución

Pruebas · Mitsubishi

Prueba Mitusbishi Eclipse Cross 220 DI-D: el más deseado

Pruebas · Mitsubishi
Mostrar más