Primera prueba del KIA Niro 2020: suma y sigue

Tres años y medio después de su exitoso lanzamiento KIA renueva sus Niro HEV y Niro PHEV para seguir sumando adeptos. Ya los hemos conducido.

KIA sigue adelante con su estrategia de electrificación de gama y aunque estas líneas no sean para introducir un modelo 100% nuevo sí hacen referencia a uno de los vehículos que más ha colaborado en convertir a la asiática en una firma altamente eficiente. Aparecido en 2016, el KIA Niro ha sabido ganarse el corazón de un comprador conncienciado con el medio ambiente tal y como demuestran las 270.000 unidades puestas en circulación, de las cuales 17.000 han recaído sobre nuestro mercado.

No contentos con eso, además, la familia Niro se convierte, junto con el Hyundai IONIQ en la única que oferta hasta tres sistemas de propulsión eléctrico: híbrido (HEV), híbrido enchufable (PHEV) y eléctrico (e-Niro). Y ahora, tres años después de su exitoso lanzamiento, KIA le somete al pertinente lavado de cara para seguir aumentando la cartera de clientes. Renovación que, eso sí, afecta exclusivamente a las versiones HEV y PHEV.

Atractivo visual

Dejando intactas sus dimensiones exteriores, con una cota de longitud de 4,35 metros, se aprecian importantes cambios en su frontal, con un conjunto que nos recuerda al del Ceed y ganando además en robustez. La parrilla se achata ligeramente mientras que el paragolpes, además de integrar unos faros antiniebla LED en forma de flecha, ofrece un diseño más aparente.

Los grupos ópticos principales pueden solicitarse ahora con la tecnología LED para todas sus funciones, reservándose eso sí para los acabados más altos. En la parte posterior, las modificaciones son casi simétricas a las del frontal al variar tanto los pilotos como el paragolpes.

El conjunto se completa con nuevos juegos de llantas de aleación, de 16 y 18 pulgadas (estas últimas solo disponibles en el híbrido) y con una paleta de colores compuesta por nueve tonalidades en la que se estrena el Horizon Blue metalizado que se observa en las imágenes.

Digitalizado

De puertas para dentro, los pasajeros no solo notarán cómo la calidad percibida ha aumentado varios puntos, sino que se rodearan de un mayor número de pantallas, sobre todo si optan por los acabados intermedio (Drive) y tope de gama (Emotion).

En ambos la pantalla central de 8 pulgadas pasa a ser, sin coste, de 10,25 pulgadas, es decir, la misma que ya montan los e-Niro, e-Soul o XCeed. Un monitor de fácil e intuitivo manejo que encontrará en el cuadro de instrumentos digital Supervisión de 7 pulgadas su perfecto complemento (disponible únicamente en el acabado Emotion).

Otros detalles novedosos de este nuevo KIA Niro 2020 es la mejora en la conectividad, gracias entre otros a los servicios proporcionados por TomTom o a la aplicación UVO Connect que se estrenó en la marca con el e-Soul, o la supresión del obsoleto freno de estacionamiento de pie por uno eléctrico.

Si algo funciona

En el apartado mecánico, KIA ha preferido no tocar lo que en esencia le ha funcionado en estos tres años y medio. De ahí que tanto el Niro HEV 2020 como el Niro PHEV 2020 sigan con su sistema híbrido formado por un bloque de gasolina atmosférico 1.6 GDI de 105 CV y 147 Nm, otro motor eléctrico, una batería y una transmisión automática de doble embrague y seis relaciones, gran valedor de su diferenciación frente a sus principales rivales. Un conjunto que sigue generando una potencia total de 141 CV con un par máximo de 265 Nm.

Como hasta ahora, las diferencias residen en tanto en la potencia del módulo eléctrico, 43,5 CV en el HEV y 60 CV en el PHEV, como en la capacidad de sus baterías, 1,56 y 8,9 kWh, respectivamente. De ahí que el conductor vea cómo la autonomía eléctrica pasa de algo menos de tres kilómetros en el híbrido (no es el cometido principal) a los 49 kilómetros del enchufable, ya bajo la homologación WLTP.

Máxima eficiencia

La elección entre uno y otro residirá, por tanto, en el precio y, sobre todo, en la posibilidad de tener un punto de recarga en destino. En este último caso, mencionar que los tiempos de carga variarán entre las 2,5 horas y las cinco en función de la toma de carga que tengamos.

En el aspecto dinámico, nada nuevo que no conociéramos ya cuando comparamos en su momento el Niro HEV con el Toyota CH-R o realizáramos la prueba en profundidad del Niro PHEV. Aunque en líneas generales la conducción del Niro es agradable, no nos gusta lo mucho que le cuesta coger velocidad en aceleraciones prolongadas, sobre todo en el caso del PHEV el cual ha de tirar de 104 kilos más de peso.

Por suerte, la transmisión automática DCT de seis relaciones se comporta de forma exquisita, mientras que el chasis da síntomas de ser muy reactivo en todas las situaciones, siendo conscientes de que este coche tiene más al confort que al dinamismo.

El consumo también es una variable importante, sobre todo en favor del PHEV, el cual incluso con la batería completamente descargada, nos pone las cosas muy difíciles para que superemos los 5,5 l/100 km. Valor que como ocurrió durante la prueba de hace unos meses, puede rebajarse a poco que hagamos un uso intensivo del entramado eléctrico. Por su parte, el Niro HEV sí se muestra como algo más gastón ya que realizando casi el mismo trayecto, la cifra rondó los 6,6 l/100 km.

Como último apunte que denota la evolución sufrida por los productos electrificados de KIA, decir que tanto Niro HEV como Niro PHEV montan el sistema de recuperación de la energía mediante levas estrenado en el e-Niro. Con cuatro niveles, en el más alto de todos el conductor podrá olvidarse por completo de tocar el pedal central, hecho que repercute positivamente a la hora de alargar la vida útil de piezas como las pastillas de freno.

El precio como variable

Pero como ya hemos comentado, el hecho de que el comprador elija entre uno u otro dependerá en buena medida de la importancia que le demos a la etiqueta medioambiental (ECO para el HEV y CERO para el PHEV) y sobre todo de los ahorros de los que dispongamos puesto que sin descuentos aplicados, las tarifas arrancan en los 27.500 € para el Niro HEV Concept y los 35.800 € para el Niro PHEV.

¿Preparado para lo siguiente?

Compartir el artículo

WhatsAppEmailFacebookCopiar link

Todos los artículos

`Ritmo eléctrico

Pruebas · Kia

Prueba: KIA Niro PHEV – Punto de partida

Pruebas · Kia

Prueba: KIA Ceed – En la senda del triunfo

Pruebas · Kia
Mostrar más