`Ritmo eléctrico

La tercera entrega del KIA Soul aterrizará en Europa únicamente bajo su versión eléctrica: e-Soul. Además de por diseño, el crossover urbano coreano sorprende por su rendimiento y su recorrido, pudiendo llegar a completar hasta 452 km sin parar. Nosotros ya lo hemos conducido.

Dentro de la activa estrategia eléctrica que están adoptando la mayoría de fabricantes, hay uno que ha elevado un punto el ritmo. Nos referimos a KIA. La firma coreana ya ofrece en su gama las variantes híbridas enchufables tanto del Niro como el Optima, a los que se suma la micro-hibridación del Sportage y la híbrida convencional del Niro. Pero si nos centramos en la electrificación total, vemos como KIA comenzó el año lanzando el e-Niro para, ahora, hacer lo propio con el e-Soul.

En efecto, el crossover urbano que sorprendió hace una década y que se electrificó por completo en 2014, vuelve a la carga con una tercera generación que no solo asombra a nivel visual sino, también, al volante.

Por partida doble

La primera sorpresa llega de la mano del anuncio por parte de KIA de que el tercer Soul únicamente se venderá en Europa (y por tanto en España) bajo la comentada variante eléctrica (en mercados como el norteamericano sí se ofertará con motores de combustión). Por su parte, la segunda llega refiriéndose a su gama.

Y es que KIA, como ya hiciera con el e-Niro, dividirá su gama en dos versiones: Estándar y Long Range, aunque según las estimaciones de la marca, más del 90% de los pedidos irán a parar a la segunda… incluso a pesar de ser 3.500 € más caro a igualdad de equipamiento. La razón, muy sencilla, la autonomía.

Mientras que la primera monta una batería de 39,2 kWh permitiéndole recorrer 276 kilómetros sin necesidad de cargar, la segunda cuenta con un módulo de 64 kWh que eleva el rango hasta nada menos que los 452 kilómetros… ¡reales! A ello se suma, además, un motor eléctrico potenciado que pasa de los 136 CV del primero a los 204 CV del más capaz, compartiendo par motor, 395 Nm desde el arranque y, curiosamente, consumo, 15,6 frente a 15,7 kWh/100 km (todas las mediciones bajo es protocolo WLTP). Una diferencia insignificante que tiene su razón de ser en el tipo de celdas empleadas en sus respectivas baterías.

En lo que a tiempos de carga se refiere, este KIA e-Soul ofrece de serie un cargador CCS estándar. Conectándolo a un Wall Box de 7,2 kW de corriente alterna (AC), el modelo surcoreano tardaría 6 horas y 10 minutos en alcanzar el 100%. Tiempo que se reduciría hasta los 42 minutos para llenar el 80% de la batería (desde un 20%) enchufándolo a un cargador rápido de 100 kW con corriente continua (DC).

Diversión al volante

Como comentábamos al inicio, una de las grandes, y gratas, sorpresas de este KIA e-Soul es lo emocionante que resulta de conducir. A los mandos de la versión Long Range, la ruta preparada por la organización alternaba tanto tramos urbanos, como de autovía y carretera secundaria. Pues bien, en todos ellos el comportamiento dinámico del e-Soul fue intachable.

Con un 97% de carga a nuestra recogida, que en el ordenador correspondía con un recorrido de 433 km (por tanto vemos que lo de ‘reales’ va en serio), comenzamos la prueba por las ‘abiertas’ calles de Madrid (durante la toma de contacto Madrid Central se encontraba en suspendida). Un contexto que sirve para comprobar dos cosas: lo mucho que acelera y lo eficaz que resulta el sistema de recuperación de la energía.

Una vez que el semáforo se pone en verde y hemos dejado atrás a la mayoría de coches (cifra un 0 a 100 km/h de 7,9 segundos), enfilamos la siguiente señalización luminosa. Para evitar perder la mayor cantidad de energía, activamos la recuperación. Cinco son los niveles que ofrece el e-Soul (de 0 a 5) variando la intensidad de retención permitiéndonos en el más intenso detener el vehículo sin necesidad de tocar el freno.

Por autovía, el e-Soul se comporta como uno más. Silencioso mecánicamente (como es obvio), la rodadura apenas se percibe gracias a su excelente aislamiento acústico. Su amortiguación es cómoda y realizar un viaje resultará de lo más confortable. Además, el gasto energético no es demasiado elevado y vemos cómo la autonomía no se desploma.

No obstante, donde de verdad sorprende es en carretera secundaria. Enfilando un puerto de montaña revirado como el de la ruta, el e-Soul se muestra como un vehículo ágil. El motor empuja como un demonio (más aún si conectamos el modo Sport) mientras que el chasis apenas emite balanceos. El asombro es mayor al conocer, posteriormente, que hace gala de un pesaje incluso elevado, pues el Long Range homologa 2.175 kg (150 kg más que el Estándar), ya que mantenemos lo dicho, resulta muy divertido y seguro de conducir. En este tramo el sistema de regeneración también acompaña y, por lo comprobado brevemente, el nivel 3 de retención nos permitirá apurar bastante la frenada.

Con todo, regresamos a la capital para observar la última de las sorpresas: el consumo. En los casi 100 km de recorrido y sin hacer demasiado caso al gasto, es decir, circulando como si lo hiciéramos con un vehículo convencional, el e-Soul nos gastó 15,3 kWh/100 km, por lo que conseguimos rebajar la media oficial. No obstante, a poco que activemos el programa ECO, que limita la velocidad a 90 km/h así como el clima (con él activado perdemos 25 km de autonomía), parece ser bastante factible rebajar en casi 1 kWh el dato oficial.

Entra por los ojos

Antes de devolvérselo a la organización nos detenemos para realizar unas fotografías, momento que aprovechamos para observarlo con detenimiento. Subjetivamente, el Soul es un modelo que siempre me ha despertado simpatía, sobre todo desde la actualización de la segunda entrega. Ahora, con esta tercera generación, los diseñadores de KIA han conseguido europeizarle un poquito más.

En primera persona se le percibe un aspecto más musculoso y robusto, con un frontal ancho, unas luces estilizadas (Full LED de serie) y unos pasos de rueda prominentes. Las llantas de 17 pulgadas con un diseño aerodinámico o el techo bicolor que da sensación de ser flotante le confieren cierta deportividad; mientras que la zaga, con unos paragolpes robustos y, sobre todo, unos grupos ópticos en forma de ‘u’ invertida, aumentan la vistosidad.

Como opción, el e-Soul está disponible con un pack SUV que afianza su carácter campero gracias a los paragolpes exclusivos con protecciones en aluminio o a la tira de plástico que recubre toda la parte inferior y que es tan característica de los todocaminos. Todo ello envuelto en unas dimensiones que, por cierto, son más grandes que las de su predecesor. En concreto crece 5,5 cm a lo largo y 0,5 a lo alto, manteniendo su anchura y dejando sus cotas, respectivamente, en los 4,19, 1,60 y 1,80 metros.

Amplio, sin duda

En el habitáculo ese crecimiento exterior tiene consecuencias en un mayor espacio para los ocupantes. KIA nos dice que solo la altura libre al techo de la segunda fila se ve reducida en comparación con el anterior (debido a la colocación de las baterías), pero tanto la zona delantera como, sobre todo, el maletero aumentan su amplitud. En cuanto a este último 34 son los litros que gana frente al anterior e-Soul, dejando el dato en 315, volumen que puede pasar a ser de 1.339 litros con la segunda fila abatida, dejando además un piso plano.

En el puesto de conducción, piloto y acompañante notarán un aumento considerable de la calidad. Además de los materiales blandos en todo el salpicadero, destaca el montaje de una pantalla central de 10,25 pulgadas en formato panorámico que ofrece un funcionamiento ultra-intuitivo. Disponible únicamente en los acabados más altos (de serie incorpora una de 7), incluye una de las grandes novedades del e-Soul: el sistema UVO.

Conectado al futuro

Implantado por primera vez en un KIA (el siguiente será el XCeed) utiliza su propia tarjeta SIM para recabar y actualizar información en tiempo real relativa al tráfico, previsiones meteorológicas, puntos de interés y precios del combustible, así como posibles lugares de estacionamiento, en la calle o en aparcamientos, su precio, ubicación y disponibilidad. Soluciones a las que se suma, en este e-Soul, proporcionar información sobre las estaciones de carga: situación, disponibilidad y compatibilidad de la conexión.

Para que la experiencia sea más completa, KIA proporciona de manera gratuita la aplicación móvil UVO Connect, tanto para Apple como Android. Desde ella, el usuario podrá comprobar los datos de diagnóstico sobre el coche, los recorridos que realiza así como hacer uso de funciones remotas: activar el climatizador o enviar destinos al coche antes del viaje. Igualmente, se puede comprobar el estado de carga de la batería, iniciar o detener el proceso de carga así como programarla para beneficiarse de las tarifas más económicas. Por último, también permite que los usuarios comprueben la localización del vehículo y accedan a sus notificaciones de informes y diagnósticos.

Gama y precios

El nuevo KIA e-Soul ya se encuentra a la venta en nuestro país, estando disponible con tres niveles de acabado (dos en el caso del Long Range). Desde el más básico, Concept (solo disponible para el Estandar) equipa freno de estacionamiento eléctrico, llantas de 18 pulgadas sobre neumáticos 215/55, 6 airbags, asistente activo de mantenimiento de carril, detector de fatiga, asistente automático de luces de carretera, asistente de frenada de emergencia en ciudad con detector de peatones, llamada de emergencia e-Call, faros Full LED, retrovisores exteriores plegables y calefactables con el intermitente integrado, barras de techo, pantalla central de 7 pulgadas, cámara trasera, conectividad Android Auto y Apple Car Play, climatizador automático, control de crucero adaptativo con Stop&Go y botón de arranque electrónico con llave inteligente.

Por encima, el acabado Drive incluye manecillas exteriores e interiores cromadas, lunas oscurecidas, retrovisor interior electrocrómico, navegador UVO Connect con pantalla 10,25”, servicios de conectividad TomTom, sistema de audio premium Harman/Kardon, tapicería mixta piel sintética y tela, Head-Up display, asientos delanteros calefactables, volante calefactable, sensor de lluvia, sensores de aparcamiento delanteros y traseros y cargador inalámbrico para el móvil. Mientras que el tope de gama, Emotion trae consigo la alerta de ángulo muerto y tráfico cruzado trasero, tapicería en piel, asientos delanteros regulables eléctricamente en 8 posiciones con ajuste lumbar 2 posiciones en el asiento del conductor y asientos traseros calefactables y asientos delanteros ventilados.

Con todo, los precios del nuevo KIA e-Soul son los siguientes, sin incluir las posibles ayudas gubernamentales pero sí los 7 años de garantía característicos de todo KIA:

• Kia e-Soul Estándar Concept 36.225 €

• Kia e-Soul Estándar Drive: 39.225 €

• Kia e-Soul Estándar Emotion 41.225 €

• Kia e-Soul Long Range Drive 42.725 €

• Kia e-Soul Long Range Emotion 44.725 €

¿Preparado para lo siguiente?

Compartir el artículo

WhatsAppEmailFacebookCopiar link

Todos los artículos

Prueba: Kia Sportage – Preparado para todo

Prueba: KIA Stinger GT – Declaración de intenciones

Prueba: KIA Stonic Tech 1.0 T-GDI 120 CV – Carácter propio

Mostrar más