Saltar al contenido principal

Nuevos colores, las funciones de siempre

Descubre ya el nuevo diseño que estamos implementando paso a paso en todo nuestro portal.

Prueba del Cupra Ateca Limited Edition 2020

El Cupra Ateca Limited Edition destaca por su equipamiento específico, sobre todo en esta versión con el sistema de escape firmado por Akrapovic. Lo hemos probado a fondo y éstas son nuestras conclusiones.

El Cupra Ateca es uno de esos coches que se quedan sin rivales en cuanto empiezas a sumar cualidades a la lista. No hay apenas modelos en el mercado que ofrezcan una potencia de 300 CV, cambio automático, tracción total, frenos de alto rendimiento, capacidad para llevar de viaje a la familia o para divertirnos en un puerto de montaña, un equipamiento muy completo en el que se incluyen unos formidables asientos y detalles exclusivos en fibra de carbono o el sistema de escape Akrapovic y todo esto por menos de 60.000 euros que cuesta este Cupra.

Otra cosa es si merece la pena el desembolso de 15.000 euros extra por esta versión limitada del Cupra Ateca, que sólo se diferencia del "normal" en las llantas, los elementos en fibra de carbono de los retrovisores, spoiler, molduras interiores, etc, el escape firmado por Akrapovic o los frenos Brembo con nucleo de aleación ligera.

Francamente, es poco probable que el Cupra Ateca Limited Edition llegue a ser en algún momento una codiciada pieza de coleccionista y sus ventajas en cuanto a prestaciones y comportamiento no son tampoco la principal excusa para su sobreprecio. Sin embargo, lo que sí está claro es que es un modelo exclusivo y con muy buenas cualidades.

Cupra Ateca Limited Edition: fibra y cobre

Prueba Cupra Ateca Limited Edition 2020 Ruben Fidalgo (49) El Limited Edition añade una serie de elementos diferenciadores respecto al Cupra Ateca que ya conocemos que lo hacen más exclusivo. Exteriormente es probable que lo más llamativo sean las llantas de 20 pulgadas en color negro mate con detalles en tono cobre pulido, pero no son lo único que lo distingue respecto al resto de Atecas.

Detrás de estas llantas de 20 pulgadas (calzadas con neumáticos 245/35-20) se dejan ver unos discos de freno de mayor diámetro y con núcleo de aleación ligera con unas pinzas de 4 pistones firmadas por Brembo. También se añaden una serie de elementos realizados en fibra de carbono, como las carcasas de los retrovisores o el labio del spoiler sobre la luneta trasera. Además, en el entramado de esta fibra de carbono hay insertadas unas líneas en cobre que también veremos en las molduras decorativas del salpicadero y que evocan al concepto de Cupra y el color corporativo de su logo.

El color gris de la carrocería y el contraste que hace con los detalles en cobre, así como la estética del frontal repleto de entradas de aire o el difusor trasero, hacen que este Cupra Ateca llame mucho la atención y la gente se quede mirándolo.

La guinda a este pastel la ponen las enormes 4 salidas de escape firmadas por el especialista Akrapovic que casi son más llamativas estéticamente que en cuanto a sonoridad, lo cual es de agradecer, sobre todo por los vecinos.

Este escape deportivo__ emite un sonido llamativo pero más discreto de lo que estamos acostumbrados__, sin excesivos bramidos ni petardeos.

En definitiva, el trabajo llevado a cabo por los diseñadores para este Cupra Limited Edition Akrapovic es muy bueno y logra ser llamativo sin resultar demasiado estridente y, además, con una excelente calidad de acabados.

Cupra Ateca Limited Edition Akrapovic 2020: 300 CV eficaces

Prueba Cupra Ateca Limited Edition 2020 Ruben Fidalgo (9) Es una pena que no se haya aprovechado la ocasión de esta serie limitada para apretar un poco más las tuercas del 4 cilindros turbo de 2 litros y 300 CV para diferenciarlo todavía más de sus hermanos de gama.

Lo cierto es que en realidad este Ateca se mueve muy bien y no necesitaría más potencia, pero ya que le ponemos de apellido "Limited Edition"...

El motor 2.0 TSi de 300 CV tienen un rendimiento excelente en el que lo que más impresiona es la rapidez de respuesta de su turbo y que está lleno de par en casi todo el rango de revoluciones. Esto hace que tengamos la sensación de conducir un coche de mucha más cilindrada y empuje.

El cambio DSG de 7 marchas y la tracción total facilitan mucho las cosas a la hora de sacar partido a la caballería. Gracias a la rapidez de respuesta y la obediencia del cambio, apenas hay pérdidas de tiempo en las transiciones de marchas y la motricidad es excelente, con unas reacciones muy rápidas a la hora de decidir cuánto par se transmite a cada eje en función de la adherencia disponible.

Con la ruleta de la consola central podemos modificar el temperamento del Cupra y elegir entre varios modos de conducción: Comfort, Sport, Cupra, Winter y Offroad, además de un modo denominado Individual en el que nosotros elegimos los parámetros que queremos a nuestro gusto.

Estos modos cambian la respuesta del motor (hacen más o menos sensible el pedal del acelerador), el cambio, la asistencia de la dirección, la respuesta del sistema de tracción total y la dureza de la suspensión. De todas las configuraciones posibles, al final la mejor y más eficaz es recurrir al modo Individual.

Los modos Sport y Cupra ponen la suspensión excesivamente dura. Es una manía de muchos fabricantes y muchos conductores tienen la errónea idea de que ir notando cada grano sobre el asfalto es sinónimo de efectividad, pero es un error. Sólo si el asfalto está como una alfombra es eficaz una suspensión tan seca. En carreteras normales lo único que logramos con ella es que las ruedas pasen más tiempo en el aire que pegadas al asfalto. Esto hace que el ABS alargue las frenadas una barbaridad, que el control de tracción nos frene constantemente y que sea imposible hacer una trazada con una trayectoria limpia.

Elegido el modo Individual con la suspensión en modo confort, la dirección normal y el motor en modo Cupra, este Ateca es una máquina muy eficaz, tanto que incluso llega a ser aburrida. El chasis es muy noble, algo subvirador pero no demasiado y, aunque se deja hacer y nos permite jugar con los pesos para provocar un poco a la zaga y que nos ayude a redondear los giros, lo hace con mucha discreción.

Los frenos tienen buen tacto y potencia, pero el Cupra Ateca es pesado y sus 300 CV y el chasis permiten que rodemos muy rápido. No llegamos a fatigarlos como para notar pérdida de eficacia, pero después del tramo de prueba tuvimos que darle bastante tiempo de respiro y enfriamiento para que dejasen de hacer un molesto ruido a baja velocidad.

Se echa de menos que en los modos de conducción no disponga de uno que sea "Eco", aunque se puede activar en el modo Individual si queremos aprovechar las ventajas de la rueda libre y viajar con menos consumo cuando no tenemos el día retozón.

En ciudad en modo confort las suspensiones se comportan bien y hacen relativamente llevadero el pasar por las bandas reductoras de velocidad o las tapas de alcantarilla, aunque las ruedas de tan bajo perfil exigen mimo y prevención en los baches y a la hora de aparcar, pues las llantas están muy expuestas.

La verdad es que __una de las mejores cualidades del Cupra Ateca es que es un coche muy versátil __en el que podemos viajar con bastante confort y la seguridad que dan sus 300 CV a la hora de hacer un adelantamiento, pero también disfrutar como niños en un tramo de montaña.

Pese a que es un SUV y tenemos tracción total, el Cupra Ateca no está pensado para salir del asfalto. Sus neumáticos sufren mucho en los caminos y es fácil cortar un flanco con una piedra o una raíz de un árbol.

Cupra Ateca Limited Edition 2020: interior personalizado

Prueba Cupra Ateca Limited Edition 2020 Ruben Fidalgo (19) En el interior de este Limited Edition no hay tantas diferencias llamativas como en el exterior frente al resto de Atecas, pero una de ellas es fundamental: los excelentes asientos delanteros. Estéticamente son atractivos, pero terminas de enamorarte de ellos al sentarte y ver que recogen el cuerpo como un guante y que los kilómetros pasan sin fatiga.

En conducción deportiva les falta algo de sujeción lateral en la parte alta de la espalda, pero se le perdona.

Otro detalle diferenciador lo encontramos en la moldura que enmarca la instrumentación y parte de la consola central. En lugar del negro "madera de piano" (que se raya fácilmente y produce molestos destellos con la luz), el Limited Edition tiene un remate de fibra de carbono con un hilo en color cobre acabado en mate que es atractivo y tiene la apariencia de ser de gran calidad.

Por lo demás, es el Cupra Ateca que ya conocemos, un coche que ofrece un buen espacio a sus pasajeros, con unas buenas plazas traseras y un maletero amplio y de formas muy aprovechables.

Cupra Ateca Limited Edition 2020: full equipe

Prueba Cupra Ateca Limited Edition 2020 Ruben Fidalgo (22) El equipamiento, como no podía ser de otra manera en un modelo que está destinado a ser el estandarte de la marca, es muy completo. En él no echaremos nada en falta, aunque sí se le nota algo de veteranía en el sistema de infoentretenimiento y conectividad. No es que no esté bien servido o no funcione bien, al contrario, tiene una excelente calidad de sonido, dispone de Android Auto y Apple Car Play, etc. Lo que pasa es que faltan aplicaciones con las que cuentan algunos rivales y que permiten interactar más con el smartphone con funciones como poder consultar la ubicación del coche, abrir o cerrar las puertas desde el móvil, etc.

En materia de seguridad activa tampoco hay quejas. El Cupra Ateca equipa una buena batería de ADAS (asistentes avanzados a la conducción) con elementos como el sistema de alerta de colisión con frenado de emergencia, el sistema de mitigación de colisión múltiple, asistente de mantenimiento en el carril, detector de fatiga, asistente de luz de carretera, control de crucero adaptativo, faros full led adaptativos, alerta de ángulo muerto, cámaras de asistencia al aparcamiento... no echaremos nada en falta.

El apartado de confort lo pasa también con buena nota gracias a los excelentes asientos con tapicería en Alcantara, el climatizador multizona, los asientos calefactados (con reglaje eléctrico en el lado del conductor), llave inteligente, apertura del portón manos libres, etc.

Si tenemos en cuenta su equipamiento, sus prestaciones y sus detalles exclusivos, el Cupra Ateca Limited Edition Akrapovic tiene una excelente relación precio producto.

Cupra Ateca Limited Edition 2020: y los consumos...

Prueba Cupra Ateca Limited Edition 2020 Ruben Fidalgo (7) Con 300 CV, unos neumáticos enormes, una aerodinámica condicionada por su carrocería de estilo SUV y tracción total, no son de esperar unos consumos frugales. Sin embargo, aunque no son bajos, tampoco son estratosféricos, al menos si nos mantenemos dentro de los límites legales.

Donde más se dispara el consumo es en ciudad, donde es imposible mantenerse por debajo de los 10 l/100 km y lo normal es que estemos casi rozando los 11 l/100 km.

En carretera, con cruceros entre 70 y 90 km/h y una conducción normal, el consumo medido ha sido de__ 7,6 l/100 km__, una cifra aceptable para un coche de este nivel de prestaciones.

Si subimos nuestra velocidad de crucero hasta los 120 km/h en autopistas y autovías, la media resultante ha sido de 9,6 l/100 km.

Con estos consumos y un depósito de 55 litros, la autonomía roza los 500 km.

Leer tambien

¿Preparado para lo siguiente?

Compartir el artículo

WhatsAppEmailFacebookCopiar link