Pura esencia

Porsche pone en liza las versiones más radicales y emocionales de la familia 718. Los Cayman GT4 y Boxster Spyder conseguirán erizar el vello de cualquiera que se ponga a sus mandos gracias, entre otros, a su motor atmosférico de 420 CV.

Porsche siempre se ha caracterizado por ir un punto más allá en lo que a emoción y deportividad se refiere. Si bien la firma de Stuttgart recibió duras críticas tras el abrazo de la turboalimentación, lo cierto es que parecía estar guardándose un preciado as en la manga. Un comodín que ahora acaba de mostrarnos en forma de los 718 Cayman GT4 y 718 Boxster Spyder.

Una dupla que esconde bajo sus exclusivas carrocerías el descomunal bloque 4.0 Bóxer atmosférico capaz de alcanzar las 8.000 rpm y de entregar nada menos que 420 CV cuando el tacómetro alcanza las 7.600 rpm. Potencia que se acompaña de un par máximo de 420 Nm, disponibles entre 5.000 y 6.800 rpm.

Al combinarse con la caja de cambios manual de seis relaciones, puesta a punto de manera específica en sus desarrollos y guiado del cambio, tanto el Cayman GT4 como el Boxster Spyder consiguen superar los 300 km/h de punta y, sobre todo, lograr una aceleración de 0 a 100 km/h de solo 4,4 segundos.

Tratados para la ocasión

Para que las sensaciones al volante sean lo más puras posibles, los ingenieros de Porsche no solo han realizado un amplio trabajo en la rebaja del peso, ambos cifran 1.420 kilos sobre la báscula, sino que han realizado importantes cambios frente a sus versiones convencionales. De primeras, han rebajado la altura de la carrocería en 30 milímetros para, posteriormente, añadir la suspensión activa, el sistema Porsche Stability Management y el el Porsche Torque Vectoring con diferencial trasero mecánico.

El equipo de frenos también se ha revisado, apostando así por discos perforados y pinzas monobloque de aluminio de serie, dejando en opción los carbocerámicos PCCB. En el caso del 718 Cayman GT4, se ofrece la posibilidad de montar el paquete Clubsport compuesto por una jaula de seguridad de acero, extintor y arneses de seguridad con seis puntos para el conductor.

Estéticamente también introducen algunos cambios. Alerón posterior fijo (que genera un 50% más de carga aerodinámica), difusor trasero específico, tomas de refrigeración delanteras más grandes o un mayor número de apéndices aerodinámicos, en el caso del GT4, mientras que en el Boxster Spyder el elemento más característico es la nueva tapa trasera, al estilo Speedster, con una doble joroba.

En cuanto a precios, Porsche ya ha facilitado sus tarifas para el mercado alemán aunque en breve seguramente los conoceremos para el nuestro. En su país natal, el 718 Boxster Spyder parte de los 93.350 €, mientras que el Cayman GT4 hace lo propio desde los 96.206 €.

¿Preparado para lo siguiente?

Compartir el artículo

WhatsAppEmailFacebookCopiar link

Todos los artículos

Maserati Zéda: comienza una nueva era

Noticias

Toyota Corolla GR Sport: vestido para la ocasión

Noticias

Ferrari Roma: el coche de la Dolce Vita

Noticias
Mostrar más