Primer contacto: Jaguar XF 3.0D V6 S – Enérgico

Primero, revolución, después, decepción: El primer diésel de Jaguar llegó en 2004 para romper moldes y fue un éxito de ventas. En 2008 llego su sucesor, el XF, pero su motor V6 se quedaba por detrás de la competencia.

Jaguar ha reaccionado y ha actualizado su XF Diésel para ponerlo a la altura de sus competidores. Con 275 CV de potencia en vez de 207 y 600 Nm de par en lugar de 435, proporciona excelentes prestaciones, gran suavidad de conducción y bajo consumo. La propulsión se ve claramente mejorada gracias al aumento de cilindrada de 2.7 a 3.0 l, un turbocompresor secuencial paralelo, un sistema mejorado de recirculación de los gases de escape y nuevas bujías. Además, el sistema diésel common-rail de inyección a 2000 bar se encarga de conseguir una combustión más baja en contaminación acústica y emisiones. De hecho, el motor cumple ya con la Norma Euro 5.

Pulsamos el botón de encendido para arrancar un motor que esconde todo su potencial tras un suave murmullo. A continuación giramos el moderno selector de marchas automático en posición D y aplastamos a fondo el acelerador para experimentar, con un retraso mínimo, una abundante propulsión. También en los acelerones intermedios el motor reacciona prácticamente sin retraso en la entrada del turbo, con fuerza y espontaneidad y los adelantamientos en carretera se convierten en una fugaz demostración de superioridad. Con sus 1,8 toneladas, acelera de 0 a 100 km/h en poco más de 6 segundos, con sobrada capacidad para alcanzar los 250 km/h de velocidad máxima. Por cierto, la respuesta sonora del V6 a la máxima exigencia de rendimiento es un zumbido ronco; en Jaguar, sólo los motores de gasolina ponen la carne de gallina con su sonido.

Consumo moderado

Al pulsar el nuevo botón con banderita de salida en la consola central, la respuesta de la transmisión se vuelve un tercio más veloz. Dicho botón "Sport" activa una respuesta más rápida del acelerador y de la caja de cambios, aunque también sin esta función el comportamiento de la caja de seis velocidades es de lo más satisfactorio: los cambios de relaciones se realizan de forma tan veloz como suave y siempre se encuentra la marcha adecuada para cada situación de conducción.

A pesar del cambio automático las buenas prestaciones, el consumo del motor se mantiene bastante prudente. Jaguar declara un consumo medio de 6,8 l cada 100 km. En comparación, el BMW 535d queda un poco por debajo con sus 6,4 l, y el Audi A6 3.0 TDI con Tiptronic lo supera ligeramente con 7,1 l, aunque este último trae su tracción total de serie además del consumo superior.

Disfrute contradictorio en curvas

A partir de ahora, el Jaguar XF sólo está disponible con una atractiva y dinámica tracción trasera, y ya la suspensión estándar es capaz de satisfacer con agilidad nuestras expectativas. En curvas rápidas, la buena respuesta del motor diésel al acelerador, la buena estabilidad en rodadura, una dirección ágil y precisa así como el buen agarre de la frenada nos proporcionarán grandes placeres al conducir por tramos virados a gran velocidad. Huelga decir que todas las características del XF V6D S que acabamos de mencionar podrían ser aún más duras, directas y veloces.

La otra cara de la moneda es que el asiento del conductor no está diseñado para soportar grandes esfuerzos dinámicos transversales. Al tomar curvas rápidas, el conductor se desliza a izquierda y derecha en la banqueta de forma bastante molesta. Lo suyo sería que el XF V6D también dispusiera del asiento deportivo de 18 movimientos que, desgraciadamente está reservado exclusivamente para el XFR y sus 500 CV. Por todo ello, este automóvil de lujo no invita a una conducción agresiva, sino, en todo caso, a deslizarse velozmente, eso sí, siempre con la satisfacción de saber que en cualquier podemos recurrir a una buena reserva de potencia.

Ante todo, relax

En cualquier caso, si queremos viajar relajadamente, este XF es una buena elección. En su silencioso interior podremos disfrutar de la lujosa combinación de materiales y acabados, su diseño cuidado y despejado y su buena distribución espacial. Pero si nuestro carácter inquieto nos hace sucumbir a la conducción competitiva, poco nos atraerá el carácter relajado de este coche. Y de todas maneras, quien busque relax con cero adrenalina podría sentirse incomodado tanto por los fallos de acabado como por la escasa altura libre al techo de la parte de atrás. Y es que el Jaguar, a pesar de su moderno look, no deja de ser un típico Jaguar.

Datos técnicos
Marca y modelo Jaguar XF 3.0 V6 Diesel S
Acabado Luxury
Especificaciones
Longitud/anchura/altura (mm) 4.961/ 1.877 / 1.460
Distancia entre ejes (mm) 2.909
Diámetro de giro (m) 11,5
Peso (kg) 1.820
Volumen del maletero (l) 500
Neumáticos 245/45 R18
Motor
Cilindrada (cc) 2.993 V6
Potencia (cv) 275
Par máximo (Nm/rpm) 600 / 2.000
Tracción Trasera
Transmisión Automática , 6 velocidades
Consumo
Combustible Diésel
Urbano/Carretera/Combinado (l/100km) 9,5 / 5,5 / 6,8
Emisiones CO2 (gr/km) 179
Consumo durante test (l/100km) N.D.
Características
Aceleración 0-100 km/h (s) 6,4
Recuperación 80-100 km/h (s) en 4ª N.D.
Capacidad depósito (l) 70
Velocidad máxima 250
Precio (sin extras)
Euros 58.490
Equipamiento extra
Más datosMenos datos

A pesar de ciertas carencias, el XF Diesel S tiene un precio bastante atractivo. Jaguar pide 58.490 euros por su variante con motor diésel de 275 CV. Aunque el precio es alto, hay que admitir que viene con un amplio equipamiento de serie, que incluye, aparte del cambio automático, llantas de 18", asientos de cuero, climatizador, equipo de audio, gran pantalla a color, asistencia al aparcamiento y sensor de lluvia. Con prestaciones y precio equiparables podemos encontrar en el mercado el BMW 535d por un precio base algo inferior, pero si lo queremos con un equipamiento equivalente deberemos pagar algunos miles de euros más.

Conclusión

El XF iba con su antiguo V6 Diésel por detrás de sus competidores Audi y BMW; sus prestaciones y consumo ya no estaban a la altura de los tiempos. El nuevo bloque motor de 3 litros ampliamente modernizado vuelve a ponerse a la altura. El XF 3.0 V6D S es rápido, refinado y de bajo consumo, por lo que puede volver a competir dignamente con los contrincantes de origen germano.

¿Preparado para lo siguiente?

Compartir el artículo

WhatsAppEmailFacebookCopiar link

Todos los artículos

Desde 16.300 €

El no va más

Más datos del nuevo eléctrico nipón

Mostrar más