Presentación: VW Touareg 2014 – Una mirada diferente

El restyling del todoterreno Volkswagen Touareg se resume en 10 puntos, entre los que destacan cambios estéticos en el frontal y en la zaga, nuevos colores y llantas...

El restyling del todoterreno Volkswagen Touareg se resume en 10 puntos, entre los que destacan cambios estéticos en el frontal y en la zaga, nuevos colores y llantas, faros bixenón de serie para todas las versiones, sistema de conducción a vela cuando se levanta el pie del acelerador o servicios móviles on line como Google Earth o Google Street View. Volkswagen es otro de los fabricantes que está presente en el Salón de Pekín y hasta el que ha desplazado uno de sus buques insignia con una leve actualización, el Touareg. El todoterreno sobre el que se han fabricado otros modelos como el Audi Q7 o el Porsche Cayenne recibe una mejora para atraer a los pudientes compradores chinos, a los que también les gusta la moda de este tipo de vehículos en vez de las clásicas berlinas premium.

A la venta en verano previsiblemente sin incrementos en su precio (en la actualidad, desde 52.780 euros), el Touareg 2014 se caracteriza por una imagen más señorial, con una parrilla con cuatro láminas en vez de las dos disponibles hasta el momento, faros bixenón (de serie para todos los acabados) frente a los anteriores de halógenos y parachoques con spoiler aerodinámico incluido; en la parte trasera se ve un difusor diferente y el logo de la marca ubicado en el centro del portón. El cliente, si lo desea, equipa el paquete Chrom&Style que añade pequeños remates cromados en el exterior del vehículo.

Dentro de este renovado ‘envoltorio’ también juegan un papel importante los dos tipos de llantas inéditos (Arica, de 18 pulgadas; Masafi, de 20 pulgadas), unos cristales traseros opcionales que absorben hasta el 90% de la luz frente a los tradicionales, que lo hacen en un 65%, así como cinco colores nuevos (Light Silver Metallic, Sand Gold Metallic, Moonlight Blue Metallic, Black Oak Brown Metallic y Reef Blue Metallic). En el interior lucen mandos más sencillos e intuitivos junto con otros detalles de menor interés. Con sobrecoste e independientemente con el motor se añade el paquete deportivo R-Line (al que corresponde el modelo de las imágenes), distinguible por las llantas de 19 pulgadas, remates en negro, tubos de escape metalizados y alerón posterior.

Con solución de urea

Donde hay más cambios es en el apartado dinámico ya que el Touareg estrena la caja de cambios automática de ocho velocidades y unas soluciones mecánicas que permiten a los dos turbodiésel V6 ser más eficientes en 0,4 litros en ambos casos (catalizador SCR-DPF, módulo de dosificación AdBlue…), además de que el bloque más potente pasa de 245 caballos a 258 caballos. En esta eficiente mejora influye que se haya añadido la navegación a vela: cuando se levanta el pie del acelerador, la caja de cambios se desacopla para aprovechar mejor la inercia, sobre todo, cuando se llanea o en bajadas prolongadas.

De serie, el Touareg incluye los citados faros bixenón, tracción integral, llantas de 17 pulgadas, regulador electrónico de velocidad, Start&Stop (que detiene el bloque por debajo de siete kilómetros/hora), climatizador bizona y control de estabilidad, entre otros.

¿Preparado para lo siguiente?

Compartir el artículo

WhatsAppEmailFacebookCopiar link

Todos los artículos

Dispuesto a pelearlo todo

Órdago al eléctrico

Presentación: Audi A1 Sportback – Plena madurez

Mostrar más