Deportivo de representación

La gama del Audi A8 se completa con su versión más deportiva: el S8. Una mole que estará animada por el 4.0 TFSI V8 biturbo de 571 CV y 800 Nm dotado de etiqueta ECO.

Quien dudara de si la última generación del Audi A8 iba a contar con su versión más deportiva, por fin ha despejado sus dudas. Ha tardado, pero la firma de los cuatro aros ya tiene listo el S8 incorporando así el apelativo de deportivo a esta berlina de representación que nos dejó a todos con la boca abierta cuando lo conocimos por primera vez.

Con etiqueta ECO

Además de los detalles estéticos diferenciadores, en los que más tarde entraremos, lo verdaderamente representativo de este Audi S8 es lo que esconde bajo su alargado capó. Allí se aloja el V8 biturbo gasolina de 4.0 litros que entrega 571 CV y declara un par máximo de nada menos que 800 Nm.

Un bloque que además de prestaciones (aún no han sido oficializadas) asegurará una elevadísima eficiencia gracias, principalmente, al sistema de micro-hibridación mediante batería de 48 V. Tecnología que la firma ya emplea en la mayoría de sus modelos y que en este S8 además de asegurar un ahorro de carburante de hasta 0,8 l/100 km le dotará automáticamente de la etiqueta ECO de la DGT.

Grande, pero ágil

Pese a su gigantesca carrocería (supera con creces los 5,10 metros) este S8 no desmerecerá a nivel dinámico. Si ya las versiones normales resultan ser increíblemente ágiles para su tamaño, en el caso del S8 estas cualidades se acentuarán con la incorporación, de serie, de la dirección activa a las cuatro ruedas, un diferencial trasero deportivo o una nueva suspensión neumática activa predictiva capaz de adaptarse a las irregularidades del terreno reduciendo cualquier oscilación o cabeceo al acelerar o frenar al tiempo que incrementa sobremanera el confort.

Tal es así, que este S8 suma un inédito programa de conducción denominado como Comfort plus mediante el cual la carrocería se podrá inclinar 3 grados hacia el interior de la curva reduciendo el efecto de aceleración lateral para los ocupantes. Si se activa el programa Dynamic, el grado máximo de balanceo lateral en curva rápida es de solo 2,5 grados.

Este S8 también será una referencia en cuanto a seguridad, ya que Audi anuncia un total de 38 asistentes a la conducción que estarán divididos en dos paquetes, City y Tour, convirtiendo a esta berlina deportiva en la más segura de su categoría.

Pasa desapercibido

Llegando al apartado estético, el S8, como es habitual en las berlinas deportivas de Audi, no destaca por su extravagancia. Hecho que no impide que ofrezca detalles exclusivos que nos permitan identificarla como la versión de altas prestaciones que es.

Entre los más destacados están, sin duda, las inscripciones S8 en la parrilla y el portón. Toda la parte inferior de la carrocería añade una tira cromada, mientras que los paragolpes ofrecen un diseño específico. En la zaga, lo más representativo son las dos salidas de escape dobles. Las llantas de 21 pulgadas y las carcasas de los retrovisores en aluminio satinado completan el diseño exterior.

De puertas para dentro, pocos cambios más allá de los asientos deportivos eléctricos tapizados en cuero con multitud de regulaciones, calefacción y, en opción, ventilación y masaje. También sobresalen las molduras en material Carbon Vector con efecto 3D combinado con el aluminio cepillado.

¿Preparado para lo siguiente?

Compartir el artículo

WhatsAppEmailFacebookCopiar link

Todos los artículos

Desde 16.300 €

El no va más

Más datos del nuevo eléctrico nipón

Mostrar más