Saltar al contenido principal
En estos momentos, los servicios que ofrece AutoScout24 están limitados por trabajos de mantenimiento. Esto afecta a algunas funciones, como el contacto con los vendedores, el inicio de sesión o la gestión de los vehículos para la venta.

Motor de arranque eléctrico

Aquí te explicamos para qué sirve el motor de arranque, cómo funciona y cómo cuidar esta pieza fundamental para poder usar el coche.

El motor de arranque es un motor eléctrico alimentado por la batería del coche que sirve para hacer girar y poner en marcha al motor de combustión interna de los automóviles.

¿Cómo funciona el motor de arranque?

El sistema de arranque de motores eléctricos está formado por la batería, el cableado, el interruptor de contacto y el motor de arranque. La batería suministra la energía a dicho motor cuando giramos la llave para poner en marcha el coche.

Al girar la llave damos corriente a una bobina (conocida como solenoide de arranque o bendix) que acciona un electroimán que desplaza un piñón y cierra un contacto dentro del propio motor de arranque. El piñón al desplazarse engrana en el volante del motor de combustión y al cerrarse el contacto en el motor de arranque, éste gira para mover el motor de combustión.

En el caso de los vehículos industriales de gran tamaño como, por ejemplo, pueden ser los camiones con capacidad para llevar remolques pesados y muy pesados, es necesario que el piñón se desplace con el rotor o inductor, para lo cual es necesaria la creación de campos electromagnéticos lo suficientemente fuertes. Además, este tipo de arranque de un motor eléctrico requiere de un relé integrado en el componente, el cual determina el final del proceso de alimentación eléctrica cuando deja de recibir energía. En cualquier caso, el inicio se produce cuando el rotor engrana en paralelo a las bobinas inductoras.

Tipos de arranque de motores eléctricos

A lo largo de la historia se han utilizado diferentes tipos de arranques de motores eléctricos en los coches. Desde los más convencionales, los cuales recibían el nombre de arranques directos a línea, hasta los más modernos de dos y tres velocidades pasando por los de estrella-triángulo, por ejemplo. En cualquier caso, la mayoría de los que se equipan hoy en día en los automóviles suelen tener una serie de características y piezas comunes. También acostumbran a conocerse como arranques de reducción ya que incorporan una reductora.

La reductora es la pieza que se encarga, dentro del sistema de arranque motores eléctricos, de convertir el trabajo en fuerza. En este sentido, operan sobre el impulsor, que es la pieza que se encarga de transmitir la rotación del eje del inducido, otro de sus componentes cuyo objetivo es el de sustituir el tradicional y voluminoso torque al conseguir una mayor velocidad de rotación. Por su parte, también dispone de una serie de imanes imantados constantemente, los cuales crean un campo magnético necesario para lograr que el inducido pueda girar. Finalmente, la última pieza de un motor de arranque de estas características es el solenoide, el cual se encarga de transformar ese campo magnético para mover el émbolo conectado a la horquilla cuya finalidad es la de empujar el impulsor hacia adelante.

Compartir el artículo

WhatsAppEmailFacebookCopiar link

Todos los artículos

Qué es el alcolock

Asesor · Tecnología del automóvil

VÍDEO| Apple CarPlay: qué es y cómo funciona

Asesor · Tecnología del automóvil

Qué son los neumáticos "para todo tiempo"

Asesor · Tecnología del automóvil
Mostrar más