Valor residual del leasing

El leasing, también llamado renting o arrendamiento financiero, es un tipo de contrato a través del cual el arrendador de un bien cede el derecho de uso de este a un arrendatario que se compromete a pagar mensualmente un arrendamiento durante el periodo durante el cual se prolongue el contrato.

Una vez concluido el contrato, el arrendatario puede elegir entre renovarlo, devolver el vehículo al arrendador o bien adquirirlo por su valor residual. Este tipo de contrato es muy habitual en empresas que desean disponer de equipo industrial o vehículos, por un coste menor que el que tendría adquirirlos.

Valor residual del leasing

Para calcular el valor residual del leasing de un coche, así como el de cualquier otro bien objeto de contrato, se resta del precio original por el que el arrendador adquirió el vehículo (al cual se le han de sumar los intereses y gastos acumulados durante el periodo de vigencia del contrato de leasing) las cantidades pagadas por el arrendatario durante el periodo en el que ha disfrutado del vehículo. Se trata de una operación financiera que consta de una prestación única y una serie periódica de contraprestaciones. Deben conocerse las cuantías de las que se componen ambas partes para poder calcular el valor residual del leasing.

Prestación y contraprestación del contrato de leasing

La prestación es el coche que se cede en arrendamiento, en tanto que la contraprestación se compone de una serie de cantidades compuestas de una cuota de amortización y una cuota de interés que deben satisfacerse en periodos regulares. El primero de ellos suele pagarse en el momento de la firma del contrato. Para calcular tanto las cuotas como el valor residual del renting hay que efectuar una operación de capitalización compuesta en la cual se incluirá el precio de mercado del vehículo, la cantidad a financiar, el término amortizativo, el rédito o interés de cada periodo y el número de periodos de la operación.

Ventajas del leasing de automóviles

Una de las ventajas más importantes del leasing es que permite financiar el 100 % del valor del vehículo, ahorrándole de este modo al arrendatario la utilización de créditos o préstamos así como la inmovilización de capitales propios que podrán destinarse a otros fines. Asimismo, ofrece incentivos fiscales al ofrecer la oportunidad de aplazar el pago de impuestos. El leasing de vehículos es una opción muy atractiva para los propietarios de pequeñas y medianas empresas, ya que además de permitirles disfrutar de vehículos de representación por un coste mucho menor que el de adquirirlos en propiedad, les ofrece la oportunidad de comprarlos al término del contrato por un precio muy económico. Por ello, a la hora de formalizar el contrato con el arrendador, conviene solicitar la información referente al valor residual del leasing.

Compartir el artículo

WhatsAppEmailFacebookCopiar link

Todos los artículos

Probando el vehículo

Fraudes y phishing emails

Elegir el vehiculo adecuado

Mostrar más