Compra tu Renault Automatico de ocasión en AutoScout24

Renault Automatico

Renault automático: comodidad y eficacia en la conducción

La fundación de Renault se produce en 1899 en la sede de Boulogne-Billancourt en Francia, gracias a su creador, el innovador tecnológico y fabricante Louis Renault. Su primer gran pedido fue de 250 taxis; en plena guerra mundial vendrían los pedidos de camillas, camionetas, ambulancias e incluso algunos carros de combate. Para entonces, ya pensaban en el lanzamiento del R16, los éxitos en rally (que utilizaban como banco de prueba), y un crecimiento siempre rápido basado en el desarrollo innovador y la calidad de fabricación en cada uno de sus modelos. Supieron anticiparse a las necesidades y a las modas, y cuando en Europa el cambio manual de marchas era el rey, Renault se atrevió a sacar lo mejor de sí mismo para ofrecer confort y calidad de conducción a sus clientes. Desde entonces no han dejado de corregir errores, proceder a sustituciones en sus motores y a mejorar hasta llegar a su actual y revolucionario sistema de transmisión EDC. Por eso conseguir cualquier Renault automático de cualquier generación en un mercado de coches de segunda mano, ha significado siempre también obtener un clásico con garantías.

Mecánica automática innovadora: la EDC de Renault

A continuación describimos los modelos típicos de Renault automático y sus características. Renault 25: utilizaba una caja MJ3, y la 4141 de 3 velocidades, luego evolucionó a la AR4 de 4 velocidades, que se bautizó más adelante en el Safrane como AD4/AD8 (una caja que se fue sustituyendo hasta extinguirse por completo, ya que el enfriador utilizado era de baja calidad y no ofrecía buenos resultados). Clio Energy Sport RS 200 CV: de doble embrague, con seis relaciones en su modelo de 4 cilindros, 16 V con 1.6 gasolina. En el modelo Laguna sería opcional: utilizaba la de 4 velocidades en el 3.0 v6 y en el 2.0 8v. Latitude: gasolina 2.5L V6, todo un Renault automático de seis velocidades. Megane III: es de tipo variable - CVT, actualmente con EDC. Al igual que en Captur: diésel de 4 cilindros con cambio automático de doble embrague. Scénic: 2.0 litros de 150 con caja automática. Actualmente, Renault automático utiliza una transmisión automática de vanguardia que es de doble embrague: (Efficient Dual Clutch o EDC) de 6 velocidades, logrando un bajo consumo y bajas emisiones de CO2, y que permite cambios rápidos y continuos, reacciona con rapidez a las necesidades de cualquier tipo de conducción. Clio las monta en su GT TCe 120, en su dCi 90 EDC y RD 200 EDC: un sistema automático que no tiene nada que envidiar al DSG de Volkswagen. Mejora el confort y la facilidad de conducción, la respuesta es rápida a cada tipo de conducción, y su electrónica ha corregido defectos de refrigeración del pasado, optimiza el consumo respondiendo a las necesidades. Sus nuevas transmisiones automáticas impiden que el vehículo se cale en cualquier situación. Renault automático se adapta y elige instalar en sus vehículos lo mejor de cada sistema de transmisión EDC.