Saltar al contenido principal
En estos momentos, los servicios que ofrece AutoScout24 están limitados por trabajos de mantenimiento. Esto afecta a algunas funciones, como el contacto con los vendedores, el inicio de sesión o la gestión de los vehículos para la venta.

Morgan 4/4

#Un exterior clásico con entrañas totalmente actuales

El 4/4 es sin duda el vehículo más emblemático de la firma inglesa. Su nombre responde a una sencilla explicación: fue el primer automóvil de Morgan que montaba cuatro ruedas (antes la firma fabricaba coches de 3) y el que incorporaba una mecánica de cuatro cilindros. Este roadster, al contrario de lo que pueda parecer, no tiene un motor grande pero sí ofrece la posibilidad de conducir en la actualidad un vehículo con las mismas características que los del primer tercio del siglo XX.

Modelos alternativos

Morgan 4/4: el roadster británico se mantiene fiel a su esencia

Hay que aclarar que, pese a su apariencia, el Morgan 4/4 no es un vehículo clásico. Es más bien un diseño para nostálgicos que quieren experimentar sensaciones de vehículos del siglo pasado. Su frontal es estrecho, con una gran parrilla compuesta por varias varillas verticales, flanqueadas todas ellas por los pasos de rueda tan independientes como redondeadas. Igualmente llamativos son sus faros, con un diseño clásico que esconden en su interior un sistema de alumbrado absolutamente moderno.

Fabricado en la planta que la Morgan Motor Company tiene ubicada en Link, Worcestershire, Reino Unido, el 4/4 cuenta con un lateral de diseño muy marcado y condicionado por las aletas, con una caída más fluida en su frontal y más tendente a los semiesférico en la parte posterior. Los pilotos son independientes de la luz del freno, de posición y de los intermitentes, todos ellos con apariencia clásica pero con entrañas actuales.

Desde su primer modelo en 1936 hasta prácticamente la actualidad, nunca ha dejado de fabricarse. De hecho, la firma presume de tener el modelo en producción más duradera del mundo. Su motor pasó de1.122 centímetros cúbicos a los 1.595 del actual. En 1955 se presentó la primera modificación, con un chasis completamente nuevo que no era muy diferente del modelo actual, salvo por la transmisión de cinco velocidades de origen Mazda que monta el actual.

Principales ventajas y desventajas

  • Diseño exterior inmejorable, homenajeando los vehículos de la época (el primer modelo es de 1936).

  • Instrumentación sencilla, con remates interiores de materiales duraderos y fabricados a mano.

  • Hueco para los pies algo estrecho. Sigue los estándares de los modelos clásicos, no de los actuales.

  • Conducción complicada, tacto duro. Cuesta hacerse al vehículo.

  • Motor muy potente fabricado por Ford con rendimiento que raya lo deportivo.
  • Precio elevado para las prestaciones que ofrece: nunca por debajo de 49.000 euros.

Motores y precios del Morgan 4/4

Morgan siempre ha fabricado sus motores. Esta es una de sus excepciones, pues monta un propulsor más actual, de combustión única de gasolina, fabricado por Ford y denominado Ford Sigma. Cuatro cilindros y 1,6 litros que entregan una potencia final de 111 CV (144 en su versión más potente) y un par máximo de 132 Nm. La transmisión, por su parte, es manual, fabricada por Mazda. Estos son los precios del modelo de 2009:

  • Morgan 4/4 1.6, con 111 CV de potencia desde 49.848 euros
  • Morgan 4/4 2.0 Plus 4 con 144 CV de potencia desde 56.560 euros
  • Morgan 4/4 2.0 Plus 4- 4 puertas con 144 CV de potencia desde 63.848 euros

Un equipamiento muy básico

Sus prestaciones interiores son muy limitadas, pues trata de respetar al máximo el modelo clásico. Conserva un chasis de acero, una carrocería de aluminio fijada sobre un bastidor de madera, una suspensión independiente de tipo pilar deslizante en el eje delantero y un sistema de eje rígido con muelle helicoidal en la zaga. No dispone de ABS, ni de dirección ni de frenos asistidos. Su volante no puede ajustarse ni en altura ni en profundidad. Dispone de calefacción, pero no de conductos situados a nivel de nuestra cara.

¿Por qué comprar un Morgan 4/4?

Pese a ser un vehículo clásico construido con materiales y estructura moderna, sería injusto comparar este vehículo con los estándares actuales, pues no podría competir con ninguno. Eso hacen de este 4/4 un vehículo único, diferente, un rara avis con todo el encanto. No dispone de las prestaciones de un vehículo actual pero puede presumir de una conducción clásica de fabricación moderna.

Conducirlo no es sencillo, pero una vez te acostumbras se antoja imprescindible. Los pedales tienen tacto duro y el volante unas dimensiones algo exageradas, pero homologa un consumo bastante contenido (apenas 9 litros cada 100 km), pesa alrededor de 1000 kilos en función del modelo y es capaz de acelerar de 0 a 100 km en 8 segundos. Su velocidad punta es de 185 km/h.

Su escape deportivo, situado a la altura del conductor, junto con su elegante estética y su difícil conducción nos transportan a otra época. Una oportunidad única para los nostálgicos que nunca han disfrutado de un vehículo clásico de experimentar una sensación única. Todo un logro que una compañía se mantenga fiel a su esencia compitiendo con algo completamente distinto (por innovador) y a la vez tremendamente clásico.