Compra tu Bugatti Veyron de ocasión en AutoScout24

Bugatti Veyron

Bugatti Veyron

Con el Bugatti Veyron VW resucita una leyenda automovilística

En el caso de los superdeportivos, incluso con precios de venta superiores al millón de euros no siempre es posible ganar dinero. El problema radica en que los costes del desarrollo técnico son muy elevados y las series producidas muy pequeñas. Más

Encuentra el coche de tus sueños

Más de 2.4 millones de vehículos a lo largo de toda Europa

Uno de los superdeportivos de calle más rápidos de la historia

Hablar del Bugatti Veyron no es únicamente hablar de uno de los vehículos más veloces jamás fabricados. El Veyron es mucho más, es una auténtica obra de arte tecnológica, uno de los automóviles más avanzados de la historia, una revolución en esta industria que, hasta su nacimiento, nadie había podido ni siquiera soñar emular. La firma Bugatti, pese a ser una de las más conocidas en el mercado, ha sufrido idas ye venidas a lo largo de toda su historia. Pero fue a partir del año 1998, con su compra por parte del grupo Volkswagen, cuando esta marca despegó definitivamente, dando a luz a esta maravilla, el Veyron. Un superdeportivo con unas prestaciones hasta la fecha jamás vistas, con motores de 1.001 y 1.200 CV y velocidades puntas de más de 400 km/h que han batido récords.

Cronología del nacimiento de la bestia

La historia del Veyron, como la de la firma que lo fabrica, está cargada de acontecimientos curiosos, y es que este superdeportivo llevaba rondando por la cabeza de los ingenieros de Bugatti desde hace más tiempo del que se cree.

Tras hacerse el Grupo Volkswagen con la compañía, en el año 1998, comenzaron a presentarse los primeros prototipos de un nuevo superdeportivo que estaría llamado a batir todos los récords de velocidad. La primera vez que se utilizó la nomenclatura Veyron (que viene del apellido del piloto francés vencedor en Le Mans en 1939 a mandos de un Bugatti), fue en el año 1999, con motivo del Salón del Automóvil de Tokio.

Un año más tarde, esta vez en París, Bugatti presentó por primera vez su 16.4 Veyron, que evolucionó un año más tarde proclamando por primera vez la intención de comenzar su comercialización un poco después, a partir de 2003. Se trataba de un superdeportivo con unas prestaciones desconocidas hasta la fecha, que podría alcanzar velocidades superiores a los 400 km/h, que le convertirían en el vehículo de producción en masa más rápido de la historia.

La planta de Molsheim, en Francia (lugar donde se ubicó la fábrica original) fue la encargada de comenzar a producir el Bugatti Veyron, con una partida inicial de 450 unidades. Este modelo definitivo fue presentado en 2003 en el Salón del Automóvil de Ginebra.

Este Veyron original se mantuvo en producción hasta el año 2011, dando paso posteriormente a versiones mejoradas y más potentes, como el Grand Sport y el Super Sport. Posteriormente llegaría el Vitesse para, finalmente, despedirse con el último Veyron vendido, el Grand Sport Vitesse La Finale.

El sucesor natural del Veyron, el Bugatt Chiron, fue presentado en 2016 como un vehículo completamente renovado, pero que mantiene la misma filosofía que su predecesor.

Principales ventajas e inconvenientes del Bugatti Veyron

  • El diseño exterior del Veyron está pensando para sobrepasar velocidades de infarto. En primer lugar destacan los materiales con los que está construido, entre los que predominan elementos como la fibra de carbono, el aluminio o incluso el Kevlar. Las dimensiones del Veyron impresionan en lo que respecta sobre todo a su altura, ya que en vehículos de estas características suelen ser algo más bajos. Esto se debe a que cuenta con unas imponentes entradas de aire superiores. Añadir también su alerón trasero, que se despliega cuando alcanza una velocidad superior a 230 km/h.

  • Dentro del Bugatti Veyron predominan los acabados de calidad, con gran presencia del cuero y el aluminio. Los diseñadores de la firma buscaron mantener el mismo aspecto que los primeros Bugattis de carreras. Obviamente, carece de cualquier sistema de infoentretenimiento con pantallas táctiles. Con lo que sí cuenta es con un sistema de arranque de motor a través de un botón, así como con levas de cambio en el volante.

  • Se trata, como es evidente, de un vehículo pensado para alcanzar velocidades de infarto. Es por esto que el Bugatti Veyron no destaca por sus cotas de habitabilidad interior, aunque tampoco lo pretende. Se trata de un biplaza donde el conductor tiene todo lo necesario para sobrepasar velocidades hasta el momento sólo imaginables en circuito. Lo mismo ocurre con el maletero. ¿Quién piensa en el maletero cuando tiene los recursos para viajar en jet privado?

  • Que el Bugatti Veyron es uno de los vehículos de calle más veloces jamás creados es una evidencia. Lo que también es cierto es que su comportamiento es mucho mejor en largas rectas o vías con pocas curvas, ya que le cuesta mantener esa agilidad que le caracteriza cuando no se dan estas condiciones.

  • Como curiosidad, y pensando siempre en la seguridad por encima de todo, si el afortunado conductor de un Veyron quisiera superar velocidades de 375 km/h, debería activar una llave ubicada en el suelo del vehículo, justo al lado de su asiento (antes de encender el vehículo). Esta llave (Top Speed) permitirá al Veyron realizar algunos cambios entre las que destacan bajar 6 cm la carrocería, reducir el ángulo de su alerón, limitar el movimiento del volante o cerrar las aletas difusoras delanteras.

  • El Veyron no es un vehículo para todos los públicos. De hecho, no hay más que mirar la lista de algunos famosos propietarios para darse cuenta. Además de los precios de salida de este superdeportivo, superiores al millón de euros, hay que contar con los gastos de mantenimiento y operativos, ya que, por ejemplo, un juego de neumáticos nuevo cuesta la friolera de 38.000 euros, un cambio de aceite cerca de 20.000 y el seguro, unos 2.000 más cada mes.

Repaso a los principales competidores del Veyron

El Bugatti Veyron 16.4 Super Sport, con 431 km/h de velocidad punta, tuvo el honor de ser el vehículo de calle más rápido de la historia, pero estos honores no siempre duran demasiado tiempo. Bajo estas líneas se enumeran cuáles son los nuevos vehículos con velocidades máximas más altas:

  • Bugatti Chiron: La evolución del Veyron, su hermano mayor, que entrega una potencia de 1.500 CV alcanzando una velocidad máxima de 464 km/h, aunque esta está limitada electrónicamente a los 434 km/h.
  • Koenigsegg One: Un modelo tan veloz como exclusivo, ya que únicamente cuenta con 6 unidades producidas. Con sus 1.360 CV, se cree que es capaz de llegar a los 440 km/h, ya que no han encontrado neumáticos capaces de soportar su rendimiento.
  • Koenigsegg Agera RS: Mismo fabricante, diferente modelo. El Agera RS certifica una velocidad punta de 447 km/h, superando a su principal competidor hasta la fecha, el Bugatti Chiron.
  • Hennessey Venom F5: El nuevo rey de la velocidad, a falta de que sus datos sean confirmados por el Libro Guinness de los Récords. Sus 1.600 CV de potencia permiten al Venom F5 alcanzar una velocidad punta de 482 km/h.

Motorización y precios

El responsable de hacer que este superdeportivo alcance velocidades superiores a los 400 km/h, convirtiéndole en uno de los vehículos más rápidos de la historia, no es ni más ni menos que una auténtica bestia de 16 cilindros colocados en W, esto es, dos bloques de 8 cilindros, ambos colocados en V estrecha.

Este imponente motor, cuya cilindrada es de 7.993 cm³, entrega unas potencia de 1.001 CV a 6.000 rpm y 1.250 Nm en sus primeras versiones, llegando hasta los 1.200 CV con 1.500 Nm de par en el Veyron Super Sport y algunas otras versiones especiales.

Tal es la potencia y velocidad que todos los Veyron necesitan neumáticos especiales que puedan soportar esas condiciones.

El Bugatti Veyron cuenta con motor trasero central longitudinal, tracción a las cuatro ruedas y cambio semiautomático de doble embrague y siete relaciones. Este cambio, como se mencionaba anteriormente, cuenta con levas en el volante.

En cuanto al precio, cantidades realmente astronómicas que se sitúan entre 1 y 2 millones de euros:

  • Veyron 16.4 (1.001 CV) por 1.280.000 de euros
  • Veyron 16.4 Grand Sport (1.001 CV) por 1.830.500 de euros
  • Veyron 16.4 Super Sport (1.200 CV) por 2.000.000 de euros

Principales prestaciones y versiones

Para empezar, hay que recalcar que llegar a velocidades por encima de 400 km/h no es sólo cosa de un motor potente, influyen otros aspectos como la aerodinámica, y es que el Veyron cuenta con un coeficiente aerodinámico de 0,36, que llega hasta 0.41 al desplegar su alerón en velocidades superiores a 230 km/h. Para alcanzar la velocidad máxima, hay que bloquear dicho alerón a través de una llave especial, como ya se ha comentado anteriormente.

En lo que respecta a velocidad, el Bugatti Veyron alcanza una máxima de 408 km/h. Por su parte, el Veyron Super Sport, con 200 CV de potencia más, consigue una velocidad máxima de 431 km/h, aunque esta está limitada a los 415, tardando únicamente 2,5 segundos en alcanzar los 100, y alrededor de 14 segundos en llegar a los 300 km/h.

Versiones del Veyron:

  • Veyron 16.4 Grand Sport
  • Veyron 16.4 Super Sport
  • Veyron 16.4 Grand Sport Vitesse

Ediciones Especiales:

  • Veyron Fbg Par Hermès
  • Veyron Linea Vincero
  • Veyron Linea Vincero d’Oro
  • Veyron Bleu Centenaire
  • EB Veyron 16.4 Pur Sang
  • Veyron Sang Noir
  • Veyron Grand Sport Sang Bleu
  • Veyron Grand Sport Blanc Noir
  • Veyron Gold Gumball Rally
  • Veyron Gold from Kuwait
  • Veyron Pegaso Edition

Datos técnicos del Bugatti Veyron

Resumen de los datos técnicos como el consumo, CV (caballos de potencia), dimensiones, peso y longitud

Mostrar datos técnicos