Saltar al contenido principal

Nuevos colores, las funciones de siempre

Descubre ya el nuevo diseño que estamos implementando paso a paso en todo nuestro portal.

Prueba: SsangYong Korando D20T 4x2 Auto – Sin rivales a la vista

Parece mentira que, a pesar de la inmensa oferta de SUV en el mercado, no exista una alternativa directa a este Korando. Ninguno de sus rivales ofrece un motor diesel tan potente combinado con tracción delantera y cambio automático. Al menos no existe a un precio tan asequible.

Es una alternativa excepcional que, además, contribuye a suavizar el comportamiento de sus 175 cv… Suavidad y confort de marcha. Esas son las dos premisas fundamentales para quienes buscan un cambio automático en su vehículo. A día de hoy, la oferta en este tipo de transmisiones es muy generosa y ya ha llegado a la práctica totalidad de los fabricantes: cajas manuales pilotadas, convertidor de par, transmisión continua variable, doble embrague… todas, además, están escalonadas en diferentes rangos de precio y sofisticación para que el cliente no pueda escaparse de las manos del fabricante.

Sin embargo, las políticas de precios y equipamientos de las marcas obligan con frecuencia a invertir más dinero de la cuenta en equipamientos que deben ir ligados a nuestra transmisión automática. Llantas más grandes, tracción integral, techo solar, cuero… un suma y sigue de opcionales que, al final, acaban por disparar el precio a pagar por tener un coche un poco más fácil de conducir.

Por precio, la alternativa perfecta

En este punto, podemos decir que SsangYong ha conseguido “democratizar” el segmento de los SUV con cambio automático y tracción delantera, ofreciendo una alternativa asequible (26.050 euros) para llegar a un público de menor poder adquisitivo. Podemos buscar todo lo que queramos, pero a día de hoy no hay otra opción en este segmento con el mismo precio, tamaño y potencia del motor.

El caso más cercano es el del recién presentado CX-5, por el que Mazda pide en su versión 2.2 D 150 cv Style Automático casi 29.000 euros. Un Nissan Qashqai 2.0 dCi de 150 cv, por ejemplo, tampoco ofrece tanta potencia y su cambio CVT sólo está ligado a la tracción integral. Por esta versión, los japoneses piden al menos 26.900 euros.

Único motor, pero llegarán dos nuevas variantes en 2012

Repasemos primero las características de este coreano con algo más de un año en el mercado. Hasta que lleguen en 2012 dos nuevos motores diesel y gasolina de 145 cv, SsangYong no ofrece más alternativa que un diesel 2.0 turboalimentado con 175 cv de potencia, un propulsor con un consumo muy aceptable (6 litros) y un nivel de empuje sobresaliente gracias a los 360 Nm de par disponibles a partir de 2.000 vueltas.

Hace varios meses, cuando hicimos la comparativa del SsangYong Korando con el RAV4 de Toyota, echamos en falta algo más de progresividad en la entrega de potencia, ya que al final, toda la efectividad del motor estaba en un margen de revoluciones muy estrecho (2.000 y 3.000 rpm), entregaba todo de golpe y dejaba poca respuesta en bajas. A efectos prácticos, sin embargo, nos seguía compensando que el SsangYong fuera la única opción de disfrutar de tanta potencia en un SUV por apenas 21.000 euros que cuesta la versión más básica.

Simple, pero efectiva

Por suerte, este defecto queda ahora algo más disimulado gracias a la caja automática desarrollada por la empresa australiana DSI en colaboración con SYMC. Se trata de una transmisión de seis marchas por convertidor de par que sólo ha incrementado 20 kilos el peso total del Korando y que gracias a la configuración de sus desarrollos consigue extraer un poco más de par en bajas vueltas y un mayor desahogo al circular a altas velocidades. En general, puede parecer que hemos perdido algunos caballos con respecto al cambio manual (tarda casi un segundo más en realizar una aceleración hasta los cien), pero se gana en suavidad de marcha y progresividad. Tampoco hemos notado una pérdida clara de contundencia a la hora de recuperar velocidad en autopista, lo que sin duda es uno de los principales fuertes del Korando.

Como decimos, no se trata de ningún prodigio de la tecnología, y cualquiera que haya probado una caja de doble embrague sacará bastantes pegas en cuanto a rapidez y capacidad de control de las marchas por parte del conductor, pero en general las opciones que ofrece son bastante completas para una utilización normal. Por ejemplo, en condiciones de suelo deslizante como barro o nieve podemos seleccionar el modo Winter para fijar la segunda marcha y controlar el exceso de par que haría deslizar las ruedas sin dar avance al vehículo.

Además, SsangYong ofrece un control secuencial a través de dos botones en el volante en lugar de las clásicas levas, lo que le aporta algo de originalidad al conjunto. Con ellos se puede fijar una marcha predeterminada para subir una pendiente elevada sin que el coche cambie automáticamente al alcanzar un régimen determinado. No obstante, estos pulsadores no pueden utilizarse de forma puntual (como si ocurre en otros modelos automáticos) si tenemos seleccionado el modo automático en la palanca.

Consumo mínimo: 8 litros

Hemos probado a gestionar manualmente el cambio del Korando y también que fuera él solo el que decidiera la relación más adecuada para nuestra marcha, pero en ningún caso hemos conseguido bajar de los 8 litros de media en el ordenador de a bordo con una conducción suave y dentro de los límites de velocidad.

Datos técnicos
Marca y modelo SsangYong Korando
Versión D20T 4X2 Premium Plus
Especificaciones
Longitud/anchura/altura (mm) 4410 / 1830 / 1710
Distancia entre ejes (mm) 2.650
Diámetro de giro (m)
Peso (kg) 1.611
Volumen del maletero (l) 486
Neumáticos de serie 225 /60 R17
Motor
Cilindrada (cc) 1998 / 4 en línea
Potencia (cv) 175
Par máximo (Nm/rpm) 360 / 2.000-3.000
Tracción Delantera
Transmisión Convertidor de par, 6 velocidades
Consumo
Combustible Diesel
Urbano/Carretera/Combinado (l/100km) 9,4 / 6,1 / 7,3
Emisiones CO2 (gr/km) 194
Consumo durante test (l/100km) 8
Características
Aceleración 0-100 km/h (s) 10,8
Recuperación 80-100 km/h (s) en 4ª N.D
Capacidad depósito (l) 57
Velocidad máxima 186
Precio actual (con promoción)
Euros 26.050
Equipamientos extras disponibles
Más datosMenos datos

En realidad, no es una cifra demasiado alejada de la que anuncia el fabricante en su ficha técnica (7,3), con lo que podemos darlo por bueno, ya que esperábamos que la diferencia con respecto al manual (6,0 litros) fuera todavía más grande.

A ojos de los clientes españoles tampoco afectará demasiado la reducción en la velocidad máxima. El Korando automático detiene la aguja del velocímetro en 186 km/h, frente a los 195 que pueden obtenerse con el cambio manual. No es determinante, pero desde luego no gusta si hemos pagado un suplemento de precio como éste.

3.000 euros más caro

SsangYong ha aprovechado para añadir dos nuevas líneas de equipamiento a la gama, una para la versión automática 4x2 (Premium Plus) y otra para la de tracción integral (Limited Plus). En el caso de la versión con dos ruedas motrices, el sobrecoste es de 3.000 euros, algo que no se justificaría si no fuera por la cantidad de equipamiento que se incluye en este precio. A la dotación inicial, que ya incluye llantas de 17”, cristales tintados, puerto USB, conexión iPod y volante multifunción hay que sumar ahora el climatizador automático, elevalunas de un toque, tapicería con inserciones en cuero y los asientos calefactables. Actualmente, la marca también incluye de forma promocional y sin sobrecoste un navegador con bluetooth, así como unas molduras deportivas en el frontal y en la trasera.

En cualquier caso, hay que tener en cuenta que este incremento de precio se debe a que el Korando con transmisión automática paga el 9,75% en concepto de impuestos de matriculación, frente al 4,75% de la versión manual. Los casi 200 gramos de CO2 por kilómetro que emite son los responsables directos de esta penalización.

Resumen

Pagar 3.000 euros extra para que tu coche sea más lento y consuma más combustible puede carecer de sentido a primera vista. Sin embargo, el cambio automático convierte al Korando en un coche más cómodo, progresivo y mucho más dócil que la versión de cambio manual. Además, el equipamiento es todavía más completo y no hay otro diesel de más de 170 cv a un precio tan asequible. SsangYong ha encontrado así una necesidad hasta ahora sin cubrir dentro del segmento SUV.

Puedes encontrar más información relacionada con el habitáculo, maletero y conducción en la comparativa realizada con el Toyota RAV4.

¿Preparado para lo siguiente?

Compartir el artículo

WhatsAppEmailFacebookCopiar link

Todos los artículos

Prueba: Ssangyong XLV D16T 4x2 Limited Aut. – Entre dos tierras

Pruebas · SsangYong

Prueba: SsangYong Tivoli G16 4x2 – Una nueva era

Pruebas · SsangYong

Prueba: SsangYong Rodius 200 Xdi – Un monovolumen realmente interesante

Pruebas · SsangYong
Mostrar más