Saltar al contenido principal

Nuevos colores, las funciones de siempre

Descubre ya el nuevo diseño que estamos implementando paso a paso en todo nuestro portal.

Probamos el Mercedes-Benz CLA 200 d Coupé: el enemigo en casa

Con el anuncio del Clase A Sedán muchos pensamos que el CLA Coupé estaba destinado a desaparecer. Sin embargo, Mercedes-Benz ha mantenido la fórmula de esta berlina deportiva que nosotros hemos probado en su versión 200 d de 150 CV.

En 2004 Mercedes-Benz sorprendió a propios y extraños lanzando al mercado el concepto de berlina cupé de cuatro puertas: el CLS. Fórmula que no solo fue copiada por el resto de fabricantes Premium, sino por la misma firma de la estrella. Eso sí, tuvimos que esperar casi una década para ver de nuevo la misma fórmula aunque en un frasco algo más reducido. Así es como nació el CLA Coupé.

Ahora el panorama es bien distinto y no solo porque el mercado esté dominado por los SUV o porque la competencia es mayor, sino porque la propia Mercedes-Benz se ha sacado de la manga un rival interno para este CLA Coupé: el Clase A Sedán. Cierto es que no ofrece el estilo, el espacio o el diseño de nuestro protagonista, pero el hecho de que cueste 3.100 € puede ser determinante para muchos compradores que busquen una berlina compacta de estilo deportivo.

Figura atlética

prueba-meredes-cla-200d-38

Quienes opten por este CLA Coupé se llevarán, probablemente, una de las berlinas deportivas más elegantes del momento, con el permiso de los Audi A5 Sportback y BMW Serie 4 Gran Coupé quienes quizá no rivalizan directamente con él, pero sí le quitan un buen puñado de clientes.

En comparación con su predecesor, este CLA Coupé de segunda generación es más 5 cm largo, 5 cm más ancho y ligeramente más bajo que antes llegando así a los 4,69 metros, 1,83 metros y 1,44 metros, respectivamente.

Estéticamente cuenta con una silueta elegante y refinada, mucho más que A Sedán. Distinción que surge de pilar B hacia atrás (de ahí para delante son casi calcados), con una caída del techo más pronunciada y, sobre todo, un voladizo más alargado, responsable este último de los 50 litros adicionales que consigue frente al Clase A Sedán: 460 frente a 410 litros.

Esto me suena

prueba-meredes-cla-200d-13

De puertas para dentro la semejanza es casi total con su hermano pequeño. Tal es así que no percibimos diferencia alguna tras bajarnos del AMG A35 4MATIC y subirnos en este CLA Coupé más allá de las molduras y asientos específicos del primero. Circunstancia que lejos de ser perjudicial encontramos como todo un acierto.

Primero por la apariencia, con la doble pantalla de 10,1 pulgadas integrada con el sistema multimedia inteligente MBUX con asistente personal, y segundo, por la calidad de construcción. Puede que quien se gaste esos 3.000 € de más en este modelo busque algo de distinción, que llega en forma de control gestual para algunas funciones. Resulta intuitivo y es sencillo de manejar, pero sobre todo es útil porque nos permite guardar algunos gestos como atajos para así no distraernos en exceso.

Más novedades. El sistema MBUX es capaz de discriminar la voz de piloto y copiloto, tal y como comprobamos con relativa y grata sorpresa. En el caso de la iluminación, totalmente configurable, el conductor podrá activarla pasando la mano por el retrovisor interior.

Luces y sombras

prueba-meredes-cla-200d-06

En caso de que no nos vaya mucho esta función, siempre podremos manejar ambas pantallas con los mandos táctiles situados en el volante o, en el caso, de la central, con el ya característico touchpad.

Otro dato que calcan: la distancia entre ejes. Con 2,73 metros de largo, hay espacio más que suficiente para las rodillas, al menos para un conductor de mi 1,79 metros. Sin embargo, la caída del techo provoca que personas más altas que un servidor ya toquen con su cabeza perdiendo confort.

prueba-meredes-cla-200d-47

Más puntos a mejorar. Pese a estar configurado para cinco ocupantes, la plaza central resulta hasta testimonial, tanto por lo voluminoso del túnel central como por lo estrecho y elevado de su butaca. Por tanto, este CLA Coupé se convierte en una mejor alternativa para que viajen cuatro adultos.

Un poco más atrás, el maletero cubica los comentados 460 litros a los que ahora se acede mediante un portón más amplio que facilita la carga de objetos. Quien busque o quiera más espacio podrá poner sus miras en el CLA Shooting Brake, o lo que es lo mismo, la carrocería familiar del CLA Coupé, con un diseño inconfundible, portón trasero y una zona de carga de 505 litros.

El diésel resiste

prueba-meredes-cla-200d-31

Yendo al apartado mecánico, hemos optado por la que indudablemente es su versión más racional: el 200 d de 150 CV. Pese a la tendencia bajista del diésel, hay segmentos que deberían seguir siendo coto de dicho combustible, más aún si buscamos ese equilibrio entre confort, prestaciones y bajo consumo.

En el caso de este motor de 2.0 litros y cuatro cilindros, el acierto es amplio siempre y cuando vayamos a meterle un buen puñado de kilómetros. Hay quien optará por los 190 CV el CLA 220 d Coupé pero los 3.780 € de más que se piden por él bien pueden hacer que nuestro protagonista se lleve la palma.

prueba-meredes-cla-200d-39

Lógicamente, nuestro CLA 200 d Coupé tarda más en pasar de 0 a 100 km (8,3 frente a 7,1 segundos) y se queda en 226 km/h de punta (244 el de 190 CV) pero en marcha ya os confirmamos que gasta bastante menos. Porque aunque ambos homologan 4,8 l/100 km, la sensación que tenemos circulando es de auténtico ahorro. En total y sin ir preocupados por el dato, homologamos poco más de 6 l/100 km, valor que puede reducirse considerablemente cuando circulamos por autopista a ritmo tranquilo.

Socio de lujo, la transmisión 8G-DCT de doble embrague y ocho relaciones que no solo consigue ajustar más el dato de gasto, sino que en conducción más viva posee una rapidez encomiable. Además, siempre que queramos podremos tomar el mando mediante las levas situadas tras el volante.

Mejorando lo presente

prueba-meredes-cla-200d-36

Si nos ceñimos al apartado dinámico, una de las ventajas que obtiene este CLA Coupé de haber sido desarrollado sobre la nueva plataforma del Clase A es, precisamente, esa, el haber sido desarrollado sobre dicha base. Sobre eso, este CLA Coupé ofrece ligeras variaciones que le convierten, quizá, en un vehículo más deportivo que su hermano.

Para ello cuenta con barras estabilizadoras más gruesas, un ancho de vías mayor, sistemas de estabilidad recalibrados y una dirección algo más precisa. En marcha, estos cambios se hacen visibles, sobre todo, en tramos revirados donde muestra un gran aplomo.

Sin embargo, en líneas generales y pese a su estética, no hablaría de él como un coche 100% deportivo, sino como una berlina de tintes deportivos con la que da gusto viajar. Porque el equilibrio y el confort son las notas predominantes, más aún si equipamos la suspensión de dureza variable que varía la dureza de los amortiguadores en función de si elegimos el programa Sport o el Comfort.

Adaptado a tu gusto

prueba-meredes-cla-200d-03

Habitual en Mercedes-Benz, así como en cualquier otra marca de lujo que se precie, es la posibilidad de equipar nuestro CLA Coupé con un amplio número de elementos opcionales. Para demostrarlo, los más de 11.000 € en extras que montaba nuestra unidad consiguiendo un vehículo pintón a la par que tecnológico y confortable.

Entre algunos de las opciones destacadas, la pintura azul denim metalizada, las llantas de aleación AMG de 19” (de serie ya parte con unas de 18), el pack Night que sustituye las inserciones cromadas por unas en negro brillante más elegantes o el paquete Premium Plus que aglutina desde los faros MultiBeam LED hasta el MBUX, el techo corredizo panorámico, los asientos deportivos tapizados en simil de cuero Ártico o el Head-up Display.

En definitiva, con este CLA Coupé, Mercedes-Benz nos presenta un Clase A más elegante y deportivo que justifica, precisamente en eso, el incremento de precio respecto a un Clase A Sedán. Equilibrado tanto mecánica como dinámicamente solo falta ver cuál es la elección del conductor que entre en una concesión de la firma de la estrella.

¿Preparado para lo siguiente?

Compartir el artículo

WhatsAppEmailFacebookCopiar link

Todos los artículos

Prueba: Mercedes-Benz Clase C 220d – Defensa férrea

Pruebas · Mercedes-Benz

Prueba: Mercedes-Benz A 180d – Brilla con luz propia

Pruebas · Mercedes-Benz

Prueba: Mercedes-AMG GLA 45 – El límite lo pones tú

Pruebas · Mercedes-Benz
Mostrar más