Saltar al contenido principal

Nuevos colores, las funciones de siempre

Descubre ya el nuevo diseño que estamos implementando paso a paso en todo nuestro portal.

Prueba Ford Kuga PHEV 2020: con mucha chispa

La cuarta generación del Ford Kuga mantiene su ADN español sumando una chispa extra en forma de la variante híbrida enchufable que hemos probado. Así es y así se comporta el nuevo Ford Kuga PHEV 2020.

Más allá de que los SUV hayan capitalizado el mercado, queda claro que le electrificación (cualquiera que sea) parece ser la variable más apta para su total dominio. Ford es consciente de ello y por ello ha dotado al nuevo Kuga de una chispa extra que le aporte un plus de ventas.

Hecho que tampoco es que sea vital para el todocamino americano pues desde su aparición en 2007, el Kuga se ha convertido en uno de los pilares maestros tanto para Ford como para la industria española (desde 2012 la fabricación en exclusiva para el Viejo Continente sale directamente de la planta valenciana de Almussafes). El objetivo con esta cuarta entrega es, quizá, doble: ser la referencia tanto de su segmento como de los todocaminos híbridos enchufables.

prueba-ford-kuga-phev-2020 (62)

El camino promete ser duro, primero, por el cada vez más amplio número de contendientes y, segundo, porque parece complicado derrocar al Mitsubishi Outlander PHEV del trono. No obstante, el nuevo Kuga, y más concretamente el Kuga PHEV que protagoniza esta prueba parece aglutinar todo lo necesario para conseguir ambos objetivos. ¿Cómo? Vamos a comprobarlo.

Repasamos sus puntos estratégicos

Dado que hace unas semanas te desgranamos todas sus características relacionadas con el diseño y las opciones de equipamiento tras la presentación telemática presentada por Ford, hoy vamos a intentar centrarnos en lo que realmente nos faltaba: su dinámica y el funcionamiento del sistema híbrido.

No obstante, no sería justo no pasar, aunque fuera por encima, por lo que ven nuestros ojos a simple vista. Y es que este Kuga PHEV 2020 ha madurado en todos los aspectos, desde el estético con unas líneas que evocan a los últimos productos de la firma, hasta el de la calidad percibida, con un puesto de conducción que nada tiene que envidiar al de los modelos Premium.

prueba-ford-kuga-phev-2020 (57)

Parte de culpa la tiene en este caso el acabado ST Line X que venía asociado a nuestro Kuga PHEV y que además de incluir el máximo equipamiento de serie posible le da un toque deportivo que encandila. Entre los elementos a destacar, el tono negro de algunos detalles como las barras de techo o la parrilla, las llantas de 19 pulgadas (opcionales eso sí), el difusor trasero específico o el pequeño alerón trasero.

En el interior nos reciben unos asientos deportivos que recogen perfectamente cualquier contorno y que están decorados con pespuntes en rojo, los mismos que recubren el volante. Aunque lo más destacado, sin duda, es su habitabilidad. Porque el crecimiento experimentado en el exterior, con 8,9 cm más de longitud (4,61 m) repercute directamente en un__ habitáculo amplísimo__. A destacar la zona trasera donde hemos medido casi 20 cm de hueco para las rodillas y 10 cm para la cabeza (montaba techo solar) y en la que gracias a los 15 cm de desplazamiento longitudinal de su butaca trasera podemos jugar con el volumen del maletero.

prueba-ford-kuga-phev-2020 (43)

Capacidad que en este Kuga PHEV se reduce en 64 litros por culpa de la batería, hasta los 411 litros, los cuales se convierten en 585 si desplazamos toda la fila trasera hacia delante. El hueco resultante es regular y bastante cuadrado, amén de ofrecer una boca de carga ancha y bastante cercana al suelo. En el caso de requerir más volumen de carga, siempre podemos abatir los asientos (en proporción 60/40) y disponer de los 1.481 litros resultantes.

Comenzamos la marcha

prueba-ford-kuga-phev-2020 (90)

Pero como decíamos, uno de los detalles importantes de este Kuga PHEV además del que se ve está relacionado con el que se siente, es decir, con la conducción. El primer híbrido enchufable de Ford, al que posteriormente se le unirá el Explorer, genera una potencia de 225 CV resultantes de unir el motor de combustión de 2,5 litros de ciclo Atkinson y 164 CV con otro eléctrico de 130 CV.

Una de las virtudes del SUV hispano-americano es que independientemente de con cual nos movamos, la respuesta siempre es progresiva. Quizá echamos en falta algo más de nervio, pero hay que tener en cuenta que además del crecimiento experimentado, el Kuga PHEV arrastra un tonelaje total de 1.905 kilos, mucho para un vehículo de esas características.

prueba-ford-kuga-phev-2020 (107)

Pese a todo, haciendo uso de todo su rendimiento, el Kuga PHEV puede alcanzar los 200 km/h de velocidad punta (135 km/h en modo 100% eléctrico) y pasar de 0 a 100 km/h en 9,2 segundos. Pero más allá de por sus prestaciones, su rendimiento mecánico sobresale por el confort y la calidad de rodadura. Únicamente en las fuertes demandas de aceleración el bloque de explosión se dejará notar algo más de la cuenta.

Pero si hay algo que nos ha sorprendido es el perfecto acople de su transmisión. De tipo CVT es exclusiva para este Kuga PHEV y lo cierto es que su funcionamiento es bastante más suave que el de algunos híbridos normales. Cierto es que la relación entre sonoridad y avance aún podría ser más fina, pero lo cierto es que la sensación general es bastante satisfactoria.

Más eléctrico que gasolina

prueba-ford-kuga-phev-2020 (38)

Ahora bien, por lo que realmente destaca este Kuga PHEV es por el uso de su sistema híbrido. El conductor puede escoger entre cuatro modos de conducción bautizados como VE Auto, VE Ahora, VE Más Tarde y Carga del VE que se combinan con el resto de programas convencionales: Eco, Normal, Deportivo, Resbaladizo y Nieve/Arena. Únicamente al activar el deportivo veremos cómo solo es posible emplear el VE Auto, un hecho que tiene bastante lógica dado que nadie busca tener la máxima respuesta y circular en modo cero emisiones.

Pero con el resto de modos y especialmente con el Eco será este tipo de conducción, la cero emisiones, la que más nos ha llamado la atención. No solo porque al arrancarlo tras cargarlo a tope (los 14,4 kWh de batería se llenan en 5 horas y media en una toma doméstica) el indicador de autonomía marcaba70 km, sino porque es muy sencillo cubrir dicha distancia a poco que seamos gentiles con el acelerador.

prueba-ford-kuga-phev-2020 (5)

Un recorrido que no solo llegamos a cubrir por su entorno más favorable, la ciudad, sino también por vía rápida. En los primeros compases ya nos sorprende su elevada eficiencia al cubrir más del 75% del recorrido sin consumir una gota, pero es que en general en un trayecto de 100 kilómetros (a repartir entre los tres escenarios) fuimos capaces de igualar su recorrido oficial, 56 km, y de incluso superarlo, hasta cubrir más de 60 km.

¿El truco? Ninguno. Simplemente basta con activar el modo VE Ahora y dejar que el sistema híbrido se haga cargo. En los tramos de autovía, cuando la orografía no es muy favorable sí entrará en acción el 2,5 litros, pero en el cómputo global será muy sencillo registrar un gasto medio de 1,3 l/100 km y poco más 18 kWh/100 km en modo eléctrico.

prueba-ford-kuga-phev-2020 (104)

Solo el uso de los modos VE Más Tarde o Carga del VE penaliza el gasto final, incrementándolo en poco tiempo a esos 2 litros. De hecho, si queremos emplear el motor de combustión en exclusiva o, lo que es peor, ir cargando la batería en marcha, el gasto medio sí se incrementará hasta datos más habituales, viendo aquí los 6 l/100 km. Un dato a mencionar y que demuestra la importancia de la rama eléctrica es que aunque en el ordenador de abordo marque 0 km de autonomía eléctrica, eso no implica que el motor se desconecte. De hecho, es posible seguir circulando en modo cero emisiones en determinados momentos. La variación llegará al ver que el motor de combustión deriva parte de la energía a ir cargando la batería.

Por último y aunque es un tema más baladí en este Kuga PHEV entra en juego el comportamiento dinámico. Las versiones ST Line y ST Line X varían ligeramente el tarado de la suspensión pero en términos generales este SUV es tan Ford como le esperaba. Cierto es que el extra de peso influye, pero los ingenieros de la firma del óvalo han sabido, una vez más, desarrolar un modelo tan emocionante como divertido. Parte de culpa la tienen, entre otros, una dirección bien calibrada o un equipo de frenos que sin dejar de tener ese tacto esponjoso propio de los híbridos, cumple con nota.

prueba-ford-kuga-phev-2020 (21)

Caro de inicio, pero ojo a los descuentos

Ford tiene muchas esperanzas puestas en este Kuga PHEV hasta el punto de que prevé que ocupe el 30% de las ventas totales. Más allá de individualidades, lo cierto es que Ford ha sabido mejorar sobremanera el equipamiento de toda la gama Kuga. Disponible en tres acabados, Titanium, ST Line y ST Line desde el más básico ya contamos con llantas de aleación de 17 pulgadas, acceso y arranque sin llave, climatizador bizona, sensores de aparcamiento delantero y trasero, pantalla central de 8 pulgadas con sistema SYNC3 y navegador, cargador inalámbrico…

prueba-ford-kuga-phev-2020 (64)

La mejora en el ST Line viene determinada por las llantas de aleación de 18 pulgadas, el cuadro de instrumentos digital de 12,3 pulgadas y el kit deportivo; mientras que ‘nuestro ST Line X’ suma además el equipo de sonido B&O con 10 altavoces, el apoyabrazos trasero, la tapicería parcial de cuero, el detector de fatiga, las barras de techo en negro, los cristales traseros tintados o el asistente de luces de carretera. A ellos se suman diferentes paquetes como el Tech, el Seguridad o el Invierno, entre otros, así como elementos sueltos como el techo solar, el portón eléctrico manos libres…

En nuestro caso, con un p__recio de partida para el Kuga PHEV 2020 ST Line X de 41.400 €__ le sumaríamos otros 6.260 € en concepto de extras. No obstante, Ford ha decidido aplicar un suculento descuento comercial de 3.550 € al que podríamos sumar hasta otros 1.500 € por financiarlo y, lo que es más importante, otros 5.500 € gracias al Plan MOVES 2 que acaba de ser aprobado. De esta forma y aplicando todas las restas, nuestro Kuga PHEV 2020 ST Line X podría quedar en unos atractivos 37.614 €.

¿Preparado para lo siguiente?

Compartir el artículo

WhatsAppEmailFacebookCopiar link

Todos los artículos

Prueba del Ford Focus ST 2.3 EcoBoost: macho alfa

Pruebas · Ford

Perfectamente imperfecto

Pruebas · Ford

Espacio, dinamismo y comodidad a partes iguales

Pruebas · Ford
Mostrar más