Saltar al contenido principal
Mensaje

Descubre las ventajas de estar logueado con AutoScout24.

  • Sincroniza tus favoritos
  • Guardar búsquedas
  • Inserta tu anuncio

VÍDEO| Comparativa: Audi Q3 Sportback 40 TDI vs MINI Countryman Cooper SD

El segmento C-SUV sigue extendiendo sus ramificaciones allá por donde pasa. En esta ocasión los protagonistas son dos todocaminos de corte deportivo adheridos a un motor diésel y con tracción total: Audi Q3 Sportback y el renovado MINI Countryman. ¿Tú, por cuál te decantas?

Los todocaminos de tamaño medio se han convertido en el segmento predilecto por los españoles con una abultada diferencia en cuota de mercado con respecto a los compactos tradicionales. Dado ese fervor por los C-SUV, hoy comparamos dos modelos Premium que rivalizan de tú a tú y que, dentro de su categoría, son dos de las opciones más atractivas. Ante vosotros tenéis por un lado el Audi Q3 Sportback en su versión 40 TDI quattro y, por otro, el actualizado MINI Countryman Cooper SD.

Ambos no solo comparten esa condición de vehículo Premium, sino que también incorpora un 2.0 litros de 190 CV con caja automática y tracción total. Todo ello completado con un sinfín de opciones de equipamiento que provocan que la factura final suba un buen puñado de euros… Y eso que ya ambos juegan con una desigualdad importante en cuanto a precio de partida

Deportividad funcional

pueba-q3-sportback-mini-countryman-09

La segunda generación del Audi Q3, lanzada en 2019, estrenó pocos meses más tarde una inédita carrocería de corte coupé conocida como Sportback. Su longitud alcanza los 4,5 metros y se basa sobre la plataforma modular MQB del Grupo Volkswagen, lo que le permite incorporar motorizaciones electrificadas mucho más eficientes. De hecho, cuenta con mecánicas microhíbridas y con una híbrida enchufable con etiqueta 0 Emisiones y 245 CV que homologa hasta 50 km en modo eléctrico.

Por su parte, el MINI más grande de la gama ha puesto al día recientemente su segunda generación con ligeros retoques estéticos y de equipamiento. Aunque es en torno a 20 cm más corto que el modelo de los cuatro aros, se aprovecha de una distancia entre ejes de casi 2,7 metros, exactamente igual que la del Q3, centímetro arriba centímetro abajo. Lo que no tiene el Country, al menos por ahora, es una gama electrificada variada. Solo existe el hermano enchufable de 220 CV que hereda los componentes del X1 xDrive 25e.

pueba-q3-sportback-mini-countryman-08

Si entramos a valorar el diseño de cada uno, la estética del Q3 Sportback está marcado por dos aspectos: el primero es el paquete visual Black Line de nuestra unidad que aumenta el atractivo y la deportividad gracias, entre otros, al color negro presente en los marcos de las ventanillas, carcasas de los retrovisores o parrilla Singleframe. A ello se suman unas llantas de 20 pulgadas firmadas por Audi Sport. El segundo, la vista trasera. Y es que este Sportback viene a ser el Q3 coupé que, gracias a esa zaga hacia fuera y a la marcada caída del techo desde el pilar C, implica una imagen mucho más deportiva que la del Q3 estándar.

En el apartado de la personalización, podemos elegir hasta 10 colores de carrocería, varios de ellos muy llamativos como este Pulse Orange, y hasta 6 diseños de llantas, tres de 19 pulgadas y otros tantos en 20. Como vemos, una lista bastante diversa, pero que queda a rebufo de su rival británico. Y es que si hay una marca que destaque por sus opciones de personalización esa es MINI. Podríamos estar horas hablando de llantas, vinilos, inscripciones pero solo te voy a decir una cosa, este Countryman lleva adherido el acabado MINI Yours, el más elegante y caro de todos, con un sinfín de elementos incluidos.

pueba-q3-sportback-mini-countryman-03

Un complemento perfecto a esta actualización antes comentada y en la que han cambiado paragolpes (destaco sobre el todo este exclusivo de las versiones Cooper S), tomas de aire e iluminación, con faros delanteros LED de serie en toda la gama y Matrix LED en opción, o unos traseros con la bandera británica Union Jack que le aporta ese toque patrio y distintivo.

Interiores bien aprovechados

En cuanto al habitáculo, las sensaciones al entrar en el Q3 son muy buenas. Nadie duda de que Audi es una de las marcas especialistas en el detalle y en el cuidado. Los ajustes son muy buenos y el tacto de las superficies, en general, también, con zonas mulliditas en el salpicadero y hasta con uso de Alcantara en el panel de las puertas.

compa-q3-sportback-mini-countryman-20

Ahora bien, estamos de acuerdo en que tristemente no tratan igual a un Q3 que a un A7 Sportback. Me explico: en otros modelos superiores es impensable ver plásticos duros en las puertas, mucho menos en las delanteras o unos asientos de tela en un coche de más de 60.000 euros. Sí, tenemos la opción de equipar cuero, pero es eso, una opción y bastante costosa. De modo que, como vemos, hay muchas luces y alguna que otra sombra en su interior… De lo que sí va hasta arriba nuestra unidad es de tecnología: encontramos una pantalla central de 10,1 pulgadas táctil con navegación integrada, todo tipo de conectividad y unos gráficos y una respuesta del sistema MMI Touch que es de lo mejorcito que existe en el segmento.

Además, en la instrumentación monta el Audi Virtual Cockpit Plus con pantalla de 12,3 pulgadas que es sumamente personalizable. Eso sí, estamos en las mismas, incluso para el tope de gama son elementos opcionales que incluye el Paquete Tecnológico por el que piden casi 2.300 euros adicionales. El espacio es bueno, aunque es verdad que debido a esa caída del techo los ocupantes traseros disponen de algo menos de espacio para la cabeza.

compa-mini-countryman-35

En este sentido, punto para el MINI pero no el único, ya que con 20 cm menos de longitud, su batalla es solo 10 cm inferior. Es decir, que sabe aprovechar mejor el espacio interior. Además, tampoco se queda atrás en modularidad porque también puede desplazar su segunda fila en 13 cm, frente a los 15 cm del Audi. Donde no hay competencia alguna es en la capacidad del maletero ya que los 530 litros del Q3 Sportback suponen 80 más que los del británico. En cambio, el Countryman consigue paliar esta diferencia proponiendo un práctico doble fondo y, sobre todo, con un MINI Picnic Bench que cuesta 180 euros y que despliega un mullido asiento perfecto para un día de Picnic.

Si nos vamos delante, se mantiene ese aire retro que ha caracterizado a todos los MINI con la esfera central en la que se integra la pantalla de 8,8 pulgadas que cuenta con muchas más opciones de conectividad y en la que han cambiado los botones físicos por estos hápticos. Más pantallas, el cuadro de instrumentos que pasa a ser digital mediante un monitor de 5 pulgadas. Pierde quizá algo de ese aire vintage pero lo cierto es que está perfectamente integrado. La guinda, un Head-up display a color que nos hace ver que estamos en un coche de alta gama. El resto, personalización y más personalización con tapizados de cuero de alta calidad con tonos tan llamativos como este Satellite Grey Cuero Chester o las molduras en Piano black que si bien son algo “sucias” le aportan ese toque elegante.

compa-mini-countryman-41

Equilibrio vs dinamismo

En marcha se mantienen esas diferencias. Frente al confort y el equilibrio dinámico del Q3 Sportback se propone el típico tacto de kart del Countryman. Ello no implica que el británico no sea confortable, pero sí ofrece una configuración de suspensión más dura. En el catálogo de opcionales ambos optan por ofrecer una suspensión adaptativa que varíe la dureza de los amortiguadores en función del programa escogido. Cuesta 985 euros en el Audi y 550 € en el MINI pero resulta casi indispensable para tener vehículos más versátiles.

En cuanto al motor, ambos optan por un bloque de cuatro cilindros y 2,0 litros de cilindrada que genera 190 CV. En el caso del Q3 Sportback 40 TDI dicha potencia surge entre las 3.500 y las 4.000 vueltas mientras que en el Countryman Cooper SD lo hace a partir de 4.000 rpm. Ambos acompañan esta potencia de un par máximo de 400 Nm que aparece desde poco más de las 1.500 rpm en ambos modelos, obteniendo en ambos una respuesta formidable.

compa-q3-sportback-mini-countryman-35

Más notorio en sonoridad en el MINI Countryman también resulta más deportivo pues pasa de 0 a 100 km/h en siete décimas menos que su rival (7,6 segundos) alcanzando una punta más alta, 224 frente a 217 km/h. El menor peso del británico es un punto favorable para conseguir esas cifras.

Socios de lujo en ambos casos son tanto las transmisiones automáticas como los sistemas de tracción total. Aquí hay diferencias en la primera, pues mientras que el Audi propone una de doble embrague y siete relaciones el MINI opta por una de convertidor de par y ocho marchas. Sea como fuere su actuación es rápida y consiguen ajustar bastante la cifra de consumo. En este sentido, el MINI vuelve a llevarse la palma porque en circulación tranquila es capaz de sacarle entre medio y un litro menos a su rival. Hemos homologado 6,5 l/100m km en la ruta frente a los 7,5 l/100 km del Q3 Sportback. De lo que no hay dudas es de que en el momento en el que subamos el ritmo, ambos rozarán los 10 litros con facilidad.

compa-mini-countryman-45

En cuanto a la tracción total, el Q3 Sportback sabe sacarle mayor provecho por ofrecer un programa de conducción específico para circular por terrenos no asfaltados. No creas que le convierte en un 4x4 al uso pero eso, acompañado de una mayor distancia al suelo que la de su rival, le permiten afrontar con más solvencia este tipo de terrenos.

En definitiva

No cabe duda que tanto la carrocería Sportback como esta versión Cooper SD del Countryman atraen la mirada de todos. La elección entre uno y otro resulta complicada porque ambos presentan cartas muy altas sobre la mesa. El Q3 Sportback luce una silueta despampanante proporcionada por esa caída del techo bien integrada sin pasar por alto el hecho de que no pierde un ápice de practicidad frente al Q3 normal ya que mantiene los 530 litros de maletero y el desplazamiento longitudinal de los asientos.

pueba-q3-sportback-mini-countryman-10

Sin embargo, el MINI Countryman mantiene ese halo exclusivo con ese toque retro y también práctico (es el MINI más grande de la gama) al que acompaña un perfecto aprovechamiento del espacio interior y una dinámica de conducción más reactiva. Además, a su favor cuenta con un punto que a la postre será diferenciador: el precio. Y es que por lo que cuesta la unidad de esta comparativa, es decir, algo más de 55.000 € ya con todos los extras equipados, es por el precio por el que parte el Q3 Sportback 40 TDI con el paquete Black Line. Pero a eso, habría que añadir otros 8.000 € en opciones elevando la cuantía a más de 63.000 €. Es el peaje que hay que pagar por ser un SUV de corte deportivo y con tintes Premium.

¿Preparado para lo siguiente?

Compartir el artículo

WhatsAppEmailFacebookCopiar link

Todos los artículos

Probamos los últimos híbridos enchufables de Kia: XCeed PHEV y Ceed Tourer PHEV

Pruebas · Comparar pruebas

Probamos los nuevos SEAT Ateca y Tarraco FR 2020: aún más atractivos

Pruebas · Comparar pruebas

Prueba del Audi TT Roadster 20 years y Audi TT S

Pruebas · Comparar pruebas
Mostrar más