Saltar al contenido principal

Nuevos colores, las funciones de siempre

Descubre ya el nuevo diseño que estamos implementando paso a paso en todo nuestro portal.

Prueba del BMW 218i Gran Coupé: papel protagonista

Muchos le verán como un Serie 1 con forma de berlina pero la nueva Serie 2 Gran Coupé de BMW es toda una declaración de intenciones. Confirma el paso a la tracción delantera al tiempo que le complica la vida al Mercedes-Benz CLA Coupé. Nosotros lo hemos probado en su versión de gasolina de acceso.

Hay quien opina que todo lo que no sea sacar un SUV está, actualmente, predestinado al fracaso y aunque en muchos casos esta fórmula se cumpla, lo cierto es que no hay nada como ser una marca Premium para permitirte tener un desliz. Sin embargo, el protagonista de esta prueba reúne todo lo necesario para ser un producto de éxito.

Primero, porque únicamente tiene que lidiar contra un rival directo, el Mercedes-Benz CLA Coupé y, segundo, porque tras lo comprobado en la prueba, el regusto que deja es exquisito, incluso aunque sea la versión de acceso a la gama. Así es como se presenta este nuevo Serie 2 Gran Coupé que analizamos en profundidad en su versión de gasolina más básica, el 218i Gran Coupé.

BMW 218i gran coupe (30)

Es evidente que BMW ha sabido exprimir al máximo un apellido que surgió hace casi una década con la Serie 6 como muestra de que las berlinas también pueden tener su punto deportivo. Presente actualmente en todos los modelos pares de la firma bávara, solo faltaba esta Serie 2 para estar completo. Una llegada que además coincide con el cambio de generación de la misma, siendo así esta carrocería Gran Coupé la primera en ser mostrada (más adelante llegarán los Serie 2 Coupé y Serie 2 Cabrio).

Un Serie 1 'berlinado'

BMW 218i gran coupe (8)

Siendo justos, la realidad es que este 218i Gran Coupé podría ser considerado como Serie 1 con carrocería berlina, puesto que hereda tanto la plataforma como toda la tecnología y motorizaciones de la última generación del compacto. Hablamos por tanto de un vehículo completamente nuevo, de tracción delantera y con un amplio elenco técnico que no deja indiferente.

Ahora bien, si nos ceñimos al aspecto físico, vemos que ofrece una silueta sugerente, con unos voladizos bastante marcados y unas terminaciones que saltan a la vista. Parte de culpa la tiene, evidentemente, el que nuestra unidad venga ataviada con el acabado M Sport, pero lo cierto es que este 218i Gran Coupé destila presencia. Además, sus 4,53 metros de largo le colocan estratégicamente entre los Serie 1 y Serie 3 frente a los que es, respectivamente, 20 cm más largo y 20 cm más corto. Aunque si lo comparamos con el que en realidad es su archienemigo, vemos que está en clara desventaja, pues el CLA Coupé se estira hasta los 4,68 metros.

BMW 218i gran coupe (31)

Parte del encanto de este 218i Gran Coupé no solo está determinado por ese acabado M Sport que comentábamos y que aumenta considerablemente su deportividad gracias a los paragolpes específicos, las molduras en negro brillante o las llantas de 18 pulgadas tras las que se esconden unos frenos M Sport con pinzas en azul, sino que también hay que darle cierto mérito a su zona trasera. Con un diseño que hereda buena parte de las líneas vistas en el Serie 8 Gran Coupé, no os vamos a engañar si afirmamos que generará sensaciones encontradas, habiendo gente que la tilde de horrenda y otra, como un servidor, al que le cautive.

Más maletero

BMW 218i gran coupe (72)

Al entrar en el habitáculo la sensación de sorpresa es menor siempre y cuando ya estemos familiarizados con el Serie 1, pero si no lo que encontraremos será un puesto de conducción bien rematado y con una carga tecnológica elevadísima determinada por el BMW Live Cockpit Professional (opcional eso sí) con dos pantallas de 10,25 pulgadas.

Siendo igualmente justos, intentaremos pasar también por alto las especificaciones opcionales de nuestra unidad tales como los llamativísimos asientos deportivos con reposacabezas integrados tapizados en un no menos llamativo cuero rojo que aumenta el punto picantón.

Yendo pues a lo práctico, el foco central de nuestro análisis va a parar a la zona trasera. Es allí donde esperábamos encontrar un punto de distinción frente al Serie 1 del que parte pero viendo que ambos comparten distancia entre ejes (2,67 metros) nuestras esperanzas comienzan a diluirse. Lo hacen por completo una vez finalizamos nuestras mediciones en las que vemos que son calcados en todas sus cotas. Si hasta el hueco para la cabeza es idéntico incluso pese a tener una caída del techo más pronunciada que, eso sí dificulta el acceso a dicha zona. En líneas generales hablamos de un coche más apto para dos ocupantes cuya estatura no sobrepase el 1,85 metros de alto.

BMW 218i gran coupe (43)

Entonces, ¿dónde van a parar esos 20 cm adicionales frente a un Serie 1? La respuesta, sencilla: al maletero. Allí disponemos de un hueco de 430 litros, volumen que vuelve a estar estratégicamente medido al ser 50 litros mayor que el de un Serie 1 y 50 litros menor que el de un Serie 3. Si lo comparamos con el del CLA Coupe la reducción es de 30 litros. Si bien este 218i Gran Coupé prescinde de portón trasero, presenta una boca de carga ancha y a una distancia del suelo óptima que no dificulta la carga de objetos que da lugar a un maletero de formas regulares en el que es sencillo organizar nuestro equipaje.

Acceso solvente

BMW 218i gran coupe (16)

Entrando ya en terreno dinámico, ya hemos mencionado que esta prueba discurre con el motor de gasolina de acceso: el 218i Gran Coupé. Una elección casi obligada si queremos hablar de un bloque racional dado que la otra alternativa que emplee este combustible es el ya prestacional y ultra deportivo M235i xDrive Gran Coupé con sus 306 CV.

Nuestro protagonista emplea el 1.5 Turbo tricilíndrico del Grupo BMW (lo emplean los Mini Cooper) que rinde 140 CV y 220 Nm de par entre las 1.480 y las 4.200 rpm. Quien tenga dudas de él le avisamos: puede que sea uno de los mejores motores de tres cilindros que haya pasado por nuestras manos. Cierto es que no destaca por su explosividad pero tanto para una conducción cotidiana como para afrontar un pequeño tramo revirado, ha demostrado una solvencia excepcional. Socio de lujo es también la transmisión automática Steptronic de siete relaciones que si bien tiene un sobrecoste de 959 € es básica para conseguir exprimir al máximo todo su rendimiento. Solo echamos en falta el poder montar unas levas tras el volante, pero por rapidez y agilidad es sin duda la opción a escoger.

BMW 218i gran coupe (55)

Dinámicamente este 218i Gran Coupé tampoco deja indiferente. De nuevo la variable del acabado M Sport se convierte en determinante por sumar una suspensión deportiva más firme que rebaja la altura libre al suelo en 10 mm, una dirección deportiva y los ya comentados frenos M Sport. El cambio de plataforma hacia una de tracción delantera no ha supuesto una pérdida de sensaciones, todo lo contrario pues ha tendido a equilibrar un conjunto ya de por sí estable y aplomado que será sencillo de llevar para el conductor medio que lo adquiera.

Quien quiera hacer un uso más deportivo del mismo podrá seleccionar el modo de idéntico nombre a través del selector de modos, pudiendo así mismo escoger el Eco-Pro para aquellas situaciones en las que queramos aumentar la eficiencia y ver cómo el dato de combustible no sobrepase los 6,5 l/100 km. No obstante, en la semana de pruebas, nuestra media alternando todo tipo de escenarios fue de poco más de 7 l/100 km (homologa 5,4 l/100 km con la Steptronic y 5,7 l/100 km con la manual) mientras que en conducción meramente deportiva el dato subirá por encima de los 9 litros.

BMW 218i gran coupe (87)

En resumidas cuentas, que BMW aumente su portfolio de modelos con esta declinación de tipo berlina deportiva no es fruto del azar. Para muchos, este Serie 2 Gran Coupé puede que no sea más que un Serie 1 alargado pero la realidad es que su existencia llega para cubrir un vacío que pocos fabricantes (salvo Mercedes-Benz) se han preocupado de llenar. La pega, la de siempre en un vehículo de corte Premium: el aumento de precio al sumar extras pues los 31.100 € de los que parte el 218i Gran Coupé más básico se pasa a casi los 36.000 € con la transmisión Steptronic y el acabado M Sport llegando a superar los 50.000 € en el caso de tener una unidad idéntica a la nuestra de pruebas.

¿Preparado para lo siguiente?

Compartir el artículo

WhatsAppEmailFacebookCopiar link

Todos los artículos

Prueba del BMW 118d 2020: para llevar la delantera

Pruebas · BMW

Primera prueba del BMW Serie 2 Gran Coupé: nuevos horizontes

Pruebas · BMW

Primera prueba del BMW X6: una nueva dimensión

Pruebas · BMW
Mostrar más