Saltar al contenido principal
En estos momentos, los servicios que ofrece AutoScout24 están limitados por trabajos de mantenimiento. Esto afecta a algunas funciones, como el contacto con los vendedores, el inicio de sesión o la gestión de los vehículos para la venta.

VÍDEO| Prueba del Audi Q5 Sportback 40 TDI: diésel, ECO y deportivo.

Este coche reúne lo mejor de diferentes mundos y es posible que te contente... si tienes 60.000€: carrocería tipo SUV, pero línea del techo caída, lo que le da un aspecto deportivo. Motor diésel, para hacer kilómetros por menos dinero que un gasolina, con hibridación ligera y etiqueta “ECO”.

Con el Audi Q5 Sportback 40 TDI tenemos un coche con las bondades de la carrocería tipo SUV, como su facilidad de acceso, con una línea más deportiva debido a la línea del techo más caída en la parte del maletero. De esta manera, principalmente, se distingue el Sportback del Audi Q5 “normal”.

Aparte, y además, de este texto, puedes ver en nuestro canal de You Tube una prueba en vídeo del coche.

Como es el Audi Q5 Sportback 40 TDI

Basado en el Audi Q5, Audi ha desarrollado la versión Sportback, que puso a la venta en España en esta generación en noviembre del 2020. Se trata de un coche de tipo “SUV”, pero con la línea del techo caída a partir de las plazas delanteras lo que le da un aspecto más deportivo.

FT 19 audi q5 SB 40TDI rodando

Si bien las plazas traseras no pierden un espacio notable para sus pasajeros, aún viajeros de 1,90 irán a gusto, el maletero sí que pierde capacidad porque pasa a tener 510 litros y eso son hasta 40 litros menos, en función del motor. No deja de ser un buen maletero, pero la peor parte se la lleva el volumen a partir de la bandeja, por lo que tendremos dificultades para meter objetos voluminosos, como una bicicleta porque el manillar o los pedales chocarán antes con la luneta que en la versión del Audi Q5 “normal”. Así, estéticamente, se parece al Audi Q4.

En lo referente a las medidas, apenas hay cambios y, los que hay, no son notables. Así, mide 4,7 metros de largo, 1.9 de ancho y poco más de 1,6 de alto. Con un peso de unos 1.900 kilos, no estamos ante un coche precisamente “ligero”.

Tiene 5 plazas, aunque la central trasera no gustará especialmente a su pasajero.

FT 14 audi q5 SB 40TDI banqueta

La gama arranca con el 35 TDI que tiene motor diésel de 163 CV y etiqueta “C” de la DGT. Parte de 55.000€ y, aunque el dinero sea importante, es posible que merezca la pena comprar el 40 TDI que es el que estamos probando: cuesta unos 5.000€ pero es más potente y tiene etiqueta ECO de la DGT, lo que supone más libertad para circular por la ciudad, sobre todo en episodios de alta contaminación y para acceder a la almendra central.

Por encima, están los gasolina 45 TFSI (que también es Mild Hybrid y tiene etiqueta ECO) y 50 TFSIe (que ya es híbrido enchufable) y tiene etiqueta “0” de la DGT. Como tope de gama, aparecen el SQ5, con motor TDI de 363 CV y, también, etiqueta “ECO”. Por el momento, no hay versión RS en el Audi Q5 Sportback. Aunque sí, por ejemplo, la hay en su hermano pequeño el Audi Q3, tanto RS Q3 como RS Q3 Sportback.

El motor del Q5 40 TDI es híbrido

FT 17 audi q5 SB 40TDI motor 1

Una de las ventajas diferenciales de este coche frente a sus rivales y a sus propios hermanos de gama es que cuenta con hibridación ligera asociada al motor TDI. De esta manera, consigue la etiqueta “ECO” de la DGT.

El alternador ha sido sustituido por un sistema de energía que cumple dos funciones: por una parte, mantiene la función propia del alternador para cargar la batería del coche y, por otra, aporta fuerza extra al motor alimentado por una pequeña batería.

La fuerza que aporta al motor de combustión es 1,2 Kw, lo que supone unos 2 CV extra. No es mucho, por no decir que es poco, pero es lo que se exige y cumple la normativa. Ayuda, sobre todo, a mantener operativos los sistemas eléctricos como la climatización o la dirección asistida, apagando el motor de combustión TDI en paradas prolongadas o a baja velocidad.

Realmente, la fuerza para mover al coche proviene del motor diésel de 4 cilindros y 2 litros de cilindrada que rinde 204 CV. Con el bloque de función y la culata de aluminio, está colocado en posición delantera longitudinal y, en este caso, pasa la potencia a las 4 ruedas a través de una caja de cambios automática de doble embrague y 7 marchas. Otras versiones son de tracción delantera, pero siempre automática.

Qué tal funciona el 40 TDI

FT 21 audi q5 SB 40TDI rodando7

La mayor parte de la responsabilidad de mover el coche recae sobre el motor de combustión. Como decíamos antes, entrega 204 CV que son una bonita cifra y que, sobre el papel, pueden parecer bastantes. En un uso real con el coche por carreteras de montaña y sin mucha carga, lo cierto es que dan para correr, pero sin alegrías en los adelantamientos. Por lo que hemos de tener cuidado con la maniobra y calcular bien las distancias. Sí es cierto, también, que cuenta con diferentes modos de conducción y que es conveniente marcar el modo “Dynamic” para sacar las máximas prestaciones del motor y de la caja de cambios. Corresponde al modo deportivo.

Los datos de rendimiento del motor son 204 CV entre 3.800 y 4.200 rpm y 400 Nm de par máximo entre 1.750 y 3.250 rpm. Con estas cifras averiguamos que el motor está lleno de potencia en prácticamente toda la gama de revoluciones y que tiene buen empuje. Tiene doble árbol de levas y 4 válvulas por cilindro, lo que ayuda a que respire bien a altas revoluciones y eso lo notamos cuando hemos llevado la aguja a la zona roja del tacómetro.

FT 19 audi q5 SB 40TDI rodando3

Audi homologa una aceleración de 0 a 100 km/h en 7,6 segundos y una velocidad máxima de 222 km/h. Además, el consumo medio es de 6,3 litros a los 100 kilómetros. No está mal, pero un rival directo como es el BMW X4 20d homologa medio litro menos de consumo medio (concretamente 5,7 l/100 Km.) aunque es menos potente (190 CV) también es unos 1.000€ más barato. También es interesante su rivalidad con el Mercedes GLC Coupé.

En el interior del Audi Q5 Sportback

FT 11 audi q5 SB 40TDI salpicadero 2

Si nos seguís hace tiempo, sabréis lo contentos que estábamos con los interiores de Audi. Sobre todo, hasta la anterior generación del Q5 o del A3 porque las nuevas versiones han prescindido del mando para manejar la pantalla y, con él, de ciertas calidades en el acabado interior.

De esta manera, el Audi Q5 Sportback que estamos probando no tiene mando para manejar la pantalla y hemos cambiar los menús con el dedo, pulsando sobre ella. Mercedes, por citar un rival directo, con el Mercedes GLC Coupé nos permite, por ejemplo, manejarla con mandos hápticos en el volante multifunción.

Audi afirma haber mejorado la interfaz y todo el sistema de infoentretenimiento para que sea 10 veces más potente que el anterior, pero también recae sobre él mucho más trabajo y funciones, por lo que al final la velocidad de funcionamiento de la pantalla no es especialmente elevada.

Sí que, por supuesto, podemos conectar el móvil sin cable y disfrutar de Apple Car Play y Android Auto. Además, podemos configurar la pantalla con los elementos que más usemos más a la vista. Y recibe órdenes vocales sencillas.

FT 12 audi q5 SB 40TDI asientos del 1

En la parte inferior de las puertas apreciamos guarnecidos de peor calidad que en la parte superior o el salpicadero, donde hallamos plásticos mullidos en este último y acabados de buen tacto y presencia en aquellas.

No obstante, la atmósfera interior del coche es de buena calidad. Las puertas cierran con solidez y tenemos una buena postura de conducción. Incluso cuenta con carga inalámbrica para el móvil, aunque sea de manera opcional.

Entre curvas con el Q5 Sportback 40 TDI

FT 19 audi q5 SB 40TDI rodando3

Estamos ante un coche de tacto bastante bueno, refinado podríamos llegar a decir, con una elevada calidad de rodadura.

Este coche tiene la suspensión 10 milímetros más baja y la dirección un poco más directa que su hermano el Q5 del que deriva. Eso le permite ofrecer un comportamiento entre curvas un poco más deportivo. No será “la noche y el día”, pero sí que podéis llegar a apreciarlo.

De cualquier modo, el Audi Q5 Sportback 40 TDI tiene una estabilidad muy elevada, incluso a alta velocidad. Es difícil sacarle de sus casillas y siempre cuenta con controles de tracción y estabilidad.

Además, la tracción quattro-Ultra entra en acción en milésimas de segundo y llega a tener un comportamiento predictivo, como os explicamos en el vídeo.

Lo hemos conducido con suspensión mecánica, que tiene un buen compromiso entre dureza y confort, sin notar excesivos balanceos de la carrocería. En opción, por algo más de 2.200 euros, podéis pedir una suspensión neumática que varía la altura de la carrocería y la dureza.

¿Preparado para lo siguiente?

Compartir el artículo

WhatsAppEmailFacebookCopiar link

Todos los artículos

VÍDEO | Audi Q3 Sportback 40 TDI quattro: luces y sombras

Pruebas · Audi

VÍDEO| Probamos el Audi S4 Avant: TDI de alto rendimiento

Pruebas · Audi

VÍDEO | El Audi e-tron GT quattro y la potencia barata

Pruebas · Audi
Mostrar más