Presentación: Seat Ibiza ACT – ¿Cómo es el Ibiza que funciona con medio motor?

Seat acaba de incluir en su gama Ibiza la versión ACT, que cuenta con la versión 1.4 Turbo de gasolina que puede funcionar, en momentos determinados, con sólo dos cilindros.

ACT son las siglas de Active Cylinder Technology, una tecnología ya conocida en el Grupo Volkswagen y que permite que el motor pueda funcionar con sólo la mitad de los cilindros cuando no es necesario utilizarlos todos. Volkswagen ya comercializa desde hace un año un Polo con el mismo motor que este Ibiza, y lo mismo ocurre con Audi y su A1. Se trata de un 1.4 Turbo gasolina de 140 CV que consigue un consumo medio de 4,7 l/100 km, con una aceleración de 0 a 100 km/h en 7,8 segundos y una velocidad máxima de 210 km/h. Este motor está disponible con las tres carrocerías del Ibiza, SC, ST –en este caso, tarda 8,1 segundos en pasar de 0 a 100 km/h- y cinco puertas.

Sólo con cambio manual y acabado FR

El Ibiza ACT está disponible con cambio manual de seis marchas. El cambio DSG de siete marchas queda reservado para el 1.4 TSI de 150 CV que se comercializaba hasta la fecha, un motor que resulta menos interesante que el ACT porque es prácticamente igual de rápido –la única diferencia es que alcanza los 212 km/h- pero consume 1,2 l/100 km y cuesta 700 euros más.

Por otro parte, el ACT sólo se comercializa con el acabado FR,, al que se le puede añadir el pack i-Tech por 1.036 euros más. Sin embargo, este pack incluye un descuento de 1.400 euros por sólo 500 euros del FR sin pack, por lo que el coste real del pack es de sólo 136 euros. Este pack es muy completo, e incluye llantas de aleación de 17" en gris antracita, faros bixenón con luz de día por leds, sensor de luz y de lluvia, navegador, Bluetooth... El precio del Ibiza FR ACT arranca en los 19.720 euros -sin descuentos- para el SC, 20.270 para el 5p y 21.020 para el ST familiar.

¿Cómo va?

En marcha, es muy difícil averiguar en qué momento el motor funciona con dos cilindros o con cuatro. Lo único que podamos notar es una ligerísima variación de la respuesta cuando pasa de un modo a otro, sobre todo al acelerar con fuerza. Apenas se perciben diferencias ni en el sonido del motor ni en las vibraciones. Por otra parte, las prestaciones siguen siendo igual de buenas que el 1.4 tSI de 150 CV, si bien no se aprecia una diferencia de consumo tan abismal como indican los datos oficiales; aún así, en nuestra breve toma de contacto, el consumo ha oscilado entre los 6,1 y los 6,8 l/100 km.

¿Cómo y cuándo funciona?

En condiciones normales, este motor funciona con cuatro cilindros. Sin embargo, siempre que el motor esté a su temperatura normal de funcionamiento, se encuentre entre 1.500 y 4.000 rpm y no se acelere con fuerza –sin superar una exigencia de más de 100 Nm de par-, la centralita electrónica es capaz de desconectar los cilindros dos y tres, de manera que el motor sólo funciona con los cilindros uno y cuatro.

Para lograrlo, la centralita envía una señal a un actuador electrohidráulico que actúa sobre las levas que actúan sobre las válvulas de admisión y escape que permiten la entrada y salida de los gases a los cilindros. De esta manera, las válvulas se quedan cerradas. Al mismo tiempo, los inyectores de esos dos cilindros así como el sistema de encendido también quedan desconectados. En el momento en que la centralita interpreta que es necesario utilizar los cuatro cilindros, vuelve a conectar la inyección, el encendido y ordena a los actuadores que vuelvan a colocar las levas sobre las válvulas para permitir de nuevo su funcionamiento.

¿Preparado para lo siguiente?

Compartir el artículo

WhatsAppEmailFacebookCopiar link

Todos los artículos

Dispuesto a pelearlo todo

Órdago al eléctrico

Presentación: Audi A1 Sportback – Plena madurez

Mostrar más