Presentación: Renault Mégane CC – Segunda juventud

Con la nueva imagen de marca que ya lucen en el frontal el Mégane compacto de tres y cinco puertas así como la carrocería familiar Sport Tourer, ahora le toca el turno de lucirse al cabriolet.

Configurable con dos acabados (Dynamique y GT Line) y tres únicos motores (TCe 130 caballos, dCi 110 caballos y dCi 130 caballos), incorporará a su vez el recomendado sistema multimedia R-Link, ya visto en sus ‘hermanos’. Esta generación ha pasado más desapercibida que la anterior, por eso, que el Mégane CC se actualizara cuanto antes era importantísimo dentro de la casa del rombo, para así competir con fuerzas renovadas en el mercado de los descapotables compactos ahora que empieza el buen tiempo y sus ventas se disparan.

Los retoque estéticos y de equipamiento que han sufrido sus ‘hermanos’ son incorporados ahora al CC, con un frontal en el que llama la atención el logo de la marca, el más grande visto hasta el momento. Faros y antinieblas también tienen parte de su protagonismo que, hemos de reconocer, le sientan fantásticamente bien a este Mégane convertible. Además, el techo rematado en negro aporta un plus de deportividad al conjunto, junto con los diversos cromados repartidos por el borde de las ventanillas o en la parrilla.

Del interior sólo es nuevo el centro de infoentretenimiento R-Link con pantalla de siete pulgadas, ya visto con anterioridad en Clio y Captur. Con este dispositivo, que además de agrupar la radio y las fuentes auxiliares de audio así como el navegador TomTom, cuenta con un práctico programa de medición de consumos que nos evalúa constantemente para ver cuánto de eficaces somos o una storeon line para que bajemos aplicaciones y las descarguemos dentro de la memoria del R-Link, como el avisador de radares Coyote u otras app para consultar el estado del tráfico o la meteorología.

A pesar de que las dimensiones no han crecido (4,48 metros de largo y batalla de 2,60 metros), el Mégane CC sigue ofreciendo unas plazas traseras más que aptas para dos adultos, que viajarán sin problemas de turbulencias de aire hasta 90 kilómetros/hora gracias a un paravientos que viene instalado de serie.

Si de motores hablamos, no hay grandes novedades; nos encontrarnos una oferta reducida sólo a tres propulsores de la línea Energy: un gasolina de 1.2 litros y 130 caballos TCe (que tiene un overboost de 20 Newton/metro en aceleraciones) y dos Diesel 1.5 dCi de 110 caballos (éste era el único disponible hasta el momento) y 130 caballos. Estos dos últimos, como no podía ser menos, destacan por la autonomía que alcanzan por cada depósito.

¿Quieres saber los precios? El Mégane CC parte de los 27.600 euros con el Dynamique TCe para seguir en los 28.900 euros para el Dynamique dCi 110. El GT-Line dCi 110 EDC arranca en los 31.300 euros y el GT-Line dCi 130, exento de impuesto de matriculación como ocurre con el de 110 caballos, desde 32.500 euros.

El Mégane CC se fabrica en la planta francesa de Douai en la misma línea de montaje que los Scénic, Grand Scénic y Scénic Xmod.

¿Preparado para lo siguiente?

Compartir el artículo

WhatsAppEmailFacebookCopiar link

Todos los artículos

Nueva e intimidante generación

Más datos del nuevo eléctrico nipón

Desde 16.300 €

Mostrar más