Presentación: Opel Insignia GSi – A falta de OPC…

Las siglas GSi vuelven a estar disponibles en una berlina de alto standing como es el nuevo Insignia. 260 CV, 400 Nm y una puesta a punto específica llevada a cabo en Nürburgring prometen emociones fuertes. Llegará en noviembre.

Opel vuelve a recuperar sus siglas más famosas para dar vida a la versión más potente del actual Insignia Grand Sport. En efecto, nos referimos a las letras GSi que aparecieron por primera vez hace 33 años en el Kadett GSi. Con ellas, la recién renovada berlina tendrá un extra de picante hasta que, más adelante, aparezca la variante OPC… un hecho que aún está por confirmar.

Desde Nürburgring

Su principal característica se esconde, cómo no, bajo su capó. Y es que el Insignia GSi equipará el motor de gasolina 2.0 Turbo que genera la nada despreciable cifra de 260 CV y 400 Nm de par. Potencial que se gestiona a través de una caja de cambios automática con convertidor de par de ocho relaciones, la cual, lo reparte entre las cuatro ruedas gracias al sistema de tracción total inteligente con reparto vectorial del par.

Pero además, en el apartado dinámico, los ingenieros alemanes han llevado a cabo una apuesta a punto específica para el coche, desarrollada íntegramente en el circuito de Nürburgring. En primer lugar, se ha rebajado el peso final en 160 kilos en comparación con el anterior Insignia OPC. Segundo, equipa la suspensión adaptativa FlexRide que varía la dureza de la amortiguación (rebajada 10 milímetros en comparación con otro Insignia) en función de cuál de los cuatro programas esté activado: Standard, Tour, Sport y Competición. Este último exclusivo para esta versión y además de sensibilizar el pedal del acelerador y la dirección, también desconectará el control de tracción para sacarle el máximo partido al coche cuando lo metas en circuito. Por último, monta un equipo de frenos más potente, firmado por Brembo, con discos de 345 milímetros de diámetro y pizas de cuatro pistones, así como neumáticos de altas prestaciones como son los nuevos Michelin Pilot Sport 4 S.

Deportividad a primera vista

Como es habitual, el Insignia GSi será fácil de distinguir desde el primer vistazo. En este sentido, exteriormente, la berlina deportiva incluye nuevos paragolpes con entradas de aire más grandes, llantas de 20 pulgadas, faldón trasero que simula un difusor y en el que se incrustan dos salidas de escape cromadas o un pequeño alerón posterior.

De puertas para adentro, más deportividad gracias al montaje de unos nuevos asientos deportivos con reposacabezas integrados, certificación AGR, ventilación, calefacción o masaje volante de cuero con la parte inferior achatada, pedales de aluminio y el recubrimiento interior del techo en color negro.

Para verlo en primera persona tendremos que esperar hasta el Salón de Fráncfort del próximo mes de septiembre, mientras que las primeras unidades comenzarán a rodar por las carreteras o circuitos de todo el mundo a partir del mes de noviembre.

¿Preparado para lo siguiente?

Compartir el artículo

WhatsAppEmailFacebookCopiar link

Todos los artículos

Dispuesto a pelearlo todo

Órdago al eléctrico

Presentación: Audi A1 Sportback – Plena madurez

Mostrar más