Presentación: Lancia Ypsilon Elefantino – La ciudad, mucho más chic

Presentado en el último Salón de Ginebra, Lancia está entregando las primeras unidades de su Ypsilon Elefantino, una terminación más equipada y exclusiva de uno de los urbanos más chic. Es un digno rival de los Seat Mii by Mango o Nissan Micra Ágatha Ruiz de la Prada.

Porque las mujeres toman el poder. Entre rumores de un posible cierre de la empresa (y que nunca han sido desmentidos desde la dirección de Fiat), Lancia nos sorprende con una versión más exclusiva de uno de los coches de ciudad más pintones de los últimos tiempos: el Ypsilon Elefantino. Bajo esta nombre (y cuyo logo no es otro que un paquidermo, que se ve en diversas partes del coche) se esconde uno de los acabados más originales que puedes ver, en la línea de lo que ya ha hecho Seat con la empresa de moda Mango o el acuerdo firmado entre Nissan para que Ágatha Ruiz de la Prada vista al Micra.

Este pequeño se caracteriza por tener una estética diferente de la mano de los cinco colores disponibles (Blanco Nieve, Azul Turquesa, Beige Sabia, Negro Vulcano y Púrpura Aurora, el único sin sobrecoste), que combinan con los detalles decorativos en ‘Lime’, ‘Watermelon’ y ‘Coconut’. En el caso de las llantas de aleación, van pintadas en negro y la parrilla frontal abandona el característico acabado cromado de los Lancia por uno en negro mate o negro lacado.

Las conductoras, a quienes va dirigido este Ypsilon Elefantino, podrán elegir entre cuatro motores. Los gasolina son un 1.2i Fire de 69 caballos y el 0.9 TwinAir de dos cilindros (con caja de cambios manual o automática robotizada) de 85 caballos, más interesante por prestaciones y consumos que el primero; en Diesel está el eficaz 1.3 Multijet de 95 caballos (y el que mayor cuota de mercado consigue por el kilometraje que se consigue por depósito, a pesar de que cuesta cerca de 2.000 euros). Al margen, Lancia también ofrece una mecánica de gas licuado de petróleo (conocida por su abreviatura GLP) con el 1.2 de 69 caballos y que supone una alternativa a todo lo anterior.

De serie incorpora ABS, aire acondicionado, volante en piel, radio CD con mp3 y seis altavoces, asiento del conductor regulable en altura, airbags de cortina, ISOFIX para anclar sillitas de bebé, faros traseros de led, kit reparapinchazos, llantas de 15 pulgadas y Start&Stop. Ya está en los concesionarios de la firma desde 14.310 euros. Con sobrecoste están el control de estabilidad ESP (400 euros), los faros antiniebla delanteros (205 euros), los airbags laterales delanteros (160 euros), los espejos retrovisores exteriores eléctricos (103 euros), la preinstalación de GPS (85 euros), una rueda de galleta (51 euros), el dispositivo Blue&Me (256 euros) o los mandos de la radio en el volante (103 euros).

La historia del Ypsilon Elefantino comenzó en 1998 cuando Lancia puso a la venta esta versión, eso sí, con la carrocería de tres puertas del popular modelo.

¿Preparado para lo siguiente?

Compartir el artículo

WhatsAppEmailFacebookCopiar link

Todos los artículos

Pura esencia

Salta el charco

Clase alta

Mostrar más