Emoción familiar

Era cuestión de tiempo que tras actualizar la gama del A4, Audi acabara presentando su versión más radical y prestacional: el RS4. El día ha llegado y aunque las primeras unidades no llegarán hasta finales de este año, ya conocemos sus datos. Aquí los tienes.

Si tu mandíbula aún no se ha encajado tras conocer los RS6 Avant y RS7 Sportback pero eres consciente de que jamás podrás adquirir uno por lo elevado de su tarifa, o quizá porque los 600 CV te resultan demasiados potros a domar, puedes ir entrecerrando la boca (no mucho eso sí) y empezar a poner tus miras sobre el que es el Audi A4 más prestacional de todos: el RS4 Avant.

Un modelo del que ya quedamos prendados cuando lo probamos en su momento y que ahora consigue pulir un poco más sus escasísimas imperfecciones para convertirlo en un vehículo casi perfecto.

Mismo corazón

Cierto es que mientras que el S4 ha cambiado de filosofía pasándose al diésel, los ingenieros alemanes del departamento Audi Sport han decidido mantener intacto el V6 2.9 TFSI biturbo de 450 CV. Únicamente lo han modificado para cumplir la nueva norma y para adaptarlo al ciclo de homologación WLTP, mediante el cual ahora gasta oficialmente 9,2 l/100 km y emite 222 gr/km de CO2.

Por tanto, si nos referimos a sus especificaciones y prestaciones además de esos 450 CV cuenta con un par máximo de 600 Nm, gestionados de manera brillante por la transmisión automática tiptronic de ocho relaciones y por la tracción total quattro con los que acelera de 0 a 100 km/h en tan solo 4,1 segundos alcanzando una punta de velocidad de 250 km/h, que puede ser aumentada bajo demanda hasta los 280 km/h.

Como hasta ahora, su dinámica es una de sus grandes bazas, gracias en parte a la comentada tracción total que incorpora de serie un diferencial central mecánico, diseñado para conceder prioridad al eje posterior, el cual a su vez también puede montar un diferencial autoblocante. El tren de rodaje monta amortiguadores regulables con válvula integrada que permiten una cierta rebaja de peso y permiten una mayor diferencia de dureza entre los modos Comfort y Dynamic del Audi drive select.

Imagen de familia

Que el motor no cambie no implica que el resto no lo haga. De hecho esta actualización del RS4 Avant es la típica de libro, es decir, enfocada al diseño. Si bien esta versión ya presentaba un diseño más deportivo pero bien camuflado, con esta renovación lo que se ha conseguido es ponerla en consonancia con la actualización sufrida meses atrás por la gama.

Entre sus elementos más destacados están la parrilla singleframe en negro con forma de nido de abeja, las llantas de 20 pulgadas, la triple nervadura delantera del capó, la firma lumínica trasera con la moldura que en negro que conecta ambos pilotos, el logo de los cuatro aros en los faldones laterales o el nuevo difusor con la doble salida de escape ovalada.

En el habitáculo más allá de los típicos elementos diferenciadores que acompañan a las siglas RS, como el volante deportivo forrado en Alcantara, las molduras en fibra de carbono, sobresale por un lado la pantalla central táctil de 10,1 pulgadas, los menús deportivos exclusivos visibles en el Audi virtual cockpit de 12,3 pulgadas o unas levas de mayor superficie en aluminio.

Audi dará a conocer los precios de este renovado RS4 Avant a finales de este mes para, posteriormente, empezar con las entregas a finales de año. Si te gusta hacer cábalas, seguramente aciertes al pensar que la tarifa impuesta será superior a los 99.950 € que pideo por el actual pero pese a todo seguramente esa subida esté más que justificada

¿Preparado para lo siguiente?

Compartir el artículo

WhatsAppEmailFacebookCopiar link

Todos los artículos

Toyota matricula el primer Mirai en España

Noticias

PSA: la ofensiva eléctrica definitiva

Noticias

Fiat Professional: ofensiva GNC

Noticias
Mostrar más