Saltar al contenido principal

Nuevos colores, las funciones de siempre

Descubre ya el nuevo diseño que estamos implementando paso a paso en todo nuestro portal. ¿Prefieres usar aún nuestro antiguo diseño? Haz clic en volver atrás en el menú de arriba.

Neumático run flat

Siempre que alguien sale a circular en carretera con su vehículo, sobre todo cuando transita terrenos de montaña y campo, corre el riesgo de sufrir pinchazo. Con el objetivo de solucionar o, al menos, paliar los problemas derivados de un pinchazo, nacieron los neumáticos runflat.

Con el objetivo de solucionar o, al menos, paliar los problemas derivados de un pinchazo, nacieron los neumáticos runflat. Aunque su uso no es generalizado aún, cada vez gozan de mayor aceptación.

¿Qué es un neumático run flat?

Un neumático run flat es, en apariencia, exactamente igual que uno normal. Sin embargo, su estructura de goma ha sido reforzada para que pueda seguir rodando durante distancias de, aproximadamente, 80 kilómetros a velocidades inferiores a los 80 km/h cuando se sufre un pinchazo. Es el resultado de la aplicación de dos tecnologías diferentes, una que consiste en reforzar los laterales de la cubierta para evitar o, por lo menos, limitar la deformación ocasionada por la pérdida de presión, y otra que se basa en la introducción de un soporte interior para que la banda de rodamiento pueda encontrar suficiente apoyo como para operar con normalidad aunque se produzca dicha falta de presión.

Principales ventajas de las ruedas runflat

Las cubiertas run flat ofrecen un buen número de ventajas a quienes los equipan en sus vehículos. La primera de ellas y, probablemente, la más importante, es que el conductor puede dejar de preocuparse de la rueda de repuesto en lo que a su mantenimiento se refiere ya que, según el Código de Circulación vigente en España, es obligatorio llevar una. Sin embargo, sí que es posible prescindir de las herramientas de montaje, lo cual supone un ahorro de peso que, aunque en pequeña medida, se traduce en un ahorro de combustible. Asimismo, las consecuencias de un pinchazo se notan mucho menos en un neumático run flat que en uno convencional, lo que se traduce en un menor número de posibilidades de sufrir un accidente derivado de esta contingencia, sobre todo, cuando se produce en carretera circulando a una velocidad alta. También hay que decir que, en la inmensa mayoría de los casos, los pinchazos sufridos por un neumático runflat se pueden reparar sin problemas siempre y cuando no se produzcan en los flancos. De hecho, los kits antipinchazos que se venden en todos los talleres permiten circular aún más kilómetros.

Las ventajas de estos neumáticos van mucho más allá. La razón por la cual permiten circular aunque se haya sufrido un pinchazo radica, fundamentalmente, en que evitan que se produzca un sobrecalentamiento de la banda de rodadura, el cual suele aparecer en los neumáticos normales cuando se pierde presión y se circula a velocidad alta. Por ejemplo, es lo que pasa cuando el pinchazo se sufre circulando por autovía y no hay arcenes lo suficientemente amplios como para efectuar una parada, lo que conlleva que el coche tenga que seguir moviéndose durante algunos kilómetros hasta encontrar uno adecuado o una estación de servicio en la que poder detenerse. La consecuencia de esto no es otra que, además de la cubierta, la cual queda totalmente destrozada, la llanta también se ve afectada gravemente. En caso de que se deforme, también hay que proceder a su sustitución. Con los runflat esto es imposible.

Sin embargo, estas ruedas presentan algunos pequeños inconvenientes. Y es que, por ejemplo, el precio de los neumáticos runflat es más elevado que el de los tradicionales. Además, en el caso de comprar un coche que los equipe de serie, deberá seguir llevándolos el resto de su vida útil ya que, por lo general, contará con una configuración específica que propiciará la aparición de comportamientos anómalos si se sustituyen por unos normales. Por su parte, también son más pesados y menos eficientes, lo que conlleva un consumo medio de carburante de entre un 1 % y un 2 % tanto en carretera como en ciudad. Finalmente, en el caso de que un vehículo equipase cubiertas normales de serie y se quieran cambiar por runflat neumáticos, es muy posible que resulte indispensable sustituir también las llantas. A pesar de ello, algunas marcas, como es el caso de Continental, están empezando a lanzar modelos que se pueden adaptar a las llantas convencionales, lo cual puede suponer un paso adelante en la implantación definitiva de estas cubiertas en el mercado.

¿Cuánto cuestan los neumáticos run flat?

El catálogo de las principales marcas fabricantes de este tipo de neumáticos antipinchazos suele ser muy variado. Sin embargo, el precio de estos siempre es mayor que el los convencionales de la misma medida y de idéntica tipología. En este sentido, los modelos más básicos suelen oscilar en torno a los 90 EUR, si bien es cierto que, por lo general, suelen haber sido producidos por marcas no demasiado conocidas o por filiales de las más prestigiosas. Por su parte, los precios de los mejores neumáticos runflat pueden irse por bastante más de 120 EUR, claro está, sin contar que sea necesario el cambio de llanta. A partir de ahí, todo dependerá de las medidas que necesite el vehículo en cuestión y del uso que se le dé. Y es que, por ejemplo, no es lo mismo un neumático run flat para un utilitario que solo circule por carretera o ciudad que para un todoterreno que pase bastante tiempo surcando senderos de montaña a diario.

En definitiva, no cabe duda de que los neumáticos run flat son más caros que los convencionales, y es evidente que ofrecen una alternativa mucho más segura en todos los aspectos. En este sentido, reducen casi a cero las posibilidades de sufrir un accidente derivado de un pinchazo ya que ofrecen una mayor cantidad de tiempo de reacción al conductor. Además, la diferencia respecto a los que se montan habitualmente no es excesiva, por lo que pueden suponer una buena inversión, sobre todo, si se tiene en cuenta que tienen una vida útil más larga ya que pueden repararse con gran facilidad.

Compartir el artículo

WhatsAppEmailFacebookCopiar link

Todos los artículos

Qué cable se conecta primero en una batería

Asesor · Tecnología del automóvil

Caja secuencial vs caja automática

Asesor · Tecnología del automóvil

Consejos comprar coche segunda mano

Asesor · Tecnología del automóvil
Mostrar más