Saltar al contenido principal
En estos momentos, los servicios que ofrece AutoScout24 están limitados por trabajos de mantenimiento. Esto afecta a algunas funciones, como el contacto con los vendedores, el inicio de sesión o la gestión de los vehículos para la venta.

Arranque en frío

En cuanto llegan las bajas temperaturas son muchos los vehículos que ven cómo su sistema de arranque comienza a debilitarse, algo que puede ser especialmente problemático durante los meses más gélidos de años.

En cuanto llegan las bajas temperaturas son muchos los vehículos que ven cómo su sistema de arranque comienza a debilitarse, algo que puede ser especialmente problemático durante los meses más gélidos de años.

La situación puede llegar incluso a imposibilitar el arranque de un vehículo ya sea diésel o gasolina, y es que contar con temperaturas demasiado bajas en piezas como la batería hará que el motor de arranque no pueda disponer de la energía que necesita para llevar a cabo su cometido con eficiencia.

Así, es necesario disponer de algunos trucos para que poner el coche en funcionamiento en invierno no sea una tarea complicada. Tampoco está de más llevar unas pinzas en el maletero por si acaso necesitamos algún día ayuda y conectar nuestra batería con las pinzas a otro coche para ponerlo en marcha.

Aspectos a tener en cuenta sobre el arranque en frío

Es esencial controlar de cerca algunos elementos mecánicos del coche para saber que su arranque no arrojará problemas cuando el frío se haga presente. Lo primero y principal es saber que la batería se encuentra en buen estado.

Como ya se ha dicho, si la temperatura de la batería es demasiado baja, no podrá ofrecer la energía necesaria al motor de arranque, algo que se hace más problemático si, además, esta pieza no está en buen estado. El estado de los inyectores también es importante.

El arranque en frío motor de gasolina, por ejemplo, puede dificultarse bastante si no llega el suficiente combustible al motor, por lo que se hace aconsejable una pequeña revisión que evalúe el estado de los inyectores.

Algunos problemas del arranque frío

En muchas ocasiones, se piensa que los filtros del aire y del combustible no están relacionados con el arranque, pero la verdad es que juegan un papel importante también.

Si un coche tiene problemas para arrancar por el frío y presenta además filtros demasiado sucios, la mezcla del combustible se hará peor no llegando a la potencia necesaria para poner el vehículo en marcha. Con el aceite sucede algo similar, aunque lo que hay que vigilar aquí es su densidad.

Elegir uno de poca viscosidad para el invierno ayudará a que este componente no presente demasiada resistencia por las bajas temperaturas.

Consejos

Como la batería es fundamente, puede ser aconsejable poner un trapo caliente sobre ella unos minutos antes de coger el coche siempre que las temperaturas sean muy bajas, ya que así se le dará ese extra de calor a una pieza fundamental para el arranque en frío.

En los modelos diésel, activar la calefacción durante unos minutos puede servir para compensar el frío, algo que no es necesario en los coches de gasolina al presentar temperaturas de combustión más altas.

Compartir el artículo

WhatsAppEmailFacebookCopiar link

Todos los artículos

Cómo se potencia un motor

Asesor · Tecnología del automóvil

¿Cada cuánto tiempo hay que cambiar el líquido refrigerante?

Asesor · Tecnología del automóvil

Cómo prevenir el sobreviraje y el subviraje

Asesor · Tecnología del automóvil
Mostrar más