Cómo arrancar un coche sin batería

Hay que saber estar preparados para cualquier incidente que pueda surgir en la carretera y en ocasiones el problema es que el coche ni tan siquiera puede arrancar.

Esta situación suele darse cuando la batería del automóvil está descargada. Existen varias soluciones sobre cómo arrancar un coche sin batería en función de los recursos con los que cuente el conductor en ese momento.

Llamar al número proporcionado por el seguro

La opción más sensata es recurrir al número de asistencia en carretera. Actualmente, casi todas las pólizas de seguros cubren este servicio y, con una simple llamada, una grúa llegará al lugar especificado y un profesional de la mecánica acudirá con un arrancador de baterías especial. Es una forma segura de arrancar el vehículo y que será de gran ayuda para aquellos conductores que no tengan conocimientos de mecánica. No obstante, es una medida lenta, ya que el tiempo de espera hasta que el servicio de asistencia llegue puede prolongarse más de treinta minutos.

Arrancar el coche en una pendiente o empujando

Si el coche se ha parado en una cuesta abajo o si se cuenta con la ayuda de un copiloto, cómo arrancar un coche sin batería es sencillo. Si se está en una pendiente hacia abajo, basta con poner el vehículo en punto muerto, accionar la llave de contacto y por último, soltar el freno de mano. Si la batería no está descargada por completo, también es posible arrancar el coche aunque esté parado en un sitio llano, para ello se debe contar con una persona que empuje el coche mientras el conductor realiza los pasos anteriores.

Cuando el coche se mueva, es preciso esperar a que este llegue a una velocidad aproximada de 10 kilómetros por hora para poder pisar el embrague con intensidad e introducir la segunda marcha. Durante el trayecto, la batería se cargará un poco, lo que permitirá mantener la conducción por un tiempo. Esta es una solución rápida. Sin embargo, no se debe abusar de ella, ya que el catalizador podría verse dañado, y se trata de un elemento imprescindible que se encarga de reducir los gases nocivos del tubo de escape.

Con ayuda de unas pinzas

La solución más recurrente para estos incidentes es emplear la energía de otro coche y un juego de cables con pinzas. Cómo arrancar un coche sin batería con pinzas es una tarea que requiere la ayuda de algún amigo con coche o bien de un conductor solidario. Primero hay que comprobar que las baterías son de una potencia similar. El siguiente paso consiste en poner los dos coches en paralelo, quitar el contacto de ambos y abrir sus capós.

Después pondremos las pinzas de los cables rojos en los bornes positivos de cada batería y las pinzas de los cables negros en los bornes negativos. Un vez que hayamos colocado bien las pinzas, el coche que sirve de suministrador de energía debe ser puesto en marcha durante un momento. Acto seguido, lo apagamos y arrancamos el que tenía la batería descargada. Cuando se ha comprobado que puede arrancar, se deben extraer las pinzas en el orden inverso a cómo han sido puestas. Una vez que ha arrancado, el coche deberá circular unos minutos para que la batería responda con normalidad.

Compartir el artículo

WhatsAppEmailFacebookCopiar link

Todos los artículos

Biturbo

Asesor · Tecnología del automóvil

Mi coche no arranca

Asesor · Tecnología del automóvil

Cómo aumentar la potencia de un motor

Asesor · Tecnología del automóvil
Mostrar más