Cambio de filtro de aire

¿Por qué hacer el cambio de filtro de aire? Este complemento se instala directamente en la entrada de aire del propulsor de cualquier vehículo para ofrecer un servicio que mantiene la mecánica del coche en perfecto estado.

Este complemento se instala directamente en la entrada de aire del propulsor de cualquier vehículo para ofrecer un servicio que mantiene la mecánica del coche en perfecto estado. Su misión principal es impedir que el polen, la suciedad o cualquier otro elemento presente en el aire de forma natural puedan llegar hasta la cámara del motor donde se realiza el trabajo de combustión. Así, si esta pieza no está en perfecto estado, diversas partes del motor de cualquier vehículo podrán verse afectadas e incluso llegar a romperse de una forma bastante seria, por lo que no conviene perderlo de vista.

Señales para notar que hay que cambiar el filtro de aire

Cuando el filtro de aire que se instala junto al motor está demasiado sucio o se obtura por el uso continuado, se produce una serie de incidencias que hay que notar para saber que el cambio de filtro de aire es necesario. Una de las más notables es que por el tubo de escape comiencen a aparecer emisiones demasiado opacas e incluso con una tonalidad oscura. Es en este momento cuando se debe sustituir el filtro, algo que también sirve para descartar averías más graves. Otro síntoma de la necesidad de realizar esta tarea de mantenimiento es que el coche sufra una pérdida de potencia al acelerar. Esto se debe a que la mezcla con el combustible es inadecuada porque el filtro no deja pasar suficiente aire.

El cambio del filtro de aire en muy pocos pasos

Lo primero que sería necesario llevar a cabo es tomar el manual de instrucciones del modelo en cuestión y buscar dónde está emplazada esta pieza. Puede que sea necesario levantar la tapa que protege el motor, por lo que es aconsejable tener destornilladores cerca. Una vez localizado el lugar en el que está el filtro, se abre la tapa del mismo y se extrae el usado. Aquí es interesante usar una aspiradora para limpiar también el habitáculo en el que se instalará el nuevo. Cuando todo esté limpio, se inserta el nuevo filtro, que tiene que ser del mismo tipo y forma que el usado anteriormente, y se vuelven a colocar todas las piezas que se hayan removido para llegar hasta él. Con ello concluye un proceso de lo más sencillo.

Beneficios del cambio de filtro de aire

Sustituir el filtro de aire motor puede traer beneficios que se notarán en cuanto se vuelva a arrancar el coche. Lo primero es una sensación de potencia al acelerar que se había perdido debido a la mezcla inadecuada de combustible y aire. No tan perceptible pero incluso más relevante es la importancia mecánica del cambio de filtro de aire. Esta pieza evita que entren impurezas en el interior del motor, elementos de suciedad que pueden obstruir los inyectores e incluso los cilindros provocando una serie de averías realmente complicadas de solucionar y, además, muy costosas para el conductor.

Compartir el artículo

WhatsAppEmailFacebookCopiar link

Todos los artículos

Cómo cambiar el embrague de una moto

Cambio de aceite de motor

Reparación de lunas

Mostrar más