Cambiar la matrícula del coche

Se puede cambiar la matrícula del coche por diferentes razones, pero el hacerlo porque no guste la que se tiene, no es posible.

Para cambiar la matrícula del vehículo, el primer paso consiste en solicitar una tarjeta de inspección técnica nueva en alguna ITV. A continuación se debe llevar la solicitud (el impreso se puede descargar por internet) a la Jefatura de Tráfico de la provincia a la que pertenezca el domicilio y pagar una tasa de 91,80 EUR. Se exigirá también presentar el permiso de circulación y las tarjetas de la ITV: la original y la nueva, en la que se indicará la nueva matricula.

Cuándo cambiar la matrícula

Básicamente, cuando se produce un cambio de domicilio. En este caso se deben presentar varios documentos acreditativos: certificado de empadronamiento, cuando en el DNI no aparezca el domicilio actualizado, o tarjeta censal, en el caso de que el titular sea una persona jurídica. También es posible cambiar el número de matrícula del coche si se produce un cambio de titularidad. Un tercer supuesto corresponde al cambio por razones de seguridad personal, que deben ser debidamente acreditadas. Es el caso de los vehículos del Estado, de la Policía, etc.

Cómo cambiar la placa de la matrícula del coche

Aunque es relativamente sencillo, es conveniente explicar cómo reemplazar matrículas de coches. Dichas placas se pueden adquirir en tiendas de repuestos especializadas presentando la documentación pertinente. Cuestan en torno a 15 EUR. En ocasiones, el cambio es más importante de lo que se pudiera pensar. Si las placas están muy deterioradas, afean el vehículo y, además, se puede sufrir una sanción, e incluso no superar la inspección de la ITV. Las herramientas que se necesitan básicamente son: taladro, granete, remaches de 5mm y remachadora. En primer lugar, se procede a taladrar los remaches. Para ello se utilizará una broca de 5mm. Hay que hacerlo con especial cuidado para no dañar parte de los mecanismos que se encuentran justo detrás. Si la matrícula está adosada a la puerta del maletero, antes se ha de levantar el tapizado para evitar daños colaterales y poder acceder a los restos de los remaches utilizados por temas de limpieza.

Al retirar la placa antigua, se utilizará un rotulador para marcar la zona exacta de los agujeros para saber dónde han de ir exactamente los taladros. Si dicha placa se encuentra algo deformada como consecuencia del paso de los años, es importante enderezarla dando pequeños golpes de martillo para que ambas placas estén perfectamente alineadas. Para no perjudicar la superficie del vehículo sobre el que se ha de trabajar, es preferible utilizar una tabla, por ejemplo, de madera que funcionará como base. Además, las placas están fabricadas en aluminio, un material que puede deformarse con cierta facilidad al ser manipulado sin apoyo. Para fijar la placa nueva es necesario utilizar remaches estándar, salvo que en vez de chapa se utilizara otro material de fibra o plástico, en cuyo caso se usarían remaches tipo flor. Una vez dispuesta en el sitio que le corresponde, solo queda hacer el remachado correspondiente para unir la matrícula al coche.

Compartir el artículo

WhatsAppEmailFacebookCopiar link

Todos los artículos

Plan 5

Primera ITV

Inspección Técnica de Vehículos

Mostrar más