Saltar al contenido principal

Nuevos colores, las funciones de siempre

Descubre ya el nuevo diseño que estamos implementando paso a paso en todo nuestro portal.

Automóviles japoneses

Algo que salta a simple vista si se tiene en cuenta que desde 1960 el país nipón ha conseguido situarse indiscutiblemente dentro de los tres países con mayor volumen de fabricación superando incluso a potencias como Alemania.

Esta situación se debe principalmente a una apuesta del gobierno del país y a una serie de compañías que han revolucionado continuamente el panorama del motor en buena parte del mundo, algo que aún hoy siguen haciendo con modelos capaces de ofrecer características de lo más novedosas.

Pero un poco de historia no está de más para entender el desarrollo de este gigante del motor. Los primeros vehículos japoneses vieron la luz a comienzos del siglo XX tomando la forma principalmente de camiones y modelos comerciales. En cuanto al desarrollo de técnicas de producción masivas, Japón fue pionero en el empleo de máquinas robóticas en la industria del motor, lo cual, sumado a una creciente demanda, hizo que el sector no dejase de crecer década tras década. El salto internacional se produjo entre 1950 y 1960, momento en el que nombres como Toyota, Honda, Suzuki o Nissan comenzaron a ser referentes en lo que a calidad y competitividad se refiere.

Características principales de los automóviles japoneses

Las marcas de autos japoneses no han conseguido el lugar de privilegio que ostentan actualmente por casualidad. Al contrario, esto es el fruto de años y años de concienzudo trabajo buscando siempre una serie de características que les permitieran convertirse en marcas de referencia para cualquier usuario. Las marcas japonesas de coches basaron su trabajo en el desarrollo de nuevas tecnologías puestas a disposición de los usuarios y en una fiabilidad capaz de sorprender a cualquiera. Aún hoy, cuando se habla de automóviles japoneses, las palabras eficiencia, seguridad y rendimiento no están ausentes nunca.

Otra de las claves de estas compañías es que supieron diversificarse para ocupar segmentos muy diferentes del sector automotriz. Sus vehículos comerciales, modelos en los que el sector se apoyó desde el principio para buscar una estabilidad necesaria, no han dejado nunca de ser referentes para cualquier profesional. La década de los 90 fue testigo de una apuesta mucho más arriesgada: la de los coches deportivos. Las empresas niponas consiguieron situar en todos los países de Europa y en EE.UU. una serie de vehículos de grandes prestaciones que rivalizaron directamente con modelos de Porsche o Ferrari, y es que su potencia y agresivo diseño conquistaron a bastantes usuarios.

Principales marcas de vehículos japoneses

La lista de fabricantes japoneses de coches no es para nada corta. Al contrario, el mercado mundial ha visto cómo más de una decena de empresas nacidas en Japón han conseguido un importante hueco en distintos países, algo que habla de la calidad de los vehículos diseñados y producidos en esta país y de la confianza de muchos conductores en ellos. Daihatsu, Isuzu o Mitzuoka se encuentran dentro de un grupo de constructores secundarios capaces de ofrecer modelos muy diferentes para conseguir una representación en distintos segmentos del mercado.

Sin embargo, son empresas como Toyota, Honda o Nissan las que verdaderamente han conseguido un importante nicho de ventas en muchos países. El secreto de estas empresas es el saber adaptarse a las necesidades de los usuarios ofreciendo vehículos muy competitivos en lo que a precio y calidad se refiere, sin olvidar la innovación técnica. El confort y la seguridad son aspectos que destacan también en los coches fabricados en Japón de estas compañías, y es que estas empresas han puesto siempre la experiencia del conductor y de los pasajeros por encima de otros criterios a la hora de diseñar sus modelos.

Coches japoneses premiados

El resultado del trabajo de las marcas autos japoneses se ha visto reflejado en la concesión de numerosos premios a lo largo de todo el mundo. No hay que olvidar también que estas compañías han participado en competiciones como la F1 o el WRC, alzándose con la victoria en distintas ocasiones. Sin embargo, son los premios otorgados a los modelos de uso común los más interesantes para conocer lo que estos fabricantes ofrecen a los conductores. Galardones como el Automóvil Internacional del Año y similares han ido a parar a modelos salidos de las fábricas de empresas como Toyota o Nissan en repetidas ocasiones.

Un ejemplo de todo ello puede buscarse en el galardón Coche del Año en Europa, un premio que ha recaído en varios modelos de estas compañías. Así, el Nissan Micra en el año 1993, el Toyota Yaris en el 2000 o el Nissan Leaf en 2011 consiguieron alzarse con este prestigioso galardón. Estos coches se han extendido por todos los países de Europa consiguiendo que la reputación de las compañías japonesas alcance niveles inimaginables cuando sus modelos empezaron a llegar al continente, una fama que no deja de crecer gracias a la innovación de estas empresas.

La apuesta de los últimos años

Desde comienzos del siglo XXI, los automóviles japoneses han seguido unas características que no eran las habituales desde el principio. Los constructores han dejado de lado los modelos demasiado económicos haciendo una apuesta por el diseño y el equipamiento que los distingue de sus competidores. El uso de nuevas tecnologías en los motores es otra de las claves para entender lo que estas empresas están consiguiendo, y es que no es extraño encontrar marcas de coches japoneses dentro del grupo de las más innovadoras del sector.

Un buen ejemplo de ello hay que buscarlo en la construcción de coches híbridos o con motores totalmente eléctricos. Aquí no hay duda de que las firmas japonesas han marcado el camino a seguir, especialmente en el caso de Honda. Esta compañía decidió lanzar en el año 2006 el modelo Civic propulsado por un motor de gasolina y otro auxiliar eléctrico. El resultado fue bastante significativo, ya que fue el primer vehículo de estas características que alcanzó una relevancia considerable en el mercado mundial. Así, el trabajo de estas empresas se centra en asegurar las características tradicionales de la industria nipona, fiabilidad y rendimiento, sin dejar de lado nuevas necesidades como la sostenibilidad.

Compartir el artículo

WhatsAppEmailFacebookCopiar link

Todos los artículos

¿Existe garantía en un coche de segunda mano?

Asesor · Comprar coche

Cuál es el mejor momento para cambiar de coche

Asesor · Comprar coche

En Autoscout 24 te ayudamos a elegir el coche adecuado

Asesor · Comprar coche
Mostrar más