Compra tu Renault Descapotable de ocasión en AutoScout24

Renault Descapotable

Renault descapotable, deportividad y funcionalidad

Los modelos de coches de segunda mano que pueden describirse como descapotables son los que cuentan con una capota retráctil capaz de ocultarse cuando los usuarios lo deseen, una cualidad que ha hecho de estos coches usados unos vehículos ideales para disfrutar del tiempo libre y para vivir al máximo las experiencias deportivas que sus potentes motores pueden proporcionar. De este modo, la configuración de la carrocería de este tipo de vehículos suele responder a la categoría de roadster o a la de cabrio, todo para nombrar a estructuras de dos o cuatro puertas que, normalmente, se combinan con habitáculos que pueden albergar de dos a cuatro pasajeros. Con todas estas características, cualquier Renault descapotable se presenta como una gran opción para los que buscan combinar la deportividad de los mejores descapotables con las prestaciones y las dimensiones de un utilitario, y es que esta firma francesa fundada en 1898 ha sabido aplicar toda la esencia cabrio a las estructuras de sus modelos más funcionales, todo para conseguir que un Renault descapotable sea un coche usado de excelentes cualidades y gran rendimiento.

Un modelo de enormes cualidades

Cuando se trata de hablar sobre la historia de cualquier Renault descapotable hay un modelo que sobresale por su gran rendimiento y por ser el buque insignia de la compañía francesa en el mundo de los convertibles. Este coche de segunda mano no es otro que el Mégane Coupé-Cabrio, un vehículo que comenzó a fabricarse en 1997 y en la actualidad sigue siendo el único Renault descapotable que se comercializa. Basado en el modelo utilitario de la firma, el Mégane, este Renault descapotable presenta unas dimensiones y un equipamiento muy adecuado para servir como coche utilitario, unas características que deben unirse a un excelente rendimiento mecánico que hace de él todo un deportivo. En cuanto a sus motores, este Renault descapotable monta en sus versiones más recientes tres propulsores distintos, siendo uno de ellos de gasolina y otro diésel. En lo que respecta al propulsor de gasolina, este motor de 16 válvulas y 4 cilindros presenta un cubicaje de 1199 cc. y una potencia de 132 CV capaz de hacer rendir al máximo a este Renault descapotable de 4 plazas. Por otro lado, los propulsores diésel comienzan con un cubicaje de 1461 cc. capaz de rendir hasta 110 CV, un motor con tecnología dCi que puede combinarse con una transmisión automática de 6 velocidades y otra manual con las mismas secuencias. El último motor diésel tiene un cubicaje aproximado de 1,6 litros y rinde 130 CV, cifras que hacen que la velocidad máxima de este Renault descapotable sea de 205 km/h.

Renault descapotable, un coche usado para divertirse

Gracias a sus motores y al equipamiento multimedia y tecnológico que cualquier Renault descapotable monta, estos coches usados se presentan como una de las mejores opciones para los que desean contar con un cabrio de 4 plazas pero sin tener que rechazar el uso urbano y utilitario, por lo que la combinación de ambos factores y la facilidad de su conducción convierten a cualquier modelo de Renault descapotable en un vehículo ideal para divertirse en todo momento.