Compra tu MG Descapotable de ocasión en AutoScout24

MG Descapotable

Historia del MG descapotable

La marca inglesa Morris Garages, MG, se encuentra especializada en coches descapotables y deportivos. Dado que sus modelos se dejaron de fabricar en 2005, en la actualidad dentro del mercado de segunda mano son piezas muy cotizables. No obstante, a partir de 2007 el grupo chino SAIC se hizo con los derechos de la empresa. Las famosas iniciales provienen del nombre de un promotor de automóviles de la década de los veinte. Cecil Kimber fue el diseñador de los primeros modelos y luego se convertiría en director general hasta 1945. En 1952 la compañía se fusionó con Aston Martin. Hasta 1969 su director general fue John Thornley. Desde el comienzo, sus coches fueron conocidos por su carácter deportivo de coste económico. Algunos modelos MG descapotable de la época dorada de la empresa son el MG TF, con diferentes versiones a lo largo de su historia, el MG MGA 2-Seater Sports o el MGA. En los setenta la marca pertenece a BMC y en 1975 se convierte en BLMC British Leyland. En 1986 pasa a manos del grupo Rover, en 1988 a British Aerospace y en 1994 a BMW. En los 2000 la compañía saca precisamente un nuevo modelo MG descapotable, versión de uno antiguo, el TF.

Algunos modelos de MG descapotable

Dada la larga trayectoria de la compañía, los modelos MG descapotable de diferentes épocas se cotizan muy bien en el mercado de vehículos usados pues se consideran auténticas piezas históricas, aunque la mayoría de los coches de segunda mano más comunes pertenece a los años 2000. Así, el MG TF 1.8 se fabricó a finales de los noventa. Con motor de gasolina, poseía una potencia de 125 CV. De cambio de marchas en modo manual, esta versión poseía las dos puertas características. También se pueden encontrar todavía modelos como el MG TF Cabrio, unos pocos años anterior, con una potencia de 120 CV. En 2003 surgió el MG TF 1.8 135, el cual ya alcanzaba la potencia de los 130 CV. Poseía igualmente tracción trasera, escaso peso (unos 1.000 kilogramos) y dirección asistida eléctrica; además, disponían de un gran agarre en las curvas. De estilo aún más retro es el modelo MG MGF VVC, del año 1996, con una potencia de 146 CV, techo duro, tapicería de cuero o derivabrisas y tracción trasera, igualmente con dos plazas. Otros modelos que todavía se pueden encontrar hoy son el MG MGF Trophy 160 1.8i o el MG MGF A/A, con 160 y 120 CV, respectivamente. En lo que respecta al modelo MG F, se encontraba propulsado por un motor de 1,8 litros de 16 válvulas con una potencia de 118 CV, unos 87 kilovatios. En 1997 un F llega a alcanzar los 349 kilómetros por hora. Con el TF se consiguió un rendimiento de seguridad de cuatro estrellas.