Compra tu Mercedes-Benz Clase SLK de ocasión en AutoScout24

Mercedes-Benz Clase SLK

A finales de los años 90, concretamente en 1996, Mercedes presentó la Clase SLK. Detrás de esta denominación se esconden modelos roadster de dimensiones más reducidas y, por lo tanto, más baratos que los deportivos de la Clase SL. Además, los Mercedes SLK ofrecen una particularidad frente a sus hermanos mayores. Todos los modelos SLK están equipados con un techo de acero retráctil que se puede esconder por completo dentro del maletero. De esta manea, el SLK aúna a la perfección las ventajas de un techo duro con la flexibilidad de una capota blanda.

Entre los modelos de la Clase SLK se encuentran el SLK 200, el SLK 280, el SLK 350, así como el deportivo SLK 55 AMG. El modelo básico, el SLK 200, monta un motor 1.8 de 120 kW (163 CV). Con él alcanza los 100 km/h en 7,9 segundos. Los motores de seis cilindros del SLK 280 y del SLK 350 desarrollan 170 kW y 200 kW (213 y 272 CV), y con ello bastante más potencia. En este caso, la aceleración de 0 a 100 km/h dura 6,3 y 5,6 segundos, respectivamente. Sin embargo, el líder de la Clase SLK es, por supuesto, el Mercedes SLK 55 AMG, cuyo motor de ocho cilindros y 265 kW (360 CV) le permite acelerar hasta los 100 km/h en sólo 4,9 segundos. La velocidad máxima de los SLK varía desde los 230 km/h hasta los 250 km/h regulados electrónicamente.

El equipamiento de serie de la Clase SLK se presenta con llantas de aleación ligera, volante multifunción, aire acondicionado, asientos deportivos y programador de velocidad. De la seguridad en conducción se ocupan el ESP, el ABS, los tensores para el cinturón de seguridad con limitador de fuerza y los airbags tanto delanteros, como de cabeza y tórax.