Compra tu Ford Monovolumen de ocasión en AutoScout24

Ford Monovolumen

C-Max, Ford monovolumen desde 2003

EL C-Max es un Ford monovolumen que ha tenido dos generaciones de producción. La primera de ellas comenzó a fabricarse en el año 2003 y llegó hasta el año 2010. La segunda de las generaciones inició su producción en el año 2010, y actualmente sigue siendo producida en las factorías de Ford. Los principales competidores de este Ford monovolumen son el SEAT Altea, el Opel Zafira y el Citroën C4 Picasso. La primera generación, que se puede encontrar fácilmente en el mercado de coches de segunda mano, comparte elementos estructurales con el Ford Focus. Todas las motorizaciones que se hicieron son de cuatro cilindros en línea, con tres motores diésel y otros tres de gasolina. La segunda generación introdujo varios cambios notables, tanto en el diseño como en las motorizaciones. Este monovolumen fue presentado en el Salón del Automóvil de Fráncfort del Meno del año 2009. La versión de siete plazas incluye puertas traseras deslizantes, y se introdujo un motor de 1.6 l de alta eficiencia ecológica, dentro de la gama EcoBoost que incorporó Ford, y que reduce considerablemente tanto las emisiones de CO2 a la atmósfera como el consumo. Los otros motores de gasolina son de 1.6 l con 100 CV de potencia máxima, 1.8 l de 125 CV y el más potente de la gama, el 2.0 l de 145 CV. En el caso de los motores diésel, están disponibles el 1.6 l en 90 y 109 CV, un 1.8 l de 115 CV y un 2.0 l de 136 CV, todos ellos con turbocompresor e inyección directa commonrail.

Todas las características del Ford monovolumen S-Max

El S-Max es el Ford monovolumen del segmento D que compite con el Peugeot 807, el Renault Espace, el Citroën C8 y el Kia Carnival. En el mercado de los coches usados se pueden encontrar modelos tanto de cinco como de siete plazas. La primera generación del Ford S-Max comenzó a fabricarse en el año 2006 y se detuvo en el año 2014. A partir del 2014, ya se puede encontrar la segunda generación, que se sigue produciendo en la actualidad. Esta generación incorpora numerosos aspectos tecnológicos avanzados con respecto a los modelos anteriores. Por un lado, incluye un sistema anticolisión, que frena automáticamente en el caso de que detecte un posible accidente. Las luces de carretera son antideslumbrantes, y también tiene asistente de aparcamiento en batería. Otros elementos tecnológicos de confort y seguridad, disponibles tanto en los modelos nuevos como en los coches de segunda mano de este modelo, son el control de ángulo muerto, la alerta de cambio de carril, el reconocimiento de señales de tráfico, el ajuste inteligente de velocidad y el control de crucero adaptativo. En diésel, entre los modelos disponibles hay versiones de 2.0 TDCi 163 CV y 2.0 TDCi 140 CV, ambas con cambio de marchas de dos velocidades, y también el 2.0 TDCi 163 CV y 2.0 TDCi 140 CV Powershift, entre otros.