Compra tu Chrysler Neon de ocasión en AutoScout24

Chrysler Neon

Chrysler Neon

El Chrysler Neon es un vehículo perteneciente al segmento C fabricado por la marca estadounidense Chrysler entre 1995 y 2005. Su lanzamiento tenía como objetivo la sustitución del modelo Plymouth Sundance y Chrysler Shadow que estaban en el mercado desde 1986. En Europa no había ninguno de esos dos modelos, ya que no se habían importado, por lo que el Chrysler Neon no sustituía a ninguno de ellos. Más

Encuentra el coche de tus sueños

Más de 2.4 millones de vehículos a lo largo de toda Europa

Segunda generación: Imagen renovada

Contaba con una estética muy fresca y dinámica, además de unos faros redondeados, que caracterizaban a este modelo. Tenía un largo y bajo capó delantero combinado con un corto y elevado tercer volumen que hacían que su silueta le hiciese parecer un coupé. En el mercado de segunda mano contó con numerosas ventas debido a que se trataba de un vehículo con muchos adeptos que querían hacerse con uno de ellos, sin renunciar a sus prestaciones pero con un precio más asequible.

En el año 2000 Chrysler decidió renovar el neon incrementando, con el nuevo modelo, sus ventas. Para ello, siguió su filosofía de ofrecer mayor espacio interior para los pasajeros y un maletero de mayores dimensiones. Respecto al aspecto exterior, las luces traseras van incrustadas en los extremos, y las puertas cuentan con marco. Su diseño y desarrollo estuvieron caracterizados por el sistema CATIA, que tiene como peculiaridad la integración de la ingeniería, los proveedores y la manufactura.

Se trataba de un modelo algo más largo, ancho y alto que su anterior versión, con más espacio interior y mayor distancia entre ejes. Además, tiene una estabilidad que lo ha caracterizado a lo largo de sucesivas generaciones.

Motorización en evolución

El primer motor de esta serie era de gasolina de cuatro cilindros y 2.0 litros de cilindrada que ofrecía 132 CV y venía asociado a una caja de cambios manual o automática. En 1996 se modificó este motor que llegaba a los 150 CV y se completó la gama en 1998 con la aparición del 1.8 de 115 CV (aunque éste solo estuvo disponible en Europa), cuya característica principal era la reducción de consumos, aunque también perdía ciertas prestaciones.

En los modelos posteriores el propulsor es el mismo. Un 2.0 litros, 16 válvulas con un solo árbol de levas a la cabeza, que entrega 132 caballos de potencia a 5600 rpm. Respecto a la transmisión, Chrysler ofrece dos tipos: sincrónica de cinco velocidades hacia adelante; y automática de 3 velocidades. Todos estos factores, hicieron de este vehículo uno de los más demandados en el mercado de segunda mano, ofreciendo las mejores prestaciones a muy buen precio.