Compra tu BMW E30 de ocasión en AutoScout24

BMW E30

BMW E30

Historia del BMW E30

El BMW E30 supuso un triunfo para la casa alemana desde el inicio de su fabricación, en 1982, hasta 1994, año en que se dejó de producir. Sucediendo al BMW E21, el E30 o BMW Serie 3 incorporó un espíritu más deportivo además de frenos de última generación. Más

Encuentra el coche de tus sueños

Más de 2.4 millones de vehículos a lo largo de toda Europa

Por otro lado, la aerodinámica del nuevo modelo se vio mejorada respecto al E21, lo que se hacía imprescindible en un mercado donde cada vez más fabricantes cuidaban este aspecto. Los primeros motores del auto incluían un árbol de levas en cabeza, 4 cilindros y 8 válvulas. Su potencia era de 105 CV a un par máximo de 145 Nm. Sus sólidos frenos de disco en las ruedas delanteras fueron una de las mejoras más relevantes en cuanto a seguridad.

Versiones y características del BMW E30

La versión cabrio del E30 vio la luz en 1984, y los años posteriores fueron proclives para la aparición de nuevas versiones y mejoras en el BMW E30. En 1985 y de una curiosa forma artesanal, un operario de la fábrica llevó a cabo el diseño de la que sería la versión familiar de la gama. Pero no fue hasta 1987 cuando se redefinió el diseño, en el que destacaban los nuevos parachoques y las luces posteriores de mayor tamaño, además de la optimización de los faros delanteros, adecuándolos a las normas europeas. Un año más tarde, se exhibían nuevos motores, y en el año 89 se produjeron los 318is y 320is. Estos automóviles compartían en común sistema de sonido Eurovox, pintura metalizada, antena automática y dirección asistida, entre otras características.

Mejoras en seguridad y récord de ventas

Posteriormente y hasta el cese de su fabricación, el BMW E30 adquirió mejoras y beneficios para la seguridad, como airbag cuando aún pocos automóviles lo incluían. Fue en el año 1992 cuando BMW obtuvo un récord a nivel mundial al vender más de dos millones de unidades de su modelo, una cifra más que considerable para un coche de gama alta, donde la competencia comercial no es menos fuerte que en otros sectores. Fue, de hecho, este modelo el que hizo despegar económicamente a la firma germana. Como dato curioso de sus características exteriores, cabría mencionar que fue el último BMW Serie 3 con faros independientes.