Compra tu AC Cobra de ocasión en AutoScout24

AC Cobra

AC Cobra

El AC Cobra es un automóvil de origen angloamericano, producido entre los años 1962 y 1967, cuyo destino original era convertirse en coche de carreras. Se trata de un coche roadster de tracción delantera y dos puertas. El vehículo fue fabricado por la compañía británica AC. Aunque no fue el primer diseño norteamericano que incluyó una carrocería europea, el Cobra se hizo popular en Estados Unidos por incorporar ocho cilindros en línea sobre un chasis muy ligero de aluminio. Más

Encuentra el coche de tus sueños

Más de 2.4 millones de vehículos a lo largo de toda Europa

AC Cobra, un coche que hizo época

En Estados Unidos, el AC Cobra se montó con motores Ford, por lo que en ese país se les ha llegado a denominar de manera extraoficial como Ford Cobra. Los Cobra fueron incorporando mejoras a lo largo de toda su vida de producción que sirvieron para crear cuatro tipos de coches o generaciones conocidas como Cobra I, II, III y IV. El Cobra de la versión original fue motorizado en 1962 con el comentado motor Ford de 4,3 litros V8. Coches similares al Cobra y de su misma época fueron el Ford Mustang de 1969 o el Aston Martin descapotable de 1966. Los Cobra hoy son coches de coleccionistas y por ellos se han llegado a pagar sumas exorbitantes. Los Cobra mejor cuidados, y gracias a su mecánica fiable, representan una opción perfecta como coches de segunda mano.

La evolución del concepto

Existe una leyenda, que ha resultado no ser exacta, que asegura que fue el piloto de carreras norteamericano Carroll Shelby quien propuso sustituir los motores anticuados británicos del coche biplaza AC por otros estadounidenses. Sin embargo, los ingenieros británicos de AC también eran conscientes de las limitaciones de sus motorizaciones y de ellos surgió la idea de acoplar motores norteamericanos. El elegido finalmente fue el motor Ford 221 ci de 8 cilindros en V, que se acopló a un chasis CSX2000. El motor de pruebas, el sistema de transmisión y el chasis se remitieron a Los Ángeles, en Estados Unidos, para su evaluación final. La entrada en producción del AC Cobra resultó sencilla. Tal vez lo más difícil fue la adaptación de un diferencial trasero más robusto que permitiera acoger la potencia del motor elegido, el cual finalmente fue uno de 2,6 litros de Ford Zephyr V8. Dos cambios fueron necesarios en la versión de producción, uno fue el de la instalación de los frenos a una posición exterior para aminorar costes, el otro, la colocación de la caja de cambios también en el borde del chasis para dejar espacio al motor, ya que era de considerable tamaño para el chasis elegido. Una modificación no técnica del AC Cobra resultó capital para popularizar el vehículo. Sus guardabarros se agrandaron, dando al vehículo una apariencia muy reconocible. La velocidad punta del AC Cobra de 240 kilómetros por hora lo hizo figurar como vencedor en muchas carreras en los circuitos norteamericanos. El Cobra Mark II recibió un motor más potente, de 4,7 litros V8 también de Ford. Este modelo se convirtió en el más vendido en Europa de todos los producidos. El Cobra III, o Cobra 427, fue una versión revisada y mejorada del Mark II e incluyó un potentísimo motor de 7 litros V8, que le permitió alcanzar velocidades punta de 250 kilómetros por hora. El Mark IV, una denominación no reconocida oficialmente en el historial de este coche, fue, a su vez, una edición revisada del Mark III e incluyó frenos de disco, una transmisión de cinco velocidades y detalles de lujo en el equipamiento de la cabina. Esta versión fue producida entre 1966 y 1973 y supuso una corta serie de vehículos de estilo cupé sobre la base de una estructura de acero diseñada por Frua en Turín. A partir de 1975, esta versión se comercializó como Craft Automatic de manera independiente a la línea de producción original. También se fabricaron versiones muy cortas de Cobras cupé con cabinas cerradas. En 1980, la compañía automovilística Shelby Automobiles, asociada con otras compañías comenzó a producir igualmente vehículos con el estilo de los AC Cobra de la década de 1960. En 2014, esta compañía anunció la construcción de 50 coches exclusivos para celebrar el 50 aniversario del original del Cobra.

Los motores del Cobra

Los primeros 75 vehículos de Cobra de la versión Mark I, incluido el prototipo estadounidense, se montaron con un motor de 4,2 litros. El Mark II fue impulsado por un Ford de 7 litros que ofrecía 425 CV, llegando a alcanzar 262 kilómetros por hora como modelo estándard. El modelo de competición producía 485 CV y una velocidad de 290 km/h. Los Cobra Mark III llevaron un motor Ford 428 in³ o 7 litros, pensado para reducir costos y orientado a la circulación fuera de las competiciones. El Cobra AC es un coche usado excepcional en la historia del automovilismo, hacerse con uno de estos coches de segunda mano no puede ser menos que un regalo.

Opiniones sobre vehículos AC Cobra

2 Valoraciones

5,0