Mercedes-Benz 300 de segunda mano o nuevo. Comprar Mercedes-Benz 300 ocasión y km 0

Encuentra el coche ideal

Ofertas para tu búsqueda

Ofertas para tu búsqueda

Después de que a partir de 1949 en la recién constituida República Federal de Alemania se estableciera la economía de mercado, sentando así las bases para el milagro económico alemán, pareció surgir un creciente deseo hacia un nuevo lujo, también en el mercado automovilístico. Sin embargo, mientras que en 1951 el fracaso de la berlina de lujo de BMW, el 501, supuso un enorme varapalo para la marca bávara, el Mercedes 300 fue todo un éxito. El Mercedes 300 se convirtió rápidamente en la berlina alemana por excelencia tras la Segunda Guerra Mundial, dado que el primer canciller alemán la escogió como coche oficial, de forma que en el lenguaje popular el Mercedes 300 pasó pronto a conocerse como «el Adenauer». Junto con un equipamiento interior con un acabado de gran calidad, el Mercedes 300 se caracterizaba por su amplia oferta de espacio y su excelente manejabilidad en el tráfico por ciudad. El precio del modelo inicial ascendía a 19.900 DM, aunque sus sucesores llegaron a costar hasta 27.000 DM.

Internamente, el Mercedes 300 también se conocía como el W186. La base técnica que dio lugar a una potencia de 115 CV (84 kW) a 4.600 revoluciones por minuto (r.p.m.) fue el nuevo propulsor de seis cilindros con una cilindrada de 2.996 ccm. Éste alcanzaba una velocidad máxima de hasta 160 km/h. Después de que el primer modelo del Mercedes 300 se fabricara de forma continuada y casi sin modificaciones entre los años 1951 y 1954, en 1955 se presentó el Mercedes 330b, del cual se fabricaron un total de 6.214 berlinas. A estos modelos les siguieron el cabrio D y las variantes 300c y 300d, cuya fabricación fue menor y se prolongó desde el año 1955 al 1962.

Naturalmente, la evolución del Mercedes 300 trajo consigo tanto variaciones estéticas como modificaciones técnicas. Así, el 300c se podía adquirir, de forma opcional y previo pago de 1.500 DM, con cambio automático, mientras que el motor de serie del 300d fue el primero de la casa Mercedes en ser equipado con inyección de gasolina, lo que le hacía más ágil gracias a una potencia de hasta 160 kW (118 kW). Tras la fabricación de 4.625 unidades más, de las cuales 4.509 fueron berlinas y 116 cabrios del tipo D, la producción del modelo Mercedes 300 se suspendió de forma definitiva en 1962.