Saltar al contenido principal

Nuevos colores, las funciones de siempre

Descubre ya el nuevo diseño que estamos implementando paso a paso en todo nuestro portal. ¿Prefieres usar aún nuestro antiguo diseño? Haz clic en volver atrás en el menú de arriba.

Enduro - Compra o vende tu moto usada o nueva - AutoScout24

Enduro

Las enduro, un compañero seguro tanto en campo abierto como en largas distancias

La moto de enduro hace honor a su nombre, ya que la palabra «enduro» es una combinación del término inglés «endurance» (resistencia) y de la palabra española «duro».

Las motos de esta categoría se diferencian de las demás motos de carretera principalmente por el perfil de sus neumáticos, con tacos más anchos, y por un mayor recorrido de los amortiguadores. En realidad, las motos de enduro son motos todoterreno homologadas para su uso en carretera y, por lo tanto, están equipadas con todos los dispositivos de seguridad necesarios. En general, y desde el punto de vista constructivo y técnico, las enduro se pueden considerar un paso intermedio entre una moto de carretera convencional y una moto de cross específica para su uso en campo abierto, a la cual se asemeja mucho debido a la estructura característica de su chasis. Al igual que las motos de motocross, que han sido desarrolladas de forma específica para su uso en campo abierto, en las enduro el motorista tiene una posición de asiento elevada que le permite doblar cómodamente las rodillas. La diferencia fundamental entre las enduro y las motos de cross reside en las diferentes orientaciones que se le puede dar al estilo de conducción. A diferencia de las motos de motocross, las enduro son más adecuadas para trayectos largos, mientras que las de cross desarrollan sus virtudes en las distancias cortas y, en general, están más orientadas a un uso todoterreno. Son capaces de alcanzar velocidades extraordinarias incluso sobre firmes que se encuentran en malas condiciones, algo que resulta más difícil para las enduro.

El desarrollo de las motos de enduro: de las motos de carretera modificadas a la Yamaha XT 500

Al principio, las predecesoras de las enduro eran motos de carretera normales que habían sido modificadas por sus propietarios para lograr mejores prestaciones todoterreno. Lo que se pretendía principalmente era elevar la posición de montaje del sistema de escape de tal manera que no supusiera un obstáculo a la hora de recorrer caminos poco nivelados. Esta mayor aptitud todoterreno se reforzó además con el uso de unas ruedas de perfil más pronunciado, aunque su rendimiento aún distaba mucho del de las enduro de hoy en día. Las motos modificadas de esta forma aún se conocían por aquel entonces como «scrampler».

La primera Yamaha XT 500 fabricada en el año 1975 acuñó la denominación enduro y la convirtió en un sinónimo de posteriores categorías de motos. Hasta el año 1977 la palabra «enduro» podía leerse en el lateral de esta moto de fabricación en serie que obtuvo grandes éxitos en el legendario Rally París-Dakar y que gracias a ello fue conocida a escala internacional.

Las enduro de competición

A lo largo de los años, las motos de enduro han visto cómo mejoraban constantemente sus aptitudes todoterreno, de forma que incluso en las condiciones menos favorables, por ejemplo en descensos de pendientes muy empinadas, sobre suelos fangosos o al atravesar corrientes de agua, se mostraban sumamente fiables y seguras.

Muchas de estas primeras motos de enduro habían sido desarrolladas expresamente para las competiciones deportivas, como es el caso de la KTM 525 EXC Racing, la GasGas EC 300 o la Husqvarna TE 510. La Yamaha WR 450 F, así como la Honda XR650R todavía lo son hoy en día.

Sin embargo, existe toda una serie de tipos de enduro diferentes. Las enduro de rally reúnen las cualidades necesarias para acometer carreras de larga distancia, es decir los denominados rally raids (rallies campo a través) como el famoso Rally París-Dakar o la Baja 1000. Un ejemplo típico de este tipo de moto de enduro es la KTM 640 Adventure.

Las enduro en el día a día

Las enduro de viaje son muy similares a las motos de carretera habituales, aunque gracias a la enorme capacidad de su depósito son especialmente aptas para recorrer largas distancias. Las enduro de viaje son las allrounder entre las motos y, por lo tanto, tienen una enorme demanda. La primera moto de este tipo fue la BMW R 80 G/S que llegó al mercado en el año 1980. Hoy en día, los modelos más corrientes como la Yamaha XTZ 750, la Honda Varadero, la Suzuki XF 650 Freewind, la Suzuki DL 650 V-Strom, la Aprilia Pegaso 650, la Honda Africa Twin 750 y la BMW GS se enmarcan dentro de la categoría de motos de enduro.