Scalextric japonés

Hemos tenido el placer de asistir a la presentación internacional en Madrid del nuevo y mítico Toyota GR Supra. Para la ocasión, Toyota nos ha deleitado con las mejores carreteras reviradas de la ciudad madrileña y el Circuito del Jarama.

Hace 41 años, en 1978, Toyota lanzaba su primer Supra. Un modelo derivado del Celica con ligeras modificaciones en su diseño. Fue en su tercera generación a mediados de los 80 cuando Supra comenzó su andadura como modelo independiente. Pero, desafortunadamente, en 2002 Toyota decidió cerrar el grifo de la producción. Por suerte aunque 17 años después, la firma japonesa nos ha deleitado con la quinta generación. Es el primer Supra que añade las siglas GR (Gazoo Racing) siendo así el primer modelo 100% GR de Toyota.

No todo son etiquetas ECO

Antes de adentrarnos en saber cómo va este nuevo GR Supra hay que repasar qué esconde bajo el capó y qué pone a nuestra disposición. Tenemos ante nuestros ojos un bloque gasolina de 3.0 litros de cubicaje y 6 cilindros dispuestos en línea. Este bloque turboalimentado es capaz de entregar 340 CV entre las 5.000 y las 6.500 rpm. Pero si a esto le añadimos sus 500 Nm de par entre 1.600 y 4.500 vueltas, entendemos el por qué de muchas cosas.

Con estas cifras, los japoneses prometen una velocidad máxima de 250 Km/h (limitada electrónicamente) y un 0-100 de solo 4,3 segundos. El GR Supra registra esta brutal aceleración gracias en parte, a una caja de cambios automática de 8 velocidades y convertidor de par que funciona a las mil maravillas. Sus levas en el volante para conducir en secuencial son precisas, directas e instantáneas.

Por tanto estamos ante un coche con motor delantero, tracción trasera y 1.570 kilos que parecen menos en la práctica. El empuje y la aceleración a cualquier velocidad de este coupé japonés nos hizo dudar si de verdad eran “solo” 340 CV los que no estaba entregando.

Sobre raíles

Casi una jornada laboral de libertad para conducir el nuevo GR Supra por las calles de Madrid. Tiempo suficiente para hacer kilómetros y kilómetros probando todas y cada una de las cosas que el deportivo coupé japonés nos ofrece. Muy cómodo en autovía, “giracuellos” en ciudad pero sobre todo y lo más importante, perfecto por donde muchos no consiguen ni asomarse.

Sus dimensiones de batalla, ancho de vía, bajísimo centro de gravedad y equilibrio perfecto de pesos 50/50, hacen que el GR Supra priorice la agilidad por encima de cualquier otra cosa. Estable, muy estable casi como si condujésemos sobre raíles. Este nuevo deportivo consigue transmitir una seguridad impropia de un coche de sus prestaciones.

Podemos tomar una curva cerrada con cierta velocidad que su carrocería apenas oscilará. En modo Sport, la dirección se endurece pero se hace más ágil y la carrocería balancea menos, si cabe. Con los controles activados, la electrónica nos garantiza una seguridad casi perfecta. En el modo de conducción con los controles desactivados, si podremos hacer sufrir algo más a las ruedas y no lo aconsejamos salvo que rodemos en circuito.

El Circuito del Jarama de Madrid fue partícipe de ello. Ahí es donde más a prueba pusimos al japonés. Su perfecta transmisión, su estabilidad y su potencia hacen que la sonrisa se dibuje nada mas arrancar de boxes. Y bueno, en definitiva, si tuviéramos que sacar alguna ligera pega a este GR Supra es el rendimiento de sus frenos en circuito.

Apenas rodamos 5 vueltas con este pequeñín pero notamos cierta fatiga de los frenos tras unas vueltas exprimiéndolos a fondo. Brembo los firma y se montan con pinzas de cuatro pistones que rinden de manera intachable por carretera pero que se cansan rápido por circuito. Aun así, con una vuelta de refrigeración y tranquilidad, pudimos volver a disfrutar de cada curva sin percibir pérdida de frenada.

En definitiva

No hemos entrado a describir su diseño interior, su tecnología o sus similitudes y diferencias con el BMW Z4 con el que comparte plataforma. Todas esas especificaciones y muchas más ya las comentamos hace tiempo cuando Toyota desveló cómo sería este GR Supra. Quizás a modo de conclusión, podamos decir que estamos ante un super coche en prácticamente todos los aspectos. Pocas pegas le hemos podido sacar como habréis comprobado. Este Toyota GR Supra llegará a partir de octubre al mercado español, sólo en su acabado Active (la menos equipada) y con un precio cerrado de 69.990 euros. Parece mucho dinero pero ¿quién pone el precio a una leyenda? Toyota reanuda su andadura con la historia y veremos qué futuro le depara a este colosal deportivo. Podemos augurar buen futuro para él.

¿Preparado para lo siguiente?

Compartir el artículo

WhatsAppEmailFacebookCopiar link

Todos los artículos

El último gran superviviente

Pruebas · Toyota

Prueba: Toyota Aygo – Alma urbana

Pruebas · Toyota

Prueba: Toyota Auris Hybrid – Líder del cambio

Pruebas · Toyota
Mostrar más