Saltar al contenido principal
En estos momentos, los servicios que ofrece AutoScout24 están limitados por trabajos de mantenimiento. Esto afecta a algunas funciones, como el contacto con los vendedores, el inicio de sesión o la gestión de los vehículos para la venta.

VÍDEO| Prueba del Subaru Forester Hybrid: marca su propio camino

La firma japonesa actualiza el que es uno de sus pilares maestros. El Forester retoca los pocos puntos flojos que tenía para presentar un producto redondo que sigue teniendo en el campo su pefecto aliado.

Ahora que los SUV se han hecho con el control del sector del automóvil, parece que nadie se acuerda que hace años, quien quería un modelo con esta silueta es porque buscaba aventura sin necesidad de tener que entrar en 4x4 puros o clásicos. Aventura, un término que está ligado casi en su totalidad a Subaru, marca que hace 25 años presentó el primer Forester de la historia. Un modelo que ahora renueva su quinta generación con el objetivo de aumentar todavía más el ya de por sí excelente éxito comercial donde ha atesorado más de 4,5 millones de unidades en este cuarto de siglo.

Diseño continuista

Pese a ser una actualización de mitad de vida comercial, el SUV nipón apenas varía en demasía su silueta. Mantiene sus formas cuadradas y su aspecto todoterrenero con unas dimensiones de 4,64 metros de largo por 1,81 de ancho y 1,73 de alto a lo que suma una generosa distancia libre al suelo, de 22 cm.

prueba-subaru-forester-29

De su silueta, los cambios se centran, principalmente, en su frontal. Aquí vemos una calandra sobredimensionada que ahora tiene un tramado en negro y una franja que cruza de lado a lado con el logo en el medio, faros principales más estilizados, nuevas luces de antiniebla y unos paragolpes más robustos que incluyen una protección en la parte central muy al estilo off road. Por cierto, otro elemento a estrenar es el color Autum Green Metallic de esta unidad convirtiéndose además en la única opción del Forester con el acabado Executive Plus, cuesta 650 €.

Más calidad percibida

prueba-subaru-forester-04

De puertas para dentro se mantiene la elevada calidad de esta quinta generación con una construcción sólida y elegante en la que se estrena tres ambientes diferentes, uno de ellos, el de cuero Nappa marrón de nuestra unidad. La digitalización también está muy presente gracias a la pantalla de 8 pulgadas central que suma un sistema multimedia que no es especialmente moderno pero sí sencillo y fácil de manejar. Carece de navegador aunque este puede integrarse gracias a la sincronización con Apple CarPlay y Android Auto, mediante cable.

prueba-subaru-forester-21

Junto a ella se sitúa una superior de 6,5” a manejar mediante el comando Info del volante y en el que podemos ver desde el ordenador de a bordo, el esquema de hibridación, los menús del sistema off road o todo lo relativo a los asistentes de conducción. Pero hay un detalle que llama la atención y que avanza las futuras funciones en las que está inmersa Subaru en materia de interacción: el control gestual. Disponible desde el acabado Executive, permite subir y bajar la temperatura de dos en dos grados con este gesto… Eso sí, no siempre funciona y hay que pillarle muy bien el punto.

prueba-subaru-forester-15

El resto, se mantiene inalterado, con un cuadro de instrumentos analógico con una pantalla central de 4” bien segmentada en lo que a menús se refiere o una consola central que aglutina los comandos relativos al X-Mode. El equipamiento es muy completo y, según la marca está valorado en 12.000 euros aunque echamos en falta elementos como el cargador inalámbrico o el comentado navegador.

prueba-subaru-forester-03

Si hablamos de la habitabilidad, este Forester mantiene una de sus máximas. El espacio. Gracias a los 2,67 metros de batalla y, sobre todo al 1,73 metros de alto, ocupantes adultos se colocarán sin problemas tanto por hueco para las rodillas como para la cabeza. Además, los respaldos se pueden reclinar en varias zonas. El maletero también mantiene su volumen partiendo de los 509 litros y llegando a los 1.779 cuando se abaten los respaldos traseros. Además, cuenta con un revestimiento de goma, pensado para el off-road, que se limpia de manera sencilla.

Aventurero nato…

Un aspecto que tampoco cambia es el mecánico. Pero de eso ahora os hablaré porque como buen Subaru lo primero de lo que hay que hablar es de su capacidad todoterrenera ya que hace gala del sistema de tracción simétrico de la firma. A este se le une el programa X-Mode para avanzar en terrenos más complicados como pueda ser el barro o la nieve desconectando el control de tracción.

prueba-subaru-forester-28

Lo que llama la atención de este coche es lo fácil que se mueve en este terreno incluso con neumáticos de carretera. Para facilitar las maniobras el Forester incluye un control de descensos que fija la velocidad para que solo nos preocupemos del volante a lo que se suma unos ángulos de ataque, salida y ventral más que buenos para ser un SUV: 21,4, 21 y 25,8. Por cierto, el delantero ha aumentado casi en 1,5º gracias al nuevo paragolpes.

prueba-subaru-forester-06

Entrando ya en la parte mecánica, el hecho de que este Forester sea un híbrido mejora considerablemente su eficiencia en este terreno porque no solo podremos circular sin emitir sino que tendremos más par disponible gracias al sistema eléctrico revolucionando menos el motor. Dicho esto, creo que es hora de que salgamos a carretera y os hable más de él.

Perfecto rodador

Porque si bien el sistema empleado es el mismo sí os tengo que hablar de él. Estaría a medias entre un microhíbrido y un híbrido autorrecargable aunque más próximo a este último. Tiene un motor de gasolina bóxer atmosférico de 2.0 litros y 150 CV al que se suma un pequeño motor eléctrico situado en la caja de cambios de tipo CVT con 17CV y una batería de 0,6 kWh de capacidad.

prueba-subaru-forester-26

Hablar de un híbrido completo sería aventurado pero hacerlo de un mild hybrid sería quedarse corto. Y es que es te Forester se puede mover en modo cero emisiones, de manera automática eso sí, pero durante algunas fases. Son las típicas en las que el coche sufre más como arrancadas, aceleraciones pronunciadas, maniobras a baja velocidad. De hecho, la potencia conjujta es de 150 CV por lo que ves que el eléctrico apenas tiene incidencia. Es un bloque suave aunque la caja CVT no ayuda especialmente a la finura del coche. Tiene 7 etapas definidas a seleccionar mediante las levas del cambio pero en marcha se deja notar que es un variador continuo.

prueba-subaru-forester-24

Llegados a este punto toca hablar del consumo pues la marca homologa un gasto de 8,1 l/100 km, cifra que será fácil de conseguir… en autopista donde curiosamente los híbridos son menos eficientes. En este entorno nos hemos movido en 7,7 l/100 km y cuando hemos alternado otros escenarios hemos subido a los 8,5 l/100 km. A destacar el buen consumo en ciudad, por debajo de 7,5 l/100 km pero también hay que decir que es un vehículo sensible al acelerador pudiendo ver cifras de 10 l/100 km si aumentas demasiado el ritmo.

prueba-subaru-forester-15

A ello se une un depósito de combustible algo justo,de 48 litros lo que implica que la autonomía no va a ser superior a los 500 km. En cuanto al rodaje por carretera, tenemos dos programas SI, el intelingente y el Sport.Con este último, notamos más el aporte energético del motor eléctrico. Rodar con él por asfalto es un alarde de comodidad. El coche no está pensado para ir rápido en una carretera con curvas pero sí para disfrutar del viaje gracias a su gran insonorización y a su confort. Pero donde Subaru es casi un referente es en seguridad gracias al Eye Sight que propone de serie en toda la gama. Solo le falta el lector de señales pero este elenco de asistentes le permite ser uno de los SUV más seguros del momento.

En definitiva

prueba-subaru-forester-33

Si bien los SUV siguen al alza, todavía hay quien no le interesa tener un sistema de tracción 4x4 a su alance. No obstante, si tuviéramos que elegir un modelo que aúne ambas características, sin duda ese sería el Forester. Como aventurero no tiene parangón e incluso se le puede catalogar de familiar. A ello se suma un elenco de seguridad a la última.

prueba-subaru-forester-35

Quizá le falle un poco un consumo demasiado sensible al acelerador y a la orografía o algún que otro elemento de confort. No obstante, tener un coche de estas características y con etiqueta ECO por 39.900 euros es algo que no encontrarás en ninguna otra marca y ahí es donde Subaru quiere poner tierra de por medio.

¿Preparado para lo siguiente?

Compartir el artículo

WhatsAppEmailFacebookCopiar link

Todos los artículos

Prueba: Subaru Impreza – Competencia desleal

Pruebas · Subaru

Prueba: Subaru Levorg – Rareza familiar

Pruebas · Subaru

Prueba: Subaru XV bi-Fuel – Mejor que un diésel

Pruebas · Subaru
Mostrar más