Prueba: Smart Fortwo electric drive (Prueba de larga duración) – Un año en modo eléctrico

Con sólo 333 km en el cuentakilómetros, éste coche bajó del camión de transporte en la puerta de nuestra redacción para acompañarnos durante un año y poder probar así su funcionamiento en la vida cotidiana.

El Smart fortwo electric drive pasará nuestra prueba de resistencia en la que comproremos cómo es la vida con un coche eléctrico y dónde están los límites de la movilidad moderna. Este artículo no pretende ser otra cosa que una especie de diario de a bordo, el cual trataremos de mantener al día lo máximo posible para informar en detalle sobre diferentes aspectos de este coche y también sobre temas específicos en cuanto a movilidad eléctrica. La información actualizada también se puede encontrar en nuestros canales de redes sociales (como Facebook, Twitter e Instagram). Síguenos y no te pierdas ninguna noticia.

Antes de nada, si tienes alguna duda acerca de la unidad eléctrica Smart Fortwo o quieres mandarnos su experiencia personal con su coche eléctrico, no dude en escribirnos a la dirección redaccion@autoscout24.com.

05.03.2014, 570 km

El Smart eléctrico ya está con nosotros. Lleva diez días en el garaje de nuestra redacción y ya hemos podido recorrer con él unos 240 kilómetros. Esto sale exactamente a 24 kilómetros por día, lo que supone el doble de recorrido que un alemán realiza habitualmente en su día a día. Las primera conclusión que hemos obtenido en este tiempo es que conducir un Smart eléctrico es divertido y también mejorará mucho sus habilidades sociales: hay que acostumbrarse a dar explicaciones sobre tu coche al cabo del día, tanto a peatones como a otros conductores que bajan la ventanilla para preguntar en un semáforo, así como a los vecinos que no pueden contener su curiosidad en el ascensor y preguntan sobre algunos aspectos técnicos del recién llegado al garaje.

Después de estos primeros días de contacto, el proceso de carga (que era una de las cosas que más nos preocupaban) es bastante sencillo. Para recargarlo por completo, el Smart Fortwo eléctrico necesita unas siete horas para cargarse por completo siempre que esté en una toma de corriente convencional del hogar o en las estaciones de recarga públicas. Si optamos por un cargador de 22 kW, la batería se puede recargar en una hora. Sólo con temperaturas relativamente frías se han presentado algunos problemas en cuanto a la autonomía del coche. Por ejemplo, por la mañana en Munich es frecuente que la temperatura baje varios grados por debajo de cero, momento en el que los kilómetros disponibles marcados por el ordenador de a bordo eran entre 80 y 100, una desviación significativa frente a los prometidos 145 kilómetros de la ficha técnica. Con la llegada del buen tiempo, el coche ya no necesita disponer de la calefacción desde el primer momento y, por tanto, se volverá a disponer de otros 25 kilómetros de autonomía.

24.02.2014, 333 km

Cuando nuestro modelo de prueba bajó del camión de transporte nos hicimos la misma pregunta que cualquier cliente debutante en el mundo eléctrico. ¿Tendrá realmente autonomía para lo que necesito en mi vida cotidiana? El Smart Fortwo promete un máximo de 145 kilómetros, lo que parece más que suficiente para realizar al día varias veces el trayecto medio de un ciudadano europeo.

Smart Fortwo electric drive
Potencia continua 35 kW (48 cv)
Potencia máxima 55 kW (75 cv)
Par máximo 130 Nm
Velocidad máxima 125 km/h
0-60 km/h 4,9 segundos
0-100 km/h 11,5 segundos
Tracción Trasera
Peso en vacío 975 kg
Autonomía 145 km
Batería Ion-litio
Capacidad de la batería 17,6 kWh
Consumo energía 15,1 kWh por cada 100 km
Precio 23.000

Durante los próximos doce meses sabremos si el miedo a una autonomía escasa está realmente fuera de lugar y hasta qué punto es útil y rentable un coche como éste. No sólo en verano, sino también en invierno, cuando las bajas temperaturas y la calefacción hacen difícil aprovechar la capacidad de la batería. También probaremos diferentes opciones de carga y otras cuestiones, como qué resultados dan las estaciones de carga públicas, si son fáciles de usar, etc. Por supuesto, también buscaremos los límites a este vehículo, así que contaremos todas las veces en las que nos veamos obligados a cambiar a otro medio de transporte o a pedir ayuda cuando nos quedemos sin batería.

Estas y otras muchas preguntas las responderemos durante los próximos 12 meses.

¿Preparado para lo siguiente?

Compartir el artículo

WhatsAppEmailFacebookCopiar link