Saltar al contenido principal
En estos momentos, los servicios que ofrece AutoScout24 están limitados por trabajos de mantenimiento. Esto afecta a algunas funciones, como el contacto con los vendedores, el inicio de sesión o la gestión de los vehículos para la venta.
Mensaje

Descubre las ventajas de estar logueado con AutoScout24.

  • Sincroniza tus favoritos
  • Guardar búsquedas
  • Inserta tu anuncio

VÍDEO| Prueba del Land Rover Defeder 90 D250: todoterreno puro para el nuevo siglo

Land Rover pone en el Defender todo su “saber hacer” en materia de coches todo terreno. Es más resistente, más potente, más capaz y más refinado que cualquier Defender (de serie) anterior. Y en esta carrocería, 90, es además, tan manejable como un VW Golf.

Land Rover ha dado el “do de pecho” creando uno de los todoterreno más capaces del mundo... con el refinamiento de una berlina y la tecnología del Siglo XXI. Vamos a decir qué es lo que le falta: correr más en la curvas. Eso, en un coche como este, no se pide.

Podéis ver en nuestro vídeo como, pese a lo dicho, derrapa de lo lindo en pistas de tierra.

Así que, si tienes 60.000€ podrás gastarlos tranquilamente en el coche objeto de nuestra prueba, no te defraudará. Ya conocías la versión de 5 puertas, denominada 110, pero ahora te traemos a su hermano pequeño, de tres puertas y denominación 90.

Lando Rover Defender 90, batalla corta

Se denomina 90 desde 1983, porque medía 90 pulgadas de batalla. Es decir: 228 centímetros. Ahora mantiene el nombre, pero su distancia entre ejes es de 259 centímetros.

Land Rover Defeder 90 D250

Este coche mide 4,5 metros con rueda de repuesto, que va situada por fuera, en el portón trasero. Es decir, 4,3 sin ella... y eso es un poco más que un VW Golf actual. Lo que os permitirá desenvolveros por la ciudad con cierta facilidad, sobre todo para aparcar... aunque sí que es ancho y alto: mide 2 metros de ancho, casi 2 de alto y tiene unos 30 centímetros de altura libre al suelo.

El interior del Defender tiene materiales “técnicos”.

En el interior del Land Rover Defender encontramos una buena calidad de fabricación y un ejemplo de utilización de materiales técnicos. Consiguen tener un buen tacto, además de buena presencia y de, todo sea dicho, poderse lavar con facilidad después de una intensa jornada de barro y piedras.

Land Rover Defeder 90 D250

Aparte, tenemos cuadro de relojes digital, pantalla táctil, climatizador bizona, o hasta trizona, o volante con regulación eléctrica por lo que estaremos bien cuidados con elementos eléctricos que dan confort y refinamiento.

Subir y bajar del Defender, mejor si eres ágil

Al ser tan alto, subir y bajar del Land Rover Defender no es del todo fácil, incluso teniendo buena estatura. Esto se agudiza si queremos acceder a las plazas traseras, porque solo tenemos dos puertas. Una vez “arriba”, iremos muy cómodos, hay espacio de sobra en todas las dimensiones, aunque, todo sea dicho, en las plazas traseras mejor si sólo vamos dos.

Land Rover Defeder 90 D250

Tanto espacio interior penaliza la capacidad del maletero, que se queda en 300 litros de capacidad. Al menos, podemos ampliar a 800 litros abatiendo los respaldos. Está tan bien rematado como el resto del coche y es una pena que no hayan puesto una banqueta trasera deslizable, para modular el espacio.

Los motores del Defender están al día en emisiones

En cuanto a los motores, hay 3 motores gasolina y 3 diésel. Estamos probando la versión D250 con 250 CV y sistema mild hybrid que, además, entrega 570 Nm entre 1.250 y 2.500 revoluciones... así ya puede anunciar que remolca hasta 3.500 kilos. Nada más arrancar destaca su baja sonoridad, parece mentira que un diésel suene tan poco, benditos 6 cilindros en línea.

Land Rover Defeder 90 D250

Es un coche para hacer cientos de kilómetros sin desfallecer y sin cansarnos, pero a ritmo tranquilo... 100 km/h es una velocidad excelente para el coche. Aunque, tranquilos, coge 200 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en 8 segundos. Ojo con el “amigo”.

El Defender se atreve con todo fuera del asfalto.

En las pruebas de desarrollo, el Defender hizo frente repetidas veces a bordillos de 20 centímetros a 40 km/h. O, por ejemplo, si tenéis que tirar de él para sacarlo de un atolladero, sus puntos de recuperación delanteros y traseros pueden soportar hasta 10 y 9 toneladas de remolque respectivamente. Porque el Defender utiliza una carrocería monocasco de aluminio 3 veces más rígida que cualquiera que las que ha creado Land Rover hasta el momento.

Land Rover Defeder 90 D250

Sin tener unos neumáticos muy agresivos para el uso “off road”, sí que cumplen su compromiso. El Land Rover Defender tiene reductora, como sus rivales, por ejemplo, Toyota Land Cruiser o, si nos centramos en la versión de 3 puertas, el Jeep Wrangler. Además, cuenta con sistemas electrónicos de tracción que podemos seleccionar según el terreno por el que circulemos y los bloqueos de los diferenciales central y trasero. Por ejemplo, el Mercedes Clase G sí que permite bloquear, además, el delantero. Con suspensiones neumáticas y unas cotas “off road” casi de camión del Dakar, destaca enormemente que puede vadear hasta 90 centímetros. Así que, si teníais alguna duda, esperamos haberla resuelto: para un usuario normal... cazadores, aficionados al “off road” e incluso conductores avanzados... este coche es brutal.

¿Preparado para lo siguiente?

Compartir el artículo

WhatsAppEmailFacebookCopiar link

Todos los artículos

Prueba del Land Rover Range Rover Evoque: nueva influencia

Pruebas · Land Rover

Prueba: Land Rover Defender – La última evolución

Pruebas · Land Rover

Prueba: Range Rover Hybrid – Un híbrido que no teme al agua

Pruebas · Land Rover
Mostrar más