Prueba: Kia Soul – De todo un poco

Desde el primer momento lo han tenido claro en los despachos de KIA. “El Soul debe ser un coche para comprar con el corazón, no con la cabeza”.

Tal vez por esa razón, la marca coreana recurrió al diseñador de modelos tan reconocidos y perdurados en el mercado como el Audi TT, el Volkswagen NewBeetle o el mismísimo Lamborghini Murciélago. Aunque no haya ninguna similitud con aquellos tres, el Soul es lo más llamativo dentro de la gama Kia... El Salón de Londres 2008 le sirvió a Kia para dar a conocer este modelo y para que los asistentes a aquel certamen eligieran las versiones del Soul que ahora han llegado al mercado. Entonces eran tres candidatas: una versión “Diva” dirigida mayoritariamente a mujeres, otra versión “Burner” distinguida por sus agresivos adornos y una última “Searcher” mucho más discreta en cuanto a colores y ornamentación. Solamente las dos primeras superaron la prueba frente al público y el resultado se cumplió a rajatabla.

Una brecha considerable

El Soul está disponible con estos dos acabados elegidos y la diferencia de precio entre el más asequible y el más caro es bastante grande (superior a 5.000 euros). Se puede elegir con un motor de gasolina (el más barato y sólo asociado a la versión Diva) o con motor Diesel en ambas terminaciones. El Soul 1.6 CRDi Burner cuesta 18.500 euros, un precio elevado teniendo en cuenta que por ese precio ya hay muchísimas opciones en el mercado. A pesar de ello, Kia parece centrado en dar salida a la versión más asequible, de las que espera un volumen de venta del 80% con respecto al Burner. Para empezar a un buen ritmo, la marca ofrece hasta 2.000 euros de descuento sólo para las versiones Diva, por lo que el precio baja hasta los 13.000 euros.

Pura estética

Práctico y cómodo. Las formas cuadradas del Soul y su gran altura hacen que en su habitáculo todo –o casi todo- sea comodidad. Hay distancia con respecto al techo, espacio entre las banquetas delanteras y un buen acceso dada la altura propia de “todocamino” con la que cuenta. Sin embargo, y a juzgar por lo bien que está resuelto el espacio para los pasajeros, sorprende que el maletero sea más bien escaso porque sólo cuenta con 280 litros de capacidad. Para compensarlo, Kia añade en el maletero de la versión Burner una bandeja organizadora que se esconde bajo el piso y una red para repartir los bultos de carga. De esta forma, la falta de espacio se suple con una buena organización.

Lo que diferencia realmente a este modelo es la altura de su puesto de conducción (entre monovolumen y SUV), la buena visibilidad dada las formas anchas y pronunciadas y la comodidad de acceso al interior del habitáculo. Ninguno de los coches de este segmento que hemos probado son tan cómodos en ese sentido. Es un coche ideal, por ejemplo, si se pretende instalar con mucha frecuencia sillas para bebés en la parte trasera.

Por compacto que parezca, el Soul juega con 10 centímetros de más en la liga de los coches por encima de los cuatro metros de longitud. Como competidores directos, el Nissan Cube (más…) no llega a esas medidas y un Citroën C3 Picasso la supera por muy poco. Un Lancia Musa es también más corto pero tiene mucho más maletero (ver prueba…).

Motor

Durante la toma de contacto del Kia Soul pudimos subirnos a las dos motorizaciones, gasolina y diésel. Por el rendimiento que da y porque no hay prácticamente diferencia en cuanto a potencia, creemos que la versión diésel es más aconsejable por el buen tacto que ofrece, la aceptable recuperación sin cambiar de marcha y el consumo, que es bastante contenido. Además, su condición diésel no repercute de una forma alta en el nivel de sonoridad (cosa que sí hace la aerodinámica) porque el habitáculo está bien aislado.

Para pesar 1300 kilos, los 128 cv que se esconden en el motor dan un nivel de entrega muy lineal, lo que lo convierte en un coche fácil de conducir y cómodo. Además, la suspensión tiene un tarado cómodo (incluso se aprecia con llantas de 18”) y dejan bastante información en el volante. Lo único que puede echarse de menos en la mecánica del Soul es que no cuenta con una sexta velocidad para mejorar el confort en carretera y retener todavía más el consumo.

Datos técnicos
Marca y modelo Kia Soul
Versión 1.6 CRDi VGT Burner
Especificaciones
Longitud/anchura/altura (mm) 4105 / 1785 / 1660
Distancia entre ejes (mm) 2550
Diámetro de giro (m) 10,5
Peso (kg) 1345
Volumen del maletero (l) 222
Neumáticos de serie 225/45 R18
Motor
Cilindrada (cc) 1582 (4 en línea)
Potencia (cv) 128
Par máximo (Nm/rpm) 260
Tracción Delantera
Transmisión Manual, 5 velocidades
Consumo
Combustible Gasóleo
Urbano/Carretera/Combinado (l/100km) 6,3 / 4,6 / 5,2
Emisiones CO2 (gr/km) 137
Consumo durante test (l/100km) 6,2
Características
Aceleración 0-100 km/h (s) 11,3
Aceleración 0-60 mph (s)
Capacidad depósito (l) 48
Velocidad máxima 182
Precio (sin extras)
Euros 18.500
Equipamiento opcional Pintura metalizada (280 euros)
Más datosMenos datos
## Equipamiento
Una de las cosas más interesantes del Soul es que es uno de los vehículos que más puede personalizarse por fuera. KIA ofrece a los clientes, sólo a nivel de concesionario, innumerables pegatinas y adhesivos para adornar la carrocería.

Por dentro, sin embargo, hay poco para elegir porque el paquete es totalmente cerrado (al margen de la pintura metalizada, que son 280 euros). Aunque las terminaciones y los materiales estén por encima de lo que se podía esperar (sin olvidar que el plástico es totalmente dominante), el precio debería no haber olvidado algunas cosas en el listado de elementos, como el climatizador o el ordenador de a bordo. Lo que sí incluye son las llantas de 18 pulgadas, sensor de aparcamiento trasero, control de estabilidad, mandos en el volantes o conexión para USB /iPod.

Híbridos para el futuro

Kia no tiene ninguna intención de añadir más motores al Soul pero ha hecho públicas ya sus intenciones para trasladar nueva tecnología híbrida a toda su gama. Aunque no hay nada confirmado sobre cuándo y cómo llegará, lo más seguro es que sea el Cee´d el primero en beneficiarse de ella. Es más que probable que el Soul también se vea afectado por esta medida. De hecho, ya existe un prototipo cuyos consumos homologados consiguieron bajar de los cinco litros (4,9) gracias a un sistema de parada y arranque automático y a un motor eléctrico de 20 cv.

Soul`ster

Aunque tampoco hay muchas probabilidades de que KIA adopte una tracción 4x4 al Soul, por lo menos vimos que sí podría tener cabida una variante descapotable llamada Soul`ster. Este modelo, cabrio de dos puertas, cuenta con tracción delantera y cuatro plazas (a diferencia del Soul, que está homologado para cinco pasajeros). El Soul´ster tiene la particularidad de que el techo puede plegarse o desplegarse para las dos zonas del habitáculo de forma independiente porque está construido en dos piezas (se podrá utilizar por tanto sólo para los pasajeros delanteros o sólo para los traseros).

Resumen

El KIA Soul es difícil de clasificar porque recoge características de muchos segmentos sin relación, y eso dice mucho en su favor. De un monovolumen, por ejemplo, tiene su gran espacio interior. De un todocamino tiene la altura libre y el puesto de conducción elevado, mientras que de los compactos conserva su buen comportamiento y manejo. Es una opción recomendable si su orientación es mayoritariamente urbana y si el maletero nunca nos va a preocupar. Por su precio debería incluir algunos elementos más de serie y menos plástico, pero la sensación de calidad y sus posibilidades de personalización representan un nuevo salto en la gama de Kia.

¿Preparado para lo siguiente?

Compartir el artículo

WhatsAppEmailFacebookCopiar link

Todos los artículos

Prueba: KIA Ceed – En la senda del triunfo

Prueba: Kia Sportage – Preparado para todo

Prueba: KIA Stinger GT – Declaración de intenciones

Mostrar más