Comparativa: BMW 330d Cabrio Vs. Saab 9-3 Cabrio 1.9 TTiD – Caros, potentes y… ¿prácticos?

Son descapotables de cuatro plazas potentes, rápidos y con magníficas prestaciones. Están separados por una brecha económica considerable y su puesta en común debe ser entendida como alternativas en dos presupuestos diferentes.

Techos retractiles, motores gasoil de más de 180 cv y equipamientos lujosos son los puntos en común para esta comparativa… Después de probar dos de los coches más queridos en el segmento de los cabrios (Ford Focus CC Vs VW Eos…) hemos dado el salto a los descapotables más largos y lujosos. El BMW 330d y el Saab 9-3 1.9 TTiD son dos opciones de techo rígido y soft-top con precios tan elevados como dispares. El primero es bueno por su buen tacto a alta velocidad y por su estabilidad en curvas pronunciadas; el segundo por su suspensión y por las buenas prestaciones de su motor con doble turbocompresor.

BMW acaba de hacer un facelift en el serie 3 que de momento afecta a las carrocerías berlina y familiar y supondrá un ligero aumento en el coste. Al cabrio llegarán en 2009, por lo que puede ser interesante hacerse con la versión actual y beneficiarse del precio. Las diferencias son a nivel estético y, en el caso del 330d, de una renovación del motor, que pasará de los 231 cv a los 245.

Efectivas, rápidas, aislantes

Hemos tenido la suerte de probar ambos modelos en un clima de lluvia intensa durante varios días. No suele ser lo habitual y a veces se pasa por alto la valoración del aislamiento que ofrecen sus techos plegables, pero en este caso del agua nos olvidaremos en ambos casos porque la estanqueidad es impecable. Pero ¿que hay del ruido?. La capota blanda del Saab es muy atractiva, al tacto es increíblemente agradable, y su revestimiento de tres capas da sensación de resistir sin problemas el paso del tiempo. La pega es que tiene un precio insalvable: la sensación de haber olvidado una ventanilla abierta nos invadirá cada vez que subamos al coche porque siempre se cuela algo de ruido por la parte trasera. Sin embargo todo está pensado, y nunca caerá agua al abrir las puertas porque cuenta con un canalón cosido sobre el lateral de la tela.

El tiempo que tarda un techo retráctil en plegarse siempre ha sido muy valorado pero no tiene más importancia de la real: Saab es capaz de recoger la capota blanda en 20 segundos mientras que BMW se entretiene tres segundos más enseñando su arsenal de robótica de aluminio ligero. Es poco tiempo en ambos casos. Ventaja de uno sobre otro: el propietario del BMW necesitará parar el coche por completo mientras que en el Saab podrá retirarse la lona a baja velocidad (suficiente circulando despacio por ciudad).

¿Es tanta la diferencia de sus motores?

BMW ofrece con el 330d un motor espectacular: es potente y reacciona desde muy abajo, permite velocidades de crucero a muy bajo régimen de giro y su sonido tiene el tono ronco y suave característico de un seis cilindros. Ahora bien, ¿compensa el salto cualitativo con respecto al motor de cuatro cilindros del 320d?. Aquel lo probamos en el serie 1 coupé (más…) y en el serie 3 berlina (más…). Aunque no es comparable puesto que los pesos son diferentes, nos sigue costando encontrar un motor tan redondo como ese. Sus consumos eran realmente bajos y las prestaciones sorprendentes. El propulsor del 330d es otra batalla: los que quieran un tú a tú con su coche tendrán que demostrar su pericia al volante ya que tiene un tacto considerablemente más brusco. BMW ofrece un término medio entre uno y otro con el 325d (ver prueba…).

Pensando con el bolsillo, y dado que es el propulsor gasoil mas potente que puede montar el 9-3, es más que digna de observación la idea que Saab se ha sacado de la manga con el 1.9 TTiD. Su mecánica se basa en un doble turbo montado sobre una misma unidad y en la inyección directa multipunto. La diferencia con la versión de 150 cv de un solo turbo es de menos de 2.000 euros. Por este dinero tendremos 30 cv extras sobre las ruedas delanteras y unas prestaciones sorprendentes: un par motor de 400 Nm desde las 1800 vueltas, más rapidez en las reacciones y un consumo notablemente más bajo (7,4 litros frente a 9,1, según nuestras mediciones). La pega es que es más ruidoso y no permite velocidades de crucero tan confortables.

Al volante no hay duda

Donde BMW sin embargo puede justificar la diferencia económica es en la puesta a punto del chasis: una dirección firme y precisa, cabeceos e inercias prácticamente inexistentes y un confort de rodadura exquisito que podría acomplejar a casi cualquier berlina descapotable. Nos ha gustado porque, a pesar de no ser un coche ágil, sabe salir de cualquier apuro de una manera pasmosa (frenadas bruscas o esquivando obstáculos en la carretera).

El Saab nos ha conquistado sin embargo por la buena calidad de su puesto de conducción: los asientos de respaldo plano tienen brazos que sujetan sin agobiar y permiten algo más de espacio libre para el conductor. Además, el recorrido de su suspensión es más amplio y puede llegar a sentirse más cómodo por la mayoría de los conductores. Es, sencillamente, un coche más fácil de conducir.

Hay espacio para acompañantes

Es una buena noticia porque cuesta encontrar descapotables con espacio suficiente para las plazas traseras. Ninguno de los dos son prodigios en esta materia pero acogen a personas de 1,80 sin aparentes problemas. La altura al techo lo permite y, aunque el respaldo es algo más vertical, el espacio para las piernas sigue siendo suficiente siempre que no superemos esa medida.

Datos técnicos
Marca y modelo BMW 330d Cabrio Saab 9-3 1.9 TTiD Cabrio
Especificaciones
Longitud/anchura/altura (mm) 4580 / 1782 / 1384 4647 / 1762 / 1437
Distancia entre ejes (mm) 2760 2675
Diámetro de giro (m) 10,8
Peso (kg) 1780 1.580 / 1680*
Volumen del maletero (l) 350 / 210 352 / 235
Neumáticos 225/45 R17 235/45 R17
Motor
Cilindrada (cc) 2996 1910
Potencia (cv) 231 180
Par máximo (Nm/rpm) 320 / 2750-3000 400 / 1850-2750
Consumo
Urbano/Carretera/Combinado (l/100km) 10,5 / 6 / 7,7 7,7 / 4,7 / 5,8
Emisiones CO2 (gr/km) 185 154
Consumo durante test (l/100km) 9,1 7,4
Características
Aceleración 0-100 km/h (s) 6,7 9,1
Recuperación 80-100 km/h (s) en 4ª 7,1 9,6
Capacidad depósito (l) 63 59
Velocidad máxima 250 220
Precio (sin extras)
Euros 55.400 42.750
Recomendaciones As24
*Según versión
Más datosMenos datos
## ¿Es práctico un maletero así?
Aunque por su longitud los dos son más grandes que un Volkswagen Eos y que un Ford Focus Cabrio, el volumen de su maletero no es precisamente mucho más amplio que el de estos. Valorando el espacio disponible con el techo recogido, Saab ofrece un poco más de volumen (235 litros frente a 210 del BMW 330d) pero su accesibilidad es igual de limitada por el ancho de la boca de carga. La mayoría de las maletas tipo ejecutivo (de unos 20 a 30 litros) tendrán problemas para entrar con comodidad.
## Biopower & BluePerformance
Saab cuenta con una versión Biopower del 9-3 Cabrio. El motor que lleva (un 2 litros turbo) funciona con una mezcla de bioetanol y gasolina. Cuando funciona con E85 (la mezcla de uno y otro en 85% y 15% respectivamente) puede generar 200 cv y 300 Nm de par motor.

BMW pone en el nuevo facelift del serie 3 la opción de un equipamiento extra llamado BluePerformance en el 330d que lleva de serie el sistema de recuperación de la energía de frenado, el indicador del momento óptimo para cambiar de marcha, los componentes aerodinámicos de activación automática y la activación de grupos secundarios únicamente si son necesarios.

Opciones de equipamiento

El más asequible de los dos modelos es el Saab, a la venta con un precio de 42.750 euros en el acabado Vector. Incluidos están los faros bixenon, el sistema de audio de 150w con 7 altavoces, controles en el volante y tapicería de cuero. El navegador de pantalla táctil y control por voz cuesta unos 2.700 euros.

Con el motor del 330d, BMW dispara su precio hasta los 55.000 euros. A cambio tendremos de serie faros bixenon, volante multifunción, ajuste eléctrico de asientos delanteros y el mando iDrive. El sistema de sonido HiFi más accesible no es de serie y cuesta casi 700 euros. Las llantas de diez radios y 17” que aparecen en las fotografías cuestan 604 euros adicionales. Dotar de algo de lujo al BMW (entendiendo lujo como control de crucero, navegador y sonido HiFi LOGIC7, una tapicería más exclusiva y la dirección activa) hace que el presupuesto no baje en ningún caso de los 65.000 euros.

Resumen

BMW ofrece un aislamiento del techo retráctil tan bueno que no parecerá que viajemos en un descapotable, de hecho la diferencia con el coupé es bastante escasa. Saab sin embargo ofrece un estilo más auténtico con su capota blanda, de calidad y con ajustes de calidad aptos para cualquier climatología. La pega es que nunca nos olvidaremos de que es un cabrio.

¿Preparado para lo siguiente?

Compartir el artículo

WhatsAppEmailFacebookCopiar link

Todos los artículos

Comparativa: Audi Q2 vs MINI Countryman – Marcando tendencia

Comparativa: Renault Scénic Vs SEAT Ateca – Juego de tronos

Comparativa: Lexus GS F vs Nissan GT-R – El placer japonés

Mostrar más