Reparación del tubo de escape

Que el tubo de escape esté en buen estado es fundamental, tanto para el medioambiente como para una ITV exitosa. Estas pequeñas filtraciones son normales, ya que con el paso del tiempo los materiales del tubo de escape tienden a oxidarse y a perder consistencia.

Estas pequeñas filtraciones son normales, ya que con el paso del tiempo los materiales del tubo de escape tienden a oxidarse y a perder consistencia. Para comprobar que este es efectivamente el problema, basta con visualizar el tubo de escape de forma superficial. Si presenta orificios, conviene reparar el tubo de escape sellando estas fisuras de forma manual. Existen numerosos kits de reparación para tubos de escape en el mercado; estos paquetes suelen incluir dos elementos: por una parte la pasta selladora y, por otra, el vendaje para recubrir la zona.

Arreglo del tubo de escape con un kit de vendaje

Para la reparación del tubo de escape, además del kit de reparación, son necesarios otros elementos suplementarios: un gato, guantes de goma, una lija y un cepillo. Primero es preciso echar el freno de mano y elevar el coche con la ayuda del gato hidráulico para que sea más fácil trabajar debajo del coche. El siguiente paso consiste en limpiar en profundidad la superficie del tubo de escape con el cepillo, ya que es una zona que acumula polvo y tierra. A continuación, habrá que lijar la zona del orificio para que no queden bordes salientes.

Una vez que la zona a tratar está limpia y pulida, es necesario hacer uso de los guantes para que la pasta no dañe la piel. Hay que aplicar la pasta selladora directamente del bote sobre la fisura y extenderla con la mano. Luego se coloca alrededor el vendaje, apretándolo bien. La forma de fijación depende del kit elegido, algunos vendajes ya disponen de una abrazadera que ha de apretarse con un destornillador. Otros sistemas no cuentan con esta abrazadera, por lo que se impone hacer uso de un alambre para fijar la venda.

Una vez colocado el vendaje, se aplica de nuevo la pasta selladora sobre sus bordes, extendiéndola de forma homogénea. Ahora solo queda esperar al menos 24 horas para que la pasta se seque y el vendaje se fije. Tras retirar el gato, se enciende el coche y se comprueba si los ruidos han desaparecido y si ya no existen fugas de gas.

Compartir el artículo

WhatsAppEmailFacebookCopiar link

Todos los artículos

Cómo cambiar el embrague de una moto

Cambio de aceite de motor

Reparación de lunas

Mostrar más